«Desde que me fui, tenía muy claro que en algún momento quería volver»

Celedonio

Quique Rivero se presentó ayer como nuevo jugador del Racing, el club en el que se formó y del que salió hace cuatro años

MARCO G. VIDART

Más que una presentación, era un reencuentro. El de alguien que emigró del club de toda su vida en unos tiempos mucho más oscuros. Pero Quique Rivero (Cabezón de la Sal, 1992) siempre ha tenido un ojo para su Racing en los cuatro años que ha estado fuera de Cantabria. En 2013, puso rumbo a Tenerife, donde pasó dos temporadas. Y otras tantas ha estado en Cartagena. En este cuatrienio ha seguido el devenir de su Racing. Y ha visto que aquel equipo al borde del colapso en la época de ‘Harry’, está mucho mejor. En el pozo de la Segunda B, sí, pero con otro aire. Y el cabezonense quiere formar parte de otro proyecto bonito. Del que culmine con el retorno a ese fútbol profesional que tanto significa para el club. Rivero ha vuelto porque el Racing es otro distinto al que había cuando se fue. «Se están haciendo las cosas muy bien y el club va por buen camino».

El cántabro fue el primer fichaje que se anunció y ayer fue el primero en presentarse. Víctor Alonso, director general del Racing –también estaba Pachín, el director deportivo– señaló que el acuerdo con Rivero es «por tres temporadas, aunque con vocación mutua de que sea por mucho más tiempo». El directivo verdiblanco agradeció al cántabro el empeño por volver a su club de origen, «ya que nos consta que ha tenido propuestas muy importantes de bastantes equipos, algunas de ellas seguramente con mejores condiciones económicas».

El protagonista de la mañana verdiblanca comenzó con una declaración de intenciones. «Desde que me fui, tenía muy claro que en algún momento quería volver», señaló Rivero. «Y creo que ese momento era ahora». El centrocampista abandonó en 2013 la disciplina verdiblanca con 21 años y ahora vuelve con 25. «Creo que estos años fuera me han servido de mucho. Se dieron las circunstancias oportunas para mi vuelta. Y estoy muy contento por ello».

El de Cabezón de la Sal no olvida, como cualquier racinguista, aquellos años oscuros. «La época en la que yo me fui de aquí es una de las peores en la historia del club, turbulenta». Desde Tenerife primero y luego desde Cartagena, el cántabro ha estado informado de lo que ocurría con su Racing. «He seguido durante todo este tiempo al club». Y para fichar por el Racing, ha pesado en la balanza la actual situación que, en opinión de Rivero, vive el equipo verdiblanco. «Creo que se están haciendo las cosas muy bien. Reflejo de ello es cómo está el campo, cómo está la afición del equipo, la unión que hay con la ciudad. Se están haciendo las cosas muy bien y el club va por buen camino».

Objetivo, el ascenso

El mediocentro de Cabezón no tiene otra intención en el regreso a su tierra que conseguir el objetivo que en esta última temporada se escapó de entre los dedos. Ese ascenso que se esfumó en aquella maldita segunda parte en El Sardinero ante el Barça B. «El objetivo personal creo que es el mismo que tienen mis compañeros y que tiene todo el club, llevar a este equipo a Segunda División», afirmó el cántabro.

Rivero ha retornado a su casa, pero el habitual trasiego que hay en el fútbol ha hecho que de aquellos compañeros que conoció en el Racing, no haya ninguno en la actual plantilla. Si le suenan más los canteranos, niños hace cuatro años. «Más o menos los conocía de verlos jugar cuando estuve aquí». Pero aunque sus nuevos compañeros son eso, nuevos, Rivero conoce de sobra cómo son los Granero, Iván Crespo... «A los que están del año pasado más o menos los conozco futbolísticamente, ya que he seguido partidos del Racing».

El objetivo del ascenso será un poco más fácil «si quedamos primeros de grupo». Un Grupo II que aún es una incógnita para el Racing. «Creo que ahora mismo no podemos valorar eso. Las plantillas están a medio hacer, con muchos jugadores por venir. Sí parece que por llegar de Segunda División el Mirandés es el más fuerte, pero no se puede saber ahora quién estará arriba», resaltó el cántabro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos