El Racing pregunta por Koné

Koné, el mejor regalo de fin de año. /Andrés Fernández
Koné, el mejor regalo de fin de año. / Andrés Fernández

Hace un mes el club se dirigió por primera vez al Leganés, que no ofreció facilidades | El equipo pepinero, con el que ha jugado cinco partidos de Liga en dos temporadas, no cuenta con él, pero su elevado sueldo bloquea su cesión a Santander

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

De gordo no tiene nada, pero a buen seguro que Koné sería el primer premio de la lotería para el Racing. Con su regreso –en calidad de cedido– no necesitaría mucho más el club para aplacar las pretensiones de una masa social que frunce el ceño cada vez que se pregunta por las posibilidades de ascenso de su equipo. El costamarfielño siempre ha sido un sueño desde el primer momento en que se marchó de Santander, pero también no es menos cierto que los responsables verdiblancos han preguntado abiertamente por su situación. Esto último es una realidad constatable.

El Racing y el Leganés ya estuvieron en contacto incluso la pasada campaña, y ahora se han repetido. El delantero acudió a los Campos de Sport en el último partido que el Racing jugó ante la Real Sociedad B y la relación entre los mandatarios racinguistas y el jugador es muy fluida. Sin embargo, ni el Leganés quiere regalar nada ni el Racing está en condiciones de afrontar el sueldo actual del africano, lo que no impide que el Racing insista. Ya le ha comunicado a Koné su deseo de que juegue lo que resta de temporada en Santander y al futbolista no le incomoda la posibilidad, pero queda mucho camino por recorrer. La realidad es que el futuro del delantero es un tanto incierto porque con los madrileños ha jugado cinco partidos en las dos temporadas que lleva vistiendo la camiseta blanquiazul –la de entrenamiento–, pero su salida no es sencilla.

En Leganés prefieren una salida a un club de Segunda División antes que al Racing Preferencias

El Racing ha sondeado la posibilidad de traérselo de regreso y el Leganés le ha remitido directamente a la ficha del futbolista.Parece evidente que la única modalidad que encaja en una hipotética negociación es la de una cesión, pero en cualquier caso, la elevada ficha que actualmente recibe el delantero hace muy difícil la operación. Los madrileños solo estarían dispuestos a negociar una salida exclusivamente si el club al que fuera cedido Koné soporta la nómina del futbolista. Las cifras en las que se mueve su contrato son a todas luces inviables para el Racing pese a que el costamarfileño es el primero de la lista de delanteros que maneja la secretaría técnica.

El futbolista ve conbuenos ojos volver a jugar en Santander, pero su salida no depende de él Deseo

Koné es del agrado de Viadero y, sin duda y el objeto de deseo del presidente, Manolo Higuera, que ya inició los contactos para traerle a Santander la pasada temporada y los retomó hace un mes. El mandatario sabe que el cartel del delantero y su carisma entre la afición racinguista serían el mejor de los avales para completar un mercado de invierno inminente. Nadie mejor que él para disipar las dudas que planean en un ambiente titubeante. Sin embargo, el Racing no es el primer nombre que baraja el Leganés. A los pepineros les podria interesar antes un club de Segunda División donde el posible rendimiento de Koné tendría más repercusión. Además, a un equipo de la división de plata le sería más sencillo sufragar la ficha íntegra del delantero y no el Racing, que podría llegar a una parte pero nunca entera de la misma.

El Racing sólo podría soportar una parte de su ficha, escollo fundamental para su regreso Un problema

En las oficinas de los Campos de Sport se encomiendan así a una carambola o a que el futbolista presione para jugar en Santander. Ttodo pasaría porque a Butarque no llegue un interés firme de un club más potente que el santanderino y a última hora decidan dejarlo salir ante la posibilidad de que se pase la temporada en blanco.La gran trayectoria de los pepineros en Primera División, a tres puntos de los puestos europeos es un arma de doble filo. Por un lado, el rendimiento de los futbolistas que han participado hata ahora cierra las puertas a Koné, pero, por otro, la posiblidad de una lesión obliga a los responsables a no perder potencial en el banquillo. El delantero ya ha expresado su deseo de participar, pero tampoco está en una situación que permita muchas exigencias. Los días pasan y el próximo martes (26 de diciembre) la plantilla retomará los entrenamientos con los mismo efectivos que concluyó la primera vuelta.

Extranjero

Viadero y sus colaboradores han peinado el mercado en busca de los refuerzos que necesita la plantilla. La prioridad es fortalecer la delantera con uno o con dos efectivos si es posible. La orden es echar el resto por un goleador, como ya ocurrió la pasada campaña con Abdón Prats, por lo que si el presupuesto reservado para ello se lo lleva un futbolista de garantías habría consenso. La otra posibilidad sería conseguir la cesión de un atacante con ficha profesional y otro con licencia sub 23. La secretaría técnica ha sondeado el mercado extranjero, pero los posibles problemas burocráticos con la documentación han frenado las pretensiones.

Los posibles descartesde equipos de Segunda son el camino más viable para reforzar la plantilla Otras posibilidades

Las demoras con la llegada de los tránsfer han producido cierto recelo en las oficinas racinguistas. La otra vía –la más viable– es la contratación de algún descarte de los equipos de Segunda División. Ahora que ha llegado el ecuador de la Liga, los jugadores que apenas han participado en sus clubes suelen tener libertad para negociar una salida pactada. En un primer lugar, el primer deseo es mantener la categoría pero de no ser así buscan acomodo en los equipos con aspiraciones de la Segunda B y ahí es donde el Racing espera estar bien colocado.

También se ha tocado a equipos filiales; Barcelona,Sevilla... El Racing también ve con buenos ojos incorporar a futbolistas jóvenes que no ocuparían una ficha profesional.Además de delantero, se busca un centrocmapista que pueda jugar o bien por dentro o bien en la banda. En defensa se dan por satisfechos con el rendimiento de los actuales y la polivalencia de Gñandara, Granero y Sergio Ruiz para tapar posibles contratiempos en los laterales. Si bien el deseo era contar con los refuerzos lo antes posible, la realidad invita a pensar que hasta el final, cuando se produzcan los decartes, al Racing le va a tocar esperar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos