Racing | César Díaz

«Va a ser un partido bonito»

César Díaz con Héber Pena./
César Díaz con Héber Pena.

César Díaz confía en que el Racing dé «el gran golpe de autoridad del año» en Zubieta y derrote a la Real Sociedad B para encarrilar la presencia en el play off de ascenso

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Ayer, apenas un día después de derrotar a la Unión Deportiva Logroñés, aún resoplaba de alivio. Porque la victoria ante los riojanos, esa sin la que nada de lo que viene ahora tendría sentido, fue de lo más sufrida. César Díaz (Villamalea, Albacete, 1987), resumía con una sonrisa de satisfacción un partido que se puso cuesta arriba y en el que al final, salió cara. Y cuyo valor era máximo. «Ganarlo suponía que dependeríamos de nosotros mismos». Antes de su merecido día de descanso, el manchego ya hacía volar su mente hacia el gran partido del año. Ese ser o no ser del próximo domingo en Zubieta ante la Real Sociedad B. Quien gane, tiene pie y medio en la fase de ascenso y quien pierda, pie y medio fuera. Para un futbolista, un partido de los que gusta jugar. El pronóstico del atacante verdiblanco no puede ser más claro: «Va a ser un partido bonito».

El vestuario verdiblanco seguro que aún guarda como eco algún bufido de alivio tras la victoria ante la Unión Deportiva Logroñés. «En la primera parte se encendieron las alarmas. Pero en la segunda jugamos francamente bien», apunta Díaz. El triunfo ante los riojanos vale una certeza: «si el Racing gana los dos partidos que quedan, estará en el play off de ascenso. Con eso no echamos más cuentas».

Pero el calendario caprichoso ha querido que dos de los cinco equipos inmersos en esa pelea por el play off se jueguen un partido a cara de perro. Díaz respeta a un filial txuri-urdin que viene de apear del liderato de grupo al Sporting B. Y además, jugará en casa. Un contratiempo para un Racing que no ha estado precisamente brillante a domicilio en este curso. «Sí que es cierto que ha habido partidos en los que no hemos estado bien fuera». Aunque el manchego quiere aferrarse al que es de momento el gran triunfo fuera de casa. «En Miranda (0-1) se dio un golpe encima de la mesa». Por eso César Díaz redobla la apuesta. «En Zubieta puede ser el gran golpe de autoridad del Racing del año».

«Si ganamos los dos partidos que quedan, estamos en el play off», dice César Díaz

En la rueda de prensa posterior al partido ante los logroñeses, Pouso pidió comprensión a los periodistas para no hablar de la Real Sociedad B. «El martes descansamos y el miércoles ya hablamos de lo que queráis», espetó el míster. Y esa misma consigna les ha dado a sus chavales antes del choque más determinante de toda la temporada. «Hoy, a desconectar y a partir de mañana, a estar focalizados de cara a la Real Sociedad B», añade el manchego.

Manejo de balón

A estas alturas de curso, sorpresas hay pocas o ninguna respecto al juego de los equipos. Y los donostiarras cumplen a la perfección con la definición de lo que debe ser un filial. «Tienen muy buen manejo de balón, con gente joven y buenas individualidades. Gente capacitada para solucionar partidos», comenta el delantero verdiblanco. Del encuentro de la primera vuelta, un empate a cero en los Campos de Sport, no se pudieron extraer demasiadas conclusiones. «Llovió mucho y el campo estaba muy encharcado».

Ante la juventud de los jugadores txuri-urdines, el manchego aboga por explotar lo contrario. «Tenemos que aprovechar esa veteranía que a ellos les falta». El desarrollo del partido dictará, en opinión de César Díaz, si el Racing decide hacerse con el control del balón o dejar que los donostiarras lleven la iniciativa y así salir a la contra. «Cuando no tenemos el balón nos encontramos cómodos y también sabemos responder llevando la iniciativa. Habrá que hacer lo que toque en cada caso».

Lo que tiene al racinguismo en un sin vivir es que su equipo haya llegado a la penúltima jornada de la Liga en una situación tan explosiva como la actual y sin haber asegurado cuanto menos la presencia en el play off de ascenso. «Nunca sabes lo que puede pasar a principio de temporada. Veníamos de una campaña con una puntuación histórica y no sirvió para ser primeros. Sabíamos que en esta iba a haber más equipos implicados». Lo que nadie imaginaba era que hubiese tanta igualdad. «Es que a falta de dos jornadas no hay campeón y el play off no está asegurado». El cambio de grupo ha podido influir en ello. «El año pasado, en el grupo I, era un juego distinto. Menos directo, con más toque. En este, sobre todo los equipos vascos son muy físicos, muy aguerridos. El juego es más directo».

Noventa minutos para vencer en Zubieta y así finiquitar ante el Real Unión en los Campos de Sport el billete para la fase de ascenso o, dependiendo de los resultados que se produzcan, encomendarse a un milagro en la última jornada. Desde mañana, los jugadores del Racing y todo el racinguismo ya sólo pensará en el partido del domingo. Pero la victoria ante el Logroñés ha hecho «ganar confianza» al equipo. La presión ya es máxima. «Tenemos que sacar adelante el partido del domingo», añade Díaz. Pero la ilusión también es enorme. «Será un partido exigente, pero también bonito. Y dependemos de nosotros». El racinguismo no espera otra cosa que ese gran golpe de autoridad del que habla el futbolista manchego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos