Fútbol-Racing

Pau Miguélez, baja por rotura del obturador de la cadera

Pouso habla con Pau./Alberto Aja
Pouso habla con Pau. / Alberto Aja

El canterano arrastraba molestias desde hace días y este jueves las pruebas confirmaron la lesión | No está descartado para el domingo, pero resulta difícil que llegue a tiempo

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Después de varios días arrastrando dolores en la cadera, Pau Miguélez acudió este jueves a la clínica y recibió la fatal noticia: rotura del obturador externo de la cadera de la pierna derecha. No se trata de una lesión grave ni que le pueda ocasionar un periodo de baja muy prolongado, pero en principio le obliga a parar y a tratarse la zona. El primer consejo es el reposo y el diagnóstico no es concreto: pendiente de evolución. No está descartado para el partido del próximo domingo ante el Logroñés, pero la lógica invita a pensar que no estará disponible.

Los médicos prefieren ser cautos. El cántabro acudió al entrenamiento de este jueves en La Albericia vestido de paisano para comunicar a Pouso la noticia. No entrenó y este sábado se someterá a un trabajo específico. Pau no fue convocado el pasado domingo en Tudela, pero en los últimos partidos sí estaba contando para el técnico. De esta manera, el camino le queda mucho más abierto a Héber Pena para ocupar la banda izquierda del equipo.

El Racing llega al final del campeonato sin excesivos problemas físicos en comparación con los que le han azotado durante la temporada. El contratiempo de Miguélez se suma a la pérdida de Antonio Tomás que se conoció el pasado lunes. El veterano futbolista, con rotura de fibras en el isquiotibial de su pierna derecha, estará de baja al menos tres semanas y el pronóstico más optimista sitúa su regreso para la primera eliminatoria del play off -si se logra la clasificación-. El otro de los jugadores que dijo adiós a la temporada fue Javi Gómez; el joven defensa sufrió una nueva lesión muscular, que se suma a otras dos más -una de ellas en el tobillo- y que le han supuesto un año prácticamente en blanco.

Granero ensayó de central y de pivote y podría volver a la lista de convocados

El otro de los futbolistas que sigue en la sala de espera es Paco Regalón. El andaluz sólo pudo hacer carrera continua y su concurso el próximo domingo en El Sardinero está en el aire. Parecía que no iba traerle mayores problemas el golpe en la rodilla que sufrío la semana pasada y además de dejarle fuera de la lista que viajó a Tudela es probable que tampoco aparezca en la de mañana. Justo ahora que el central había recuperado parte de la confianza del entrenador vuelve a toparse con las lesiones. Regalón ha superado este curso una dolencia muscular y otra en la rodilla que le apartaron del equipo un buen número de jornadas.

Granero, en la reserva

Por otro lado, al que ya se le pudo ver trabajar con normalidad fue a Borja Granero. El capitán volvió a aparecer en los ensayos de Posuo por partida doble; durante el entrenamiento se colocó en el pivote, como mediocentro, y en algunos momentos en la defensa, como central. El valenciano es uno de los comodines que maneja el entrenador, pero se antoja prematuro para esta semana. Después de algo más de un mes de recuperación y según el modo de proceder del técnico vasco resultaría soprendente verle en el equipo. Si es probable que entre en la convocatoria con vistas a ir ganando ritmo y confianza, pero también es cierto que en su demarcación hay jugadores de sobra.

No es la primera vez que Granero llega justo sobre la campana a un play off; desafortunadamente ya le tocó vivir esta misma situación la pasada temporada y con menos fortuna sufrió algo parecido el año del descenso de Segunda División, cuando su primera lesión grave de rodilla le apartó en el último tramo de campeonato. Aquella vez se perdió el final y reapareció muy entrada la campaña siguiente, ya en la división de bronce.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos