Fútbol-Racing

El Sardinero resiste inmutable

Los aficionados de siempre nunca fallan. La asistencia al campo es la misma que la pasada Liga./Roberto Ruiz
Los aficionados de siempre nunca fallan. La asistencia al campo es la misma que la pasada Liga. / Roberto Ruiz

El número de espectadores es prácticamente idéntico y la visita de rivales directos se traduce siempre en un aumento sensible | Pese a la amargura del no ascender, la asistencia al estadio es la misma que la pasada campaña

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

El Sardinero no es una moda. Esta afirmación categórica se extrae de la simple comparación de los aforos en las primeras jornadas de la temporada pasada y la actual. Los datos son prácticamente idénticos; si el pasado ejercicio se logró una media por partido de 7.628 espectadores en los primeros ocho partidos -los jugados a 21 de noviembre-, en el curso actual -siete- la asistencia es similar con un promedio de 7.717. Los de siempre nunca fallan. Los números reflejan la fidelidad inquebrantable de los aficionados racinguistas, que pese a ser el tercer año que su equipo pulula por el llamado infierno de la Segunda B mantienen su apoyo domingo tras domingo. Los hechos no son más que otra muestra más de la asombrosa fe que el entorno del club tiene depositada en sus jugadores en contra de cualquier duda.

La pasada temporada se habían jugado ocho partidos ligueros en el estadio santanderino a estas alturas, en cambio en la actual son siete las comparecencias del representativo, por contra ha disputado uno más a domicilio. El análisis riguroso ofrece unos resultados realmente curiosos y es que a fin de cuentas, la afición del Racing sigue el mismo patrón. Si el año pasado el partido más atractivo y el que más atención suscitó fue el que enfrentó al Racing y a la Cultural Leonesa (jornada 11), primero contra segundo por aquel entonces, con 9.552 espectadores, la mayor asistencia de estos últimos tres meses fue la visita del Burgos (jornada 12), con 9.168. Es decir, el partido más atractivo hasta el momento en ambos campeonatos logró alrededor de media entrada. En aquella ocasión, los dos equipos -Racing y Cultural- protagonizaban un duelo que se prolongaría hasta el final con triunfo por la mínima -promedio de goles- de los leoneses. Su enfrentamiento de la primera vuelta fue, con permiso de los llenos que llegaron durante el play off, una de las mejores tardes en El Sardinero. Por su parte, el choque de hace tres semanas frente a los de El Plantío levantó la expectación debido al ultimatum que planeaba sobre la figura de Ángel Viadero como técnico del equipo. Durante la semana se pidió el apoyo del público, ya que, además, el rival era un enemigo directo por los puestos de play off.

El resto de la comparación mantiene unos parámetros muy similares, ya que la asistencia se repite prácticamente en ambas temporadas. La pasada campaña todas las jornadas rondaron los 6.000 espectadores, como en esta, y tan solo un partido superó la cifra de 7.000 coincidiendo con la llegada a Santander del Tudelano, que prometía ser uno de los rivales directos. Por su parte, en el presente curso ocurre lo mismo y todos los aforos están en torno a los 6.000 aficionados salvo el día en que al Racing le tocó en suerte enfrentarse al Mirandés, el conjunto que todas las previsiones emparejan como serio candidato al título final. Ese día, que finalizó con una derrota por la mínima del Racing ante los de Pablo Alfaro (0-1), El Sardinero logró 8.126 espectadores.

La importancia temporal de los puntos y el carácter del rival suelen ser las variables que suman más adeptos a la causa; siempre que a El Sardinero ha llegado un contrario de los que presumiblemente se convertirán en enemigos directos de los cántabros, los seguidores de siempre han encontrado más apoyo en las gradas.

Ante el Coruxo, el peor registro

Si acaso, por establecer el único punto distante entre los datos de las últimas dos temporadas, se observa que ante el Coruxo se obtuvo el peor registro, 5.453 aficionados, sensiblemente inferior a los 6.723 que presenciaron el duelo ante la Peña Sport de este curso. No es difícil extraer la conclusión de que a los seguidores verdiblancos aún les queda cuerda e ilusión pese a los dos desastres que llevan encima con sendos fracasos en el play off de ascenso. El racinguismo sigue vivo.

Es probable que lo mejor esté por venir, ya que después de una campaña tan intensa y con un final tan amargo los racinguistas estén guardando fuerzas y reservándose para los compromisos que vendrán más adelante. Esta misma sensación se extrae tras analizar los números correspondientes a los desplazamientos. Pese a la cercanía de las localidades donde este año le toca jugar al Racing -mayoritariamente vascas debido a su inclusión en el Grupo II- la masa social no ha protagonizado grandes desembarcos. Sirva de ejemplo que en lugares como Leioa, Amorebieta o Guernika, con poco más de una hora de viaje, apenas se han desplazado 300 o 400 seguidores. Todo indica que esta tónica, un tanto extraña, cambiará drásticamente en el próximo partido a domicilio puesto que el Logroñés como equipo y la capital riojana, como plaza, despiertan un atractivo más que demostrado. La mayor de las concentraciones que se recuerda en Logroño desde que su equipo más representativo abandonó la Primera División coincidió hace ya dos temporadas con la visita del Racing, por aquel entonces dirigido por Pedro Munitis.

Aún con todo, la marea verdiblanca sigue siendo una de las más numerosas que cada tarde de domingo viaja al 'exilio' a acompañar a su equipo. Pese a la falta de 'pilas' que parece tener el aficionado en este inicio de Liga, es difícil ver a menos de 300 hinchas en el estadio rival; Gijón o Mieres son el ejemplo. Por contra, a Santander -valga el dato como comparación- tan solo la compañía que tuvo el Burgos en su visita, alrededor de 500, se puede asemejar a la que protagoniza el equipo cántabro cuando le toca jugar fuera de El Sardinero. Es obvio que el final de la Liga, con la emoción el interés por conseguir el ansiado ascenso, suele multiplicar los datos, pero a estas alturas no deja de ser destacable lo que refleja el análisis.

Los aforos

Temporada 2017-2018

Jornadas / Espectadores

1. Racing-Arenas / 7.384

2. Racing-Mirandés / 8.126

3. Racing-Peña Sport / 6.723

4. Racing-Bilbao Ahtletic / 7.701

5. Racing-Barakaldo / 7.872

6. Racing-Burgos / 9.168

7. Racing-Lealtad / 7.327

Temporada 2016-2017

Jornadas / Espectadores

1. Racing-Palencia / 6.433

2. Racing-Pontevedra / 6.252

3. Racing-Burgos / 7.240

4. Racing-Valladiolid / B 6.733

5. Racing-Tudelano / 7.245

6. Racing-Cultural / 9.552

7. Racing-Coruxo / 5.453

8. Racing-Arandina / 6.662

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos