Fútbol | Racing

Pouso piensa en Sergio Ruiz y Óscar para sustituir a los sancionados

Pouso conversa con Sergio Ruiz y Óscar (izquierda). /Javier Cotera
Pouso conversa con Sergio Ruiz y Óscar (izquierda). / Javier Cotera

Ocuparán los puestos de Antonio Tomás y César Díaz y los ensayos apuntan a que el Racing jugará en Villaviciosa con dos delanteros puros

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

A Carlos Pouso le toca reinventar; tapar los huecos que las sanciones y las lesiones van abriendo. En el regreso de este miércoles al trabajo tras dos días de vacaciones, las miradas estaban en quiénes serían los sustitutos de Antonio Tomás y César Díaz, que deberán cumplir un partido de castigo por acumulación de tarjetas. Sergio Ruiz y Óscar Fernández son los que parten con cierta ventaja después de traducir el entrenamiento de este miércoles en La Albericia. La sesión, la más larga de la semana, sirvió para ver que la plantilla mantuviese la intensidad de los últimos días y para que los presentes tiraran de intuición si querían acertar con los planes del vasco.

A Sergio Ruiz se le vio cumplir con los pronósticos y tomó el puesto de Antonio Tomás; el cántabro jugará en el doble pivote con Quique Rivero. Tiene toda la pinta de que Pouso podría apostar nuevamente por un sistema 4-4-2, con dos hombres en el centro del campo y otros dos abiertos en las bandas. Sergio es el futbolista más utilizado en la zona ancha; tan pronto ha jugado escorado a la derecha como de faro, en el centro. Sus virtudes le colocan como el más indicado para cumplir con esa doble función de crear y guardar el sitio. Precisamente este último apartado es el que más le está costando, dada su tendencia natural a conducir en exceso y a sumarse al ataque. Cuando el equipo juega con tres futbolistas en la línea del centro se encuentra más respaldado, pero en el clásico sistema se ve más obligado a mantener la posición. Su compañero será Quique Rivero, para el que la llegada de Pouso ha sido vital. Su fútbol de toque y posesión le encaja al entrenador vasco y el domingo tiene pinta de que repetirá una jornada más.

También apareció en las alternativas Javi Cobo, tanto en el pivote como en la banda. El canterano es uno de los 'comodines', pero parece que está en un segundo escalón. Los ensayos de La Albericia consistieron en varios partidos con el campo reducido, en el que el cuerpo técnico probó a los jugadores por parejas; entre ellas se pudo ver a Gonzalo y Gándara en el centro de la defensa. Salvo sorpresa, el dúo que también jugó el pasado domingo en El Sardinero cobra fuerza. Gándara firmó en las dos últimas jornadas dos actuaciones completas que invitan a pensar que por el momento supera a Regalón. Este miércoles volvió a trabajar pegado a Gonzalo que sí parece el primero de la lista. En los laterales, Adán Gurdiel y Julen Castañeda no tienen rivales hasta la fecha.

Al que se le vio activo y con ganas durante la mañana fue a Héber Pena. El gallego parece que está recuperando esa chispa que tenía en el primer tercio de Liga. A pesar de sus problemas en la muñeca -juega con una prótesis para proteger la operación de escafoides a la que fue sometido el pasado mes- está llegando al final de campeonato en un buen estado de forma.

La posición de Aquino en el campo condiciona el planteamiento de partida del equipo

En la última parte de la sesión se pudo comprobar que Borja Lázaro y Dani Aquino, como era lógico, apuntan a titulares el domingo. Al murciano, sobre el que versan muchos de los planteamientos del cuerpo técnico, se le vio acertado y con intensidad. Si finalmente el Racing juega como ayer entrenó, con dos delanteros, acompañará a Lázaro en ataque con libertad. Precisamente al madrileño sí que se le vio ayer con chispa y motivado. Pouso completó el grupo con varios chavales del juvenil y el filial y el trabajo se extendió por espacio de dos horas. A continuación prosiguieron con la tarea en el gimnasio. Tan solo Borja Granero está descartado para entrar en la lista de convocados; el capitán siguió con su trabajo específico para recuperar su rodilla y aunque la evolución es satisfactoria, los médicos han preferido esperar una semana más para que se incorpore al grupo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos