Fútbol / Racing

Llegar y saltar al campo

Llegar y saltar al campo
Antonio 'Sane'

El recién aterrizado Adán Gurdiel se perfila como titular para el partido ante el Leioa

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Esto no para. El show debe continuar. El cierre de mercado y la mal gestionada salida de David Córcoles del Racing han enturbiado un poco más el ambiente y soliviantado a parte de la plantilla verdiblanca en medio de la ya dubitativa marcha del equipo. Pero el balón sigue rodando y el domingo espera un nuevo enemigo. A las puertas. El Leioa volverá a testar la presunta fortaleza del conjunto dirigido por Ángel Viadero, que sigue dando dos de cal y una de arena. El despido del futbolista alicantino ha dado paso a la llegada de su sustituto, Adán Gurdiel. El berciano se estrenó ayer a las órdenes del míster de Canalejas y todo hace indicar que ni siquiera pasará por el banquillo en el inminente choque frente al cuadro vasco. Llegar y saltar al campo.

El exjugador del Lorca parece que ha llegado bien en el aspecto físico. Y Viadero, a tenor de las pruebas implementadas durante la sesión matinal de ayer en los Campos de Sport de El Sardinero, tiene de pinta que le dará la titularidad sin miramientos aunque esté recién aterrizado en Santander. Tampoco hay muchas más opciones. Con la salida de Córcoles, el nuevo jugador racinguista se queda como único lateral derecho específico, con los recursos de un central como Gándara o un mediocentro como Sergio Ruiz para situaciones de emergencia. Pueden actuar ahí, pero no son especialistas.

Lo cierto es que Gurdiel dejó buenas sensaciones en su primera toma de contacto con el equipo racinguista. Dio muestras de un buen manejo de balón y bastante profundidad. Al fin y al cabo, se trata de un lateral derecho eminentemente ofensivo. La principal incógnita, que posiblemente se resuelva en el partido del domingo, será ver su rendimiento en la faceta defensiva.

Gándara entrenó ayer como central junto a Regalón y Granero regresó a la medular

En la línea de atrás, Gonzalo está prácticamente descartado para el partido ante el Leioa. El central burgalés se ejercitó ayer junto al recuperador José Ángel Gutiérrez y no participó en ningún momento en el trabajo del resto de sus compañeros. En ese pelotón de los tocados estuvo también el delantero Borja Lázaro. No jugará el domingo después de que el Comité de Competición desechase el recurso racinguista por la segunda tarjeta amarilla del partido ante el Sporting B y, con una pequeña sobrecarga, los servicios médicos decidieron que el madrileño se lo tomase con calma.

entrenó con normalidad Paco Regalón en el tradicional partidillo de los jueves. El cordobés, que ha venido arrastrando problemas en su rodilla, será titular en el choque ante el Leioa. Y su acompañante, sin Gonzalo disponible, será Miguel Gándara. Viadero podría haberse decantado por retrasar a Borja Granero al centro de la zaga. Sin embargo, visto el naufragio ante el líder, parece que el técnico prefiere al valenciano en su puesto natural para dotar de fuerza el centro del campo verdiblanco. Lógicamente, Julen Castañeda será el lateral izquierdo titular. Tampoco hay más donde elegir.

Sergio Ruiz y Quique Rivero se disputan un puesto en el doble pivote, mientras que arriba Viadero duda entre César Díaz y Acosta

Siguiendo con el doble pivote, ahí es donde se cierne una de las dudas mostradas ayer por el entrenador verdiblanco. Antonio Tomás aún continúa renqueante de sus problemas físicos. Por eso, parece que Viadero se debate entre dos opciones. Por un lado, Sergio Ruiz. El astillerense está siendo uno de los jugadores más destacados de la temporada por su regularidad dentro de la poca consistencia generalizada del equipo cántabro. Se ha ganado la titularidad por méritos propios. Por el otro está Quique Rivero, quien podría tener una nueva oportunidad de reivindicarse. El cabezonense tuvo opciones de salir en el mercado invernal -incluso a Segunda División-, sin embargo, el club ha decidido que permanezca en la plantilla a la espera de que recupere su mejor nivel. Sería importante. Por las bandas, Óscar Fernández y un aparentemente recuperado Héber serían los extremos titulares.

