El Racing aprobará hoy un presupuesto de 2,99 millones de euros

Pedro Ortiz, uno de los patrones del Racing, charla con el presidente del club, Manolo Higuera. /Javier Cotera
Pedro Ortiz, uno de los patrones del Racing, charla con el presidente del club, Manolo Higuera. / Javier Cotera

La sociedad arrojó un déficit de 70.000 en el ejercicio 2016-2017, como se anunciará esta mañana en la Junta General de Accionistas

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Un trámite quizá farragoso, pero imprescindible. Quizá incluso aburrido para gran parte de la masa social, pero con un poso de satisfacción por contraste respecto a la Era Harry. Así afronta la directiva del Racing la Junta General. A partir de las 10.00 horas en primera convocatoria (los accionistas que no lo hayan hecho podrán acreditarse hasta media hora antes) el Consejo de Administración someterá a la votación de los socios las cuentas del año pasado, que contemplan un gasto de 4,4 millones de euros y el presupuesto de la próxima, que asciende a 2,99.

Si la calma de las últimas temporadas es ya una tónica más o menos general desde el desalojo del 31 de enero de 2014, lo que sí estrenará el Racing es escenario: la sala de exposiciones de la Universidad Europea del Atlántico, situada en el Pctcan, a la que se deberán desplazar todos los accionistas con derecho a asistir a la Junta (se exigen al menos cinco títulos, lo que significa un valor nominal de 25 euros).

El presupuesto se ha visto visiblemente rebajado, puesto que en el ejercicio correspondiente a 2016-2017, cuyas cuentas se aprobarán también hoy, se habían presupuestado 4,7 millones teniendo ya en cuenta los traspasos de los hermanos San Emeterio y Koné, que no se imputaron en el curso anterior. En consecuencia, la previsión para la temporada actual es más modesta, con una diferencia de casi 1,8 millones. Sin embargo no es, en la práctica, tan extrema como parecen insinuar los números fríos.

las cuentas 2016-207

Ingresos ordinarios
El Racing tuvo unos ingresos ordinarios de 2.085.994 euros que incluso superan ligeramente a los 1,9 previstos originalmente.
Ingresos genéricos
Los ingresos totales,incluyendo también atípicos, imputación de subvenciones y otros, ascendieron a 4.405.950 euros.
Gastos contables
Los gastos contables (no los reales) fueron de 6.469.438, pero otro ingreso de 4.429.020 que figura como ‘otros resultados’ permite cuadrar cuentas.
Deuda WGA
La partida de 4.429.020 responde a la desaparición de la deuda con WGA Sports Holding tras declararse su concurso culpable.
Deudas acumuladas
A cambio, las deudas acumuladas han provocado un resultado de financiero negativo de -2,3 millones, pese a que el de explotación era de +2,3
Inmoarrabi
La deuda con la sociedad Inmoarrabi ascendía según las cuentas a 1.307.583 en 2016, pero ya «no es vinculada al cierre», de acuerdo con la memoria.

También se debe tener en cuenta que el Racing ha optado por imputar distintas cantidades pendientes a su cuenta de ingresos y gastos para sanear al máximo su contabilidad. El motivo, cumplir los ratios que se exigen para ingresar en la LFP en caso de que al fin ascienda a Segunda División. De hecho, los gastos contables (que no reales) fueron de casi 6,5 millones de euros.

El peaje para esta limpieza contable no será muy caro: unas pérdidas de 70.000 euros que no condicionan el normal funcionamiento de la sociedad pero contrastan con los 12.000 de beneficio que arrojaron las cuentas del ejercicio anterior. Todo gracias a que tras la calificación de concurso culpable en las personas de Ahsan Alí Syed y la sociedad instrumental con la que se cambió la titularidad de las acciones (WGA Sports Holding), el Racing ya no debe responder por los 4.429.020 euros que le reclamaba tras haber llevado al club al borde de la quiebra. Se ha habilitado así un apunte contable que evita que las cuentas reflejen un enorme pasivo para el actual volumen de negocio y dimensión de la sociedad (hubiera sido de más de dos millones de euros).

Con este contexto, la Junta General de Accionistas de 2017, correspondiente al ejercicio comprendido entre el 1 de julio de 2016 y el 30 de junio de 2017, se prevé cómoda para la directiva, más allá de las habituales preguntas de algunos accionistas descontentos. Tampoco tendrán problemas en aprobar sus números: el Grupo Pitma cuenta ya con el 61% de las acciones tras hacerse con la representación de Inmoarrabi y una parte de los títulos de Auto Gomas y Artipubli. Además, y dentro de ese 39% aún atomizado entre los accionistas minoritarios, la directiva tiene también a título individual un buen número de acciones.

El presupuesto para la campaña actual contempla un coste de la primera plantilla de 1,435 millones, de los cuales 825.000 responden a los futbolistas profesionales del primer equipo. Se rebaja así -o se intentará rebajar, puesto que se trata solo de una previsión- por cuarto año consecutivo el gasto en emolumentos de los jugadores, como ya se hizo tras el descenso a Segunda B y en las temporadas posteriores.

En el ejercicio 15-16, el primero de los tres consecutivos que los verdiblancos concatenan en la categoría de bronce nacional, fue de 967.530. Las cuentas de la temporada ya vencidas, esas que se someterán a la aprobación de los accionistas ya con mayoría absoluta del Grupo Pitma, reflejan un gasto de 856.663 euros en la misma partida, mientras que para el actual curso se han previsto 825.000.

Se trata pese a su austeridad de un presupuesto deficitario, puesto que el informe ya auditado prevé que será necesario ingresar 240.000 euros en concepto de operaciones de jugadores (traspasos, cesiones o comisiones por formación y otros conceptos) para alcanzar esos 2.995.000 euros que el club necesita recaudar para cubrir gastos... siempre que se cumplan unas estimaciones muy modestas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos