Lecturas tras una derrota intrascendente

El Racing debía cambiar de modelo y olvidar el carrusel de fichajes de cada pretemporada

Javier Menéndez Llamazares
JAVIER MENÉNDEZ LLAMAZARES

Hasta el sábado, el que suscribe estaba convencido de que el Racing debía cambiar de modelo y olvidar el carrusel de fichajes de cada pretemporada. Plantearse un proyecto a medio plazo, basado en la cantera y reforzando simplemente los puestos clave. Una adaptación al fútbol del ‘sistema Pinone’ del Estudiantes en los años ochenta: un veterano con carisma y vocación docente, rodeado de promesas de la casa. Sin embargo, todo mi convencimiento se vino abajo durante el amistoso frente al Barakaldo en Lasesarre: La Albericia nos dará muchas alegrías, pero habrá que darle tiempo. Mucho tiempo.

Los resultados de pretemporada no importan demasiado, pero sí que habría que tomar buena nota de cómo ganó el Barakaldo, porque los partidos oficiales serán un calco: llegadas por las bandas y remates en el área. Así que si el año pasado lamentábamos el estilo reservón del equipo, todo apunta a que esta temporada habrá que redoblar los esfuerzos en defensa. Desde luego, con lo que se pudo ver en Lasesarre no va a ser suficiente. Al equipo, aparte de centímetros, le hace falta con urgencia un central rápido y un goleador. Que ojalá salieran de la cantera, pero no tiene pinta.

En el capítulo positivo, en los primeros minutos pudo verse prácticamente al mismo Racing del final de la pasada temporada, bien plantado y con vocación ofensiva. Aquino es el mejor fichaje, todo un lujo para la categoría, y de su hermano Matías seguro que hablaremos mucho a lo largo del año. También dejaron buenas sensaciones el mediocentro pródigo, Quique Rivero –qué buen toque tiene– y Gonzalo de la Fuente, que se mostró contundente y bien posicionado. Héber, Javi Cobo, Gándara e Iván Crespo estuvieron a un gran nivel, y de Granero mejor hablamos otro día.

Si nos ponemos optimistas, el bloque de Viadero continúa sólido; cuando quieren jugar, no tienen rival. Si somos realistas, sigue habiendo un agujero enorme en la defensa: el primer gol local llegó de un remate de cabeza dentro del área chica; el segundo, en un córner. Si se pulen esos detalles, nos espera un gran año.

Fotos

Vídeos