Y en la parte delantera, con la importante ausencia de Borja Lázaro y el 'overbooking' de efectivos tras el cierre del periodo de compras de enero, surge la otra duda principal de la que puede ser la alineación de Ángel Viadero para recibir al Leioa. Dani Aquino es insustituible. Nadie se plantea no ver al murciano entre los once titulares si no es por alguna desgracia en forma de lesión o de sanción. Por ahí, no hay incógnitas. Queda por saber su acompañante. En la sesión matinal de ayer, el entrenador verdiblanco probó dos alternativas principales. César Díaz no marcó ante el Sporting B, pero durante este mes de enero ha marcado tres goles en cuatro partidos. Esa es su principal carta de presentación como opositor a la titularidad. Aunque también tiene sus opciones otro de los nuevos. Fue el primero en llegar, pero sólo contó con algunos minutos en el choque frente al Mirandés. Franco Acosta trabaja para convencer al míster de que puede aportar algo diferente e importante en el ataque racinguista.

Son nombres, piezas a colocar. Lo que pasa es que Viadero tiene un problema más profundo en su equipo. Cambiar el ánimo, la dinámica y dotarle de personalidad propia, porque, hasta ahora, el Racing ha dado demasiados tumbos.

«Para la gente de mi edad el Racing es un club grande»

El último en llegar al Racing, Adán Gurdiel, tuvo ayer su rueda de prensa de presentación oficial. El futbolista leonés afirmó en su primera comparecencia ante los medios que lo que le atrajo del equipo cántabro es «lo que representa. Para la gente de mi edad, hablar del Racing es hablar de un club grande», dijo el lateral de 24 años.

Gurdiel quiso agradecer «al club y a la gente que ha confiado en mí» a la hora de su incorporación a las filas verdiblancas y explicó que no tuvo dudas a la hora de dar el sí quiero. «Si te llama un club como el Racing no hace falta pensarlo. Estoy muy contento, ilusionado y con ganas de ayudar al máximo al equipo», comentó.

El nuevo lateral derecho racinguista, que ha firmado hasta el 30 de junio con la posibilidad de ampliar su estancia en Santander en caso de ascenso, no quiso definirse. Solamente hizo propósitos de aquí al futuro. «No me gusta hablar de mí. Lo que digo siempre es que intento dar todo de mí. Trabajo, compromiso y ayuda a mis compañeros. Eso es lo que prometo, ayudar a buscar el objetivo del club, que es el ascenso».

Gurdiel afirmó que se encuentra bien fisícamente pese a no haber jugado desde diciembre. «Venía entrenando en el Lorca. Si el míster dispone de mí, aquí estoy», dijo. Además, reconoció que habló con algunos excompañeros con los que ahora coincide en el vestuario racinguista como Julen Castañeda, Gonzalo o Juanjo:«Cuando vi que había interés me puse en contacto con ellos. Me han animado a que viniera».

Dijo entender las exigencias de la afición a sus futbolistas. «Es lógico que pidan que el club esté donde merece estar, por eso intentaré dar lo mejor de mí y hacer lo mejor posible para que todos lo consigamos», aseguró. De todas formas, cree que «aún queda mucha Liga». «Tenemos que intentar ganar el domingo. Poco a poco y haciendo las cosas bien, se debe remontar esta diferencia de puntos».

Por su parte, el director general del Racing, Víctor Alonso, asumió, aunque sólo en parte, que la actuación del club en el despido de Córcoles no ha sido adecuada. «Que se ha hecho mal, lo hemos reconocido. El plan inicial no ha podido llevarse a cabo. A partir de ahí, hemos hecho lo que teníamos que hacer, aunque nos preocupa el daño que le hemos podido hacer a un profesional como Córcoles. Lo que nos ha marcado ha sido no encontrar a un lateral sub 23. El plan inicial era otro, pero entendimos que debíamos preservar el potencial deportivo del equipo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos