Fútbol / Segunda B

«Tenemos que resetear»

«Tenemos que resetear»
Daniel Pedriza

Ángel Viadero reconoció tras el empate de Vitoria que el Racing defiende bien, «pero con eso no vale»

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Ángel Viadero tardó ayer más que de costumbre en llegar a la sala de prensa para comparecer ante los medios. Quizá porque en el vestuario racinguista había más cosas que hablar que otros días. Al final, después de unos minutos, apareció con gesto contrariado. Como a la mayoría, lo que vio sobre el césped de Olaranbe no le gustó. «Sensaciones malas», reconoció el técnico de Canalejas, quien, en busca de alguna lectura positiva afirmó que «lo mejor que nos llevamos de aquí es el punto». Así de pobre fue la actuación del Racing.

El entrenador no lo niega. «No hemos estado bien». Es más, no obvió tampoco que su equipo se encuentra pasando un «bache». «Tenemos que resetear», dijo intentando dar un tratamiento al difícil diagnóstico de lo que le pasa a la plantilla verdiblanca a estas alturas del campeonato.

Sobre el césped, el santanderino achaca los mayores problemas de su equipo al rendimiento en el campo rival. «A nivel defensivo hemos estado correctos, pero en ataque tenemos que hacer muchas más cosas», afirmó. Con esos ingredientes, se dio el resultado que se dio. 0-0. Aunque Viadero no fue capaz de dar razones a lo que le sucede al Racing cuando cruza la línea medular. «Las explicaciones a veces son difíciles de dar. Lo que tenemos que hacer es resetear, buscar alternativas e intentar salir de la situación, sobre todo a nivel ofensivo. Creo que el equipo tiene que hacer más cosas. No estamos en un buen momento. Dentro lo sabemos y lo que tenemos que hacer es seguir trabajando», insistió el técnico santanderino.

El partido

De momento, no se fija en las diferencias con los rivales. O al menos prefiere no hacerlo. «Nos gustaría que no se nos distanciaran, pero eso ahora es lo menos importante. Nosotros lo que tenemos hacer es mejorar. No estamos bien. Al equipo le está costando mucho. De todas formas, aún es pronto y la distancia es normal», comentó.

Ángel Viadero también habló de «frustración» en el vestuario verdiblanco: «No estamos bien y cuando los jugadores no encuentran los caminos, desde el banquillo tal vez tampoco somos capaces de ayudarles. Nos frustra un poco a todos. El objetivo que tenemos siempre cuando venimos a competir es ganar y cuando no encuentras esos caminos la frustración hace que estés más nervioso». Respecto a eso de encontrar la senda adecuada, Viadero reconoció que es «parte mía».

«Debemos hacerlo mejor ante el Barakaldo»

Miguel Gándara volvió a ser titular ayer en Vitoria, en coincidencia con la lesión de David Córcoles en el lateral derecho. La defensa, de la que formó parte, fue de lo poco salvable del Racing en Olaranbe. El canterano reconoció que el equipo mejora en esa faceta: «Nos estamos haciendo fuertes atrás». Sin embargo, tal y como expresó Ángel Viadero en rueda de prensa, eso no es suficiente para un equipo que tiene grandes aspiraciones dentro de la Segunda División B. «Es una pena, porque veníamos aquí a por los tres puntos», lamentó el futbolista cántabro al término del choque frente al filial del Eibar. Gándara lo lamentó especialmente por «la afición que ha estado viendo el partido», que animó a su equipo una vez más, pero cuyo apoyo no tuvo premio sobre el césped. «Tenemos que hacerlo mejor el próximo día, ante el Barakaldo», deseó el defensa canterano, que, salvo sorpresa, volverá a salir en el once titular, mientras que su compañero Córcoles permanezca en la enfermería a causa de la rotura de fibras que se produjo en el partido frente al Izarra, en la localidad navarra de Estella.

En otra nueva probatura, el mediocentro racinguista no funcionó, por eso el técnico cree que debe «encontrar argumentos para cuando el equipo tenga la pelota y que tenga pegada, sea eficaz y genere ocasiones. Que sea más divertido de lo que lo estamos siendo». «Un equipo que pretende estar arriba... Una parte la hacemos buena, que es no encajar goles, pero con eso no vale», insistió.

Por último, al ser preguntado por su ánimo y sus fuerzas para dar la vuelta a la situación racinguista, habló en plural, como suele ser habitual: «Estamos todos mal. Contrariados. El equipo está fastidiado. El equipo quiere ganar. Quiere jugar mejor. Quiere estar con más presencia en el área contraria. No estamos contentos ninguno. Pero esto son partes del juego que nos toca vivir. Nuestro objetivo es buscar soluciones y seguir trabajando. No creo que haya otra medicina».

Fotos

Vídeos