El Racing ya ha abonado tres cuartas partes del segundo plazo de su deuda concursal

El Racing ya ha abonado tres cuartas partes del segundo plazo de su deuda concursal
Celedonio Martínez

El club ha efectuado transferencias a los acreedores que lo han requerido y quiere «cumplir escrupulosamente»

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYAR

El Racing está saldando su deuda. El aspecto económico, aunque lejos de dejar de dar quebraderos de cabeza a la entidad racinguista, va poco a poco estabilizándose y adquiriendo tintes de normalidad y solvencia. Una buena noticia para la directiva de Manolo Higuera. El Racing ya ha comenzado a abonar los 2.040.000 euros del segundo plazo de su deuda concursal (la mitad de lo que tendría que haber pagado de haber ascendido a Segunda). El plazo, al menos sobre el papel, el 31 de diciembre. Más claro: el domingo.

Hasta el momento el club ya ha pagado tres cuartas partes de esta cantidad. Lo que supone un desembolso de entre el 70 y el 75% del total del pago requerido, que comprende a todos los acreedores que ya reclamaron el año pasado, en el primer pago efectuado en diciembre de 2016.

El director general de la entidad verdiblanca, Víctor Alonso, asegura, sin ofrecer cifras concretas, que «el pago de las cantidades para los acreedores que ya nos lo han requerido formalmente se está cumpliendo de forma escrupulosa». Según Alonso, el Racing ha efectuado ya las transferencias de los demandantes para asegurarse de cumplir con la obligaciones del convenio. «Los pagos están ordenados. Hay transferencias nacionales e internacionales y por eso hemos querido comenzar a dar ya las órdenes de abono para que los montantes lleguen en el plazo de unos días a las cuentas pertinentes y cumplir así de manera puntual con los tiempos que nos marca la ley», explica el gestor del Racing, que también confirmó que, como ya ocurriera en diciembre del pasado año, los pagos pueden alargarse y continuar produciéndose en los primeros días de 2018, en caso de que faltase alguno. « El plazo es flexible, con tal de que se pague, que es lo que estamos haciendo», sostiene Alonso. «La idea es que todos los ingresos se produzcan ahora, antes de que finalice el año, pero si se retrasa un poco más no pasa nada. Ya ocurrió el año pasado», añade al respecto.

Hacienda, otro asunto

Estos pagos no contemplan la deuda con la Agencia Tributaria, que rompió su acuerdo con el club tras los incumplimientos durante la 'Era Okupa'. Únicamente las obligaciones corrientes con clientes y proveedores, que se contrajeron durante etapa de Ángel Lavín 'Harry' y Francisco Pernía estaban al mando del club. Durante esa época no solo se acumularon los impagos a proveedores, es decir, deuda ordinaria, sino también con el fisco, y además se magnificaron al no cumplir el Racing con los plazos estipulados para abonar las cantidades requeridas. De esta manera el club se vio asediado por los números rojos que ahora tratan de sanear gracias la entrada en el accionariado de la entidad del Grupo Pitma como accionista mayoritario después de la imposiblidad de conseguir la atomización. El grupo empresarial se ha hecho cargo desde entonces de las deudas generadas por el Racing a través de una línea de crédito para hacer frente a los gastos que genere la sociedad anónima deportiva.

La implicación de Pitma con el Racing comenzó en 2016, pero fue este año cuando el conglomerado empresarial pasó a meterse de lleno en las entrañas del Racing. En diciembre de aquel año se hicieron con el 30% de las acciones del club mediante una ampliación de capital a cambio de 1,2 millones de euros. Después, y tras echarse atrás el Gobierno de Cantabria en su compromiso de patrocinar al club, Pitma se hizo con el control de la mayoría de las acciones de la entidad. Por ahora las aportaciones del grupo empresarial cántabro han permitido al Racing mantenerse con vida y seguir soñando.

Las claves

Las cifras
La entidad pagará 2.040.000 euros correspondientes a este segundo plazo
El límite
El 31 de diciembre se cierra, teóricamente, un plazo «flexible» que puede alargarse hasta enero
El total
La deuda concursal ascendía a 11,5 millones, de los que ahora restarán por abonarse unos nueve

Este pago que ahora desembolsa el Racing a través de la financiación que pone a su disposición el Grupo Pitma supone el 17,5% de la deuda en que quedó aprobado el concurso, y es, hasta hora, el desembolso más importante al que ha tenido que hacer frente la entidad desde que entró en concurso de acreedores, renegoció su deuda y fue objeto de una quita que le permitió reducir las cantidades totales adeudadas. Que no eran pocas. En concreto el Racing acumuló un pasivo de 45 millones de euros bajo la presidencia de Francisco Pernía, una circunstancia que le tuvo abocado a su desaparición, pero que consiguió salvar de manera milagrosa. Aunque a día de hoy las consecuencias aún colean. De esos 45 millones, 22 correspondían a la deuda ordinaria y el resto a la contraída con Hacienda. Al declararse el concurso de acreedores, esa cantidad de deuda ordinaria se redujo a la mitad: 11,5 millones. Esta es la cifra que se ha fraccionado en pagos anuales, que comenzaron el año pasado y que el Racing debe continuar abonando durante los próximos tres años hasta finiquitar todo lo adeudado.

Y el panorama que se dibuja para el club es hacer frente a estas cantidades con la ayuda del Grupo Pitma y los ingresos que consiga a través de la venta de jugadores. Otro gallo cantaría si se lograse el ascenso a Segunda División. El desahogo económico sería mucho mayor.

Derechos televisivos

La deuda con Hacienda no tiene ya capacidad de negociación, ni de maniobra. Se debe abonar íntegra sí o sí. Se deben 5,3 millones de euros sin que medie ningún calendario de plazos pactados, por eso los casi 450.000 euros que el club podría ingresar por derechos televisivos y cuyo ingreso puede ser aprobado en el próximo Consejo de Ministros del día 29 de enero, estarían 'embargados' y destinados a sufragar parte de esta deuda que el club mantiene con el fisco.

El Grupo Pitma hace las transferencias desde su propia sede

«Las transferencias las está haciendo Pitma, que es quien pone el dinero. Se están pagando una una a cada uno de los acreedores vía internet y desde las oficinas del Grupo Pitma, no del Racing», explicó Manolo Higuera, presidente de la entidad verdiblanca. El máximo mandatario del club, refrendó las palabras de Víctor Alonso, gerente del Racing, y también confirmó que los pagos se han comenzado a realizar esta semana, sin indicar un día concreto, y que se seguirán efectuando al menos hasta el próximo viernes. «El dinero está, el resto es burocracia», sentenció.

Este Consejo aprobará una modificación en el reparto de los derechos televisivos que estaba incluido en el Real Decreto 5/2015 de Comercialización de los Derechos Audiovisuales. La expectación de los mandatarios racinguistas no puede ser mayor, ya que dicho trámite podría suponerle al club el ingreso de algo más de 400.000 euros en concepto de subvención de la cuotas de la Seguridad Social de los jugadores que la entidad abona.

En concreto, la modificación en el reparto que recoge el Real Decreto hace alusión a dos temporadas, la 2016-2017 y la actual, 2017-2018. En este sentido, el club santanderino soportó alrededor de 220.000 euros en el primero de los ejercicios, mientras que en el segundo todo apunta a que la cantidad será un poco mayor. El montante sería ingresado de inmediato, al menos lo correspondiente a la pasada campaña; para lo relacionado al segundo el plazo se extendería al transcurso del primer semestre de 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos