Fútbol / Racing

Pouso no tira la toalla: «Hay que estar enchufados porque el Racing todavía tiene una opción»

DM

El entrenador defiende la implicación de la plantilla y reconoce que es improbable que el Tudelano gane al Bilbao Athletic, una condición imprescindible para que el Racing entre en play off

DM .
DM .Santander

El entrenador del Racing de Santander, Carlos Pouso, ha reconocido que está siendo una semana «difícil» porque la derrota ante la Real Sociedad B fue «un palo», pero lo que más le preocupa es que percibe que se está «hablando poco del partido y todavía hay una opción y hay que estar enchufado».

El técnico vizcaíno, que ha comparecido hoy en rueda de prensa, ha reiterado que él es el «máximo responsable» de la situación del Racing y que cuando vienen mal dadas «no queda otra que agachar la cabeza y aguantar el chaparrón y pedir perdón».

«Si los resultados no son los que esperas te tienes que sentir culpable y jodido, el fútbol es muy bonito cuando se gana, pero es muy jodido cuando se pierde, hay mucho nivel de frustración cuando no se logran los objetivos», ha incidido Pouso.

Sin embargo, aunque reconoce que es difícil que el Tudelano gane al Bilbao Athletic -victoria necesaria junto a la del Racing para clasificarse para el play off- ha indicado que no quiere ponerse en la situación de «no generar ocasiones y que de repente ponga en el marcador Bilbao Athletic 0 - Tudelano 1, porque entonces las espadas se pueden convertir en lanzas».

Ver más

Pouso ha matizado que ve difícil la victoria de los navarros»por el mero deporte, no por cosas raras o que el Tudelano se vaya a dejar ganar», y ha restado importancia al acuerdo de colaboración entre ambos clubes porque «estas cosas existen». «Creo en la limpieza de la competición y la honestidad», ha añadido.

Para el último partido de la temporada regular, Pouso no podrá contar con Antonio Tomás, Borja Granero, Sergio o Juanjo, descartados, y mantiene las dudas de Borja Lázaro, Gándara, Javi Gómez y Dani Aquino, todos ellos con molestias.

Carlos Pouso ha asegurado que «nadie piense que se tiran del barco» porque todos quieren ayudar y ha dicho que ellos también sienten y el otro día pudo ver «las caras y las lágrimas de alguno».

«Yo pongo la mano en el fuego por los chavales y espero no quemarme, pero creo que haremos un gran partido», ha aseverado el entrenador verdiblanco que ha defendido, a pesar de los rumores, el buen ambiente del vestuario desde su llegada a Santander. «Es un grupo profesional de la pera».

«Me preocupa más que estén pensando más en cómo capear el temporal, en cómo nos reciba la gente, que tiene toda la razón para pegarnos la mayor pitada de la historia, pero eso hay que extrapolarlo para intentar ganar el domingo», ha manifestado.

Sobre la dimisión de parte de la directiva, Carlos Pouso cree que es una decisión que ya tendrían tomada, y ha valorado que aunque a nivel deportivo no se ha conseguido el objetivo, esta directiva «ha hecho muchas cosas bien».

Preguntado por si ésta sería su última rueda de prensa como entrenador del Racing, Pouso ha señalado que «si Dios quiere habrá otra rueda de prensa el domingo y ojalá el próximo viernes, sería un bombazo», aunque ha reconocido que tiene «pocas esperanzas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos