Al Racing y a Aquino les falta un delantero

Aquino estuvo vigilado en todo momento por la zaga del Mirandés/Daniel Pedriza
Aquino estuvo vigilado en todo momento por la zaga del Mirandés / Daniel Pedriza

El murciano estrenó su cuarta pareja en tres jornadas de Liga sin que el potencial ofensivo del equipo mejore

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

El gol es lo más caro. En el fútbol hay pocas cosas que cuesten más que un delantero, supuestamente el encargado de hacerlos. Es como el 'jefe de filas' de una escuadra ciclista; el que marca la diferencia y la referencia del resto de sus compañeros. Como en muchos ámbitos de la vida –no en todos, afortunadamente– el dinero es el único reclamo para atraer a esos jugadores que con sus goles convierten a un grupo en el líder. El Racing tiene menos del que quisiera, pero en cambio tiene en sus filas a uno de los mejores atacantes de la categoría, Dani Aquino. Como tal, no faltaron pretendientes para llevárselo de Santander, pero afortunadamente el Racing sigue teniendo eso que no se paga con dinero y el murciano no se fue. Eso y un contrato firmado al que se le mejoró sensiblemente. Sin embargo, todo es poco.

El ataque del equipo se convierte en muy predecible cuando Aquino no entra en juego

Aquino fue titular ayer y estrenó un nuevo compañero en el ataque, Javi Cobo. En la primera jornada se emparejó con su hermano Matías;en la segunda, el pequeño de los Aquino le dio el relevo a Juanjo tras una primera parte muy pobre. Durante el transcurso de ambos partidos, Viadero colocó a la vera de Dani a César Díaz... Pruebas y más pruebas en busca del binomio que se llevó el dinero y que la falta de este no permitió al club solventar el problema. El Mallorca se llevó a Abdón Prats con una oferta tres veces superior a la racinguista y en ese preciso momento en El Sardinero se dieron cuenta de que sería muy difícil tapar el agujero del balear.

La Segunda B –al menos entre los equipos aspirantes al ascenso– se ha subido a la parra y el Racing ni se acerca a las uvas. Sólo le queda esperar a que se caigan. Por esa razón –más que de peso– al cuerpo técnico no le queda otra que inventar cada domingo. Lo de Matías fue una sucesión de oportunidades;el chaval probó y encontró en la ausencia de delanteros una puerta por la que entrar en el Racing, pero para los objetivos del equipo se necesita algo más. Lo de César Díaz e, incluso, lo de ayer con Javi Cobo son medidas alternativas. Pero hasta ahí. La única carta que le queda a Viadero es que Juanjo se ponga bien ya. Al de Ontaneda no le ha traído el dinero. Después de tanto exilio le importan otras cosas. Su fútbol es más resolutivo que vistoso, pero sea como fuere el equipo lo necesita.

Llegó con tantas ganas que se lesionó por exceso y por eso su presencia se ha reducido a salir al campo desde el banquillo. Poco más. El Racing se vio obligado a mejorar el contrato de Aquino, Héber Pena e Iván Crespo para mantener ese bloque que para Pablo Alfaro, entrenador del Mirandés, es lo que le da ventaja con respecto al resto de rivales en el Grupo. Debido a esa circunstancia se tuvo que gastar los cuartos –los que tuviese– en armar al equipo sin poder entrar en la puja por los grandes delanteros.

No hay ningún jugador que fije la defensa rival.El murciano acostumbra a moverse entre líneas

Aquino lleva tres goles y sus tantos han supuesto seis puntos para el Racing. Su aportación es tal que la distancia entre el murciano y el resto es tan grande que cualquier contratiempo que sufra afecta de lleno al grupo. La microrotura que seprodujo en Guernica le sacó del equipo en la eliminatoria copera y el potencial ofensivo de los racinguistas descendió enteros. Entre las ganas del murciano y las necesidades de Viadero, el ariete volvió ayer al campo y en la primera parte las pocas ocasiones que tuvo el Racing fueron de él. El partido ante el Mirandés fue un calco de tantos que el pasado año ganó el murciano para su equipo. El Racing sin Aquino se vuelve predecible y el delantero sin alguien con quien repartir responsabilidades baja su rendimiento. En todo esto no ha cambiado nada;o el ‘9’ se inventa algo o el Racing es más inocente que una borrachera de limón.

La temporada pasada su espectacular puntería mantuvo vivo al equipo, que sólo frenó su racha cuando a Aquino se le mojó la pólvora. Hasta que no llegó Prats, el ataque del equipo se limitó al murciano y esta temporada y tras lo visto ayer tiene pinta de que hasta el mercado de invierno el panorama va a ser muy similar. La puesta a punto de Juanjo y la aportación de un versátil Álex García son los recursos que le quedan por explorar a un Viadero que no parece tener carencias en defensa ni en el centro del campo, pero que en la delantera, donde se marcan las diferencias, está ‘pelao’. Los goles no sólo los marcan los atacantes, pero con la forma de juego del Racing la segunda línea está tan lejos de la portería rival que aunque quieran no pueden crear peligro. Tercera jornada y los verdiblancos ya han enseñado las debilidades.

Fotos

Vídeos