«Ahora mismo no nos merecemos entrar en el play off»

Borja Granero, ayer en La Albericia. /Javier Cotera
Borja Granero, ayer en La Albericia. / Javier Cotera

Borja Granero admite que el vestuario ha hecho autocrítica y no sólo por el partido en Zubieta, sino por los resultados de toda la temporada

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYARSantander

«Es una semana dura y muy difícil». Con esas palabras resumía ayer Borja Granero la situación que vive el Racing tras la derrota en Zubieta. El capitán no había hablado hasta ahora tras la debacle del domingo en San Sebastián. Con gesto de preocupación y una pose cabizbaja dio la cara ante los medios que estaban ávidos de obtener respuestas a un desastre casi inexplicable a ojos de los aficionados. Estaba claro que el pasado domingo el Racing se jugaba la vida. Las opciones de amarrar el cuarto puesto y poder disputar play off pasaban por ganar a la Real Sociedad B y cuajar un buen partido para superarles en el goal average. No se contemplaba otra opción. Pero pasó todo lo contrario. La peor pesadilla racinguista se materializó en 90 minutos y todo se disolvió de un plumazo.

Ver más

No son pocos los que alzan la mano con el índice extendido y señalan directamente a los jugadores. Algunos de ellos son los mismos que el domingo se llevaban las manos a la cabeza después de los dos goles del Sanse en la primera parte. No entendían nada. «La explicación es sencilla, creo que ellos fueron mejores», arguyó Granero ayer. Y como respuesta para quienes achacan esa falta de ganas a los futbolistas que estuvieron sobre el césped, añadió: «No fue un tema de actitud sino de aptitud. Fueron muchos más aptos que nosotros y merecieron ganar. Nosotros lo intentamos, pero ellos fueron mejores».

Eso sí, el valenciano no quiere tirar balones fuera y reconoce que dentro del vestuario se ha hecho autocrítica después del desastroso partido del pasado domingo. Un examen de conciencia que no sólo abarca la deblace de Zubieta, sino el resto del año. «Los culpables somos nosotros y hemos sido críticos todo el año. Sabemos que hemos hecho cosas que no están bien, que ha habido partidos claves durante el año en que no hemos estado bien y este fin de semana fue otro. La crítica es que no merecemos estar en play off ahora mismo». Así de claro. Granero no hizo más que expresar un incómodo secreto a voces. Un 'run run' que alcanzó su máxima expresión ante el filial donostiarra, pero que ya se había hecho sentir en otros momentos de la temporada, como el viaje a Baracaldo.

Autocríticas aparte, para Borja Granero lo que paso el domingo no fue fruto de la presión o de que les pesara en demasía la responsabilidad que se había cargado sobre sus hombros, o sobre sus piernas como se prefiera. «El domingo no se dio nada. Ni nosotros hicimos un buen partido, ni tampoco el trabajo que habíamos intentado llevar a cabo durante toda la semana. No salió nada. Ellos estuvieron muy acertados en la primeras acciones y al final no hubo ninguna opción», explicaba el capitán verdiblanco. Como decía Picasso, «la inspiración existe, pero debe encontrarte trabajando», en caso contrario plasmar en el lienzo algo que valga la pena se vuelve una tarea harto complicada.

Sin embargo al valenciano no le tembló el pulso a la hora de señalar culpables. Exoneró de toda responsabilidad a los entrenadores que han pasado esta temporada por el Racing. Ni Viadero ni Pouso son culpables de la situación deportiva que ahora mismo atraviesa el Racing a los ojos de Granero. Aunque dice que todos los estamentos del club deben hacer autocrítica, admite que los jugadores son los mayores culpables. «Al final somos los que jugamos, nosotros tampoco vamos a engañar a nadie. Es evidente que hay cosas que ayudan y que todo el mundo tiene que hacer autocrítica dentro del club, pero los que jugamos al fin y al cabo somos nosotros y tenemos que asumir la culpa», aseveraba con voz tímida, pero segura. Y se echaba encima un lastre más. «Yo el principal porque soy el capitán. Para eso me eligieron, para asumir la culpa».

Sensaciones

Granero ve difícil estar en condiciones para el partido ante el Real Unión el domingo a las 18.00 en El Sardinero. Así todo, el jugador intentará tratará de poder sumar, aunque lo cierto es que no las tiene todas consigo. «Intentaré llegar al domingo, pero con las sensaciones de hoy –por ayer– lo veo difícil, aunque aún quedan muchas horas». El valenciano entró en la convocatoria de Zubieta forzado por las circunstancias adversas que se le presentaron al Racing. A perro flaco todo son pulgas. La inesperada lesión de Sergio Ruiz, con una rotura de fibras de grado I-II en el recto anterior de la pierna izquierda, propició que el capitán regresase de nuevo a la convocatoria. «Iba un poco justo», comentó para describir sus sensaciones después del partido del pasado domingo.

Y ahora que el final de temporada se vislumbra ya en el horizonte las impresiones no son tan halagüeñas como en años anteriores para el valenciano. «A este final de año he llegado muy justo, más que casi ningún año anterior, incluso más que el año pasado». Reconoce que si pudiera cambiaría su manera de proceder. No hubiera forzado tanto su rodilla de saber lo que le esperaba ahora. «Echando la vista atrás igual debería haberlo hecho diferente. Haber parado antes y dejarme de intentar jugar y demás, pero las cosas están así y son consecuencia de lo que has hecho. Esto no es casualidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos