Fútbol | Racing

Gándara y Regalón, los dos únicos centrales disponibles para Tudela

Paco Regalón se lamenta ayer sobre el césped del campo 2 de las Instalaciones Nando Yosu tras sufrir un golpe en la rodilla. Se retiró de la sesión de trabajo, pero al final solo se le ha diagnosticado una contusión. /Alberto Aja
Paco Regalón se lamenta ayer sobre el césped del campo 2 de las Instalaciones Nando Yosu tras sufrir un golpe en la rodilla. Se retiró de la sesión de trabajo, pero al final solo se le ha diagnosticado una contusión. / Alberto Aja

El andaluz dio este miércoles un susto al recibir un fuerte golpe en su rodilla derecha que le obligó a retirarse del entrenamiento, pero sólo sufre una contusión

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

«Ha sido un fuerte golpe en el exterior de la rodilla. Se me ha inflamado, espero que no sea nada». Paco Regalón confesaba su preocupación al tiempo que le goteaba el agua de la bolsa de hielo que tenía amarrada a su pierna. Apenas diez minutos antes había salido maldiciendo del campo 2 tras recibir un fuerte golpe en un lance del entrenamiento. «Es que se me ha inflamado un poco», añadía mientras se mordía el labio inferior en señal de rabia. Con la mirada perdida le despidió Carlos Pouso; no quedaban ni cinco minutos para que se acabara la sesión en La Albericia y el susto planeó por unos instantes.

Granero, lesionado; Gonzalo, sancionado; Javi Gómez, el chaval poco antes se había marchado a la ducha, con un pinchazo en el isquiotibial... Al técnico vasco no le salían las cuentas, porque Regalón y Gándara eran sus dos únicos centrales disponibles para Tudela. Por la tarde las noticias fueron más tranquilizadoras. El andaluz tan solo sufre una contusión, nada que no se solucione durante estos días.

Parte médico

Paco Regalón.
Fuerte contusión en la rodilla. Aplicación de hielo y tratamiento.Pendiente de evolución.
Adrián Peón.
Contusión en el dedo meñique de la mano derecha. Si persiste el dolor se someterá a pruebas médicas.
Javi Gómez.
Pinchazo en el isquiotibial de la pierna izquierda. Posible rotura de fibras. Pendiente de diagnóstico.

La pareja ocupará el centro de la zaga en uno de los partidos más decisivos del campeonato y su puesta en escena llega por obligación. «Es una lástima que Gonzalo haya sido sancionado. Borja Granero, que también puede jugar ahí anda mejor; lo que pasa es que aún no está bien del todo... Pero tenemos un equipo con más gente», aseguraba Miguel Gándara, un futbolista que ha pasado de ser el comodín de la defensa a gozar de galones propios. Lo de la obligación tiene matices porque aunque es una realidad que no quedan más zagueros por utilizar, lo cierto es que para el partido del próximo domingo a Pouso ya le rondaba por la cabeza hacer cambios. A Regalón, que no jugó el pasado domingo ante el Osasuna B, le tenía en la lista como un fijo. Y es que el dominio del juego aéreo que del andaluz le tiene encasillado. «Si el místar me ve adecuado para jugar, perfecto, aunque a mi me gustaría jugar todos los partidos», reconoce. Y es que en cuanto a centrales parece que a Pouso Gonzalo le parece el más completo y luego Regalón y Gándara se alternan según el rival y el campo; el cántabro es de los elegidos cuando el delantero rival es rápido. «No sé. Hay tres o cuatro jugadores que podemos jugar ahí con garantías y el míster elige. Creo que todos cumplimos en cualquier situación», explicaba muy seguro Gándara.

«Me gusta que se me valore en los partidos con mucho juego aéreo, pero me gustaría jugar todos» Paco Regalón | Defensa del Racing

Pouso es veterano y la Segunda B ya le sorprende más bien poco. Sabe que en Tudela toca pegarse por alto y sin apenas concesiones a ras de hierba. «Es un campo en el que no se puede hacer mucho», confesó el pasado domingo. Pese a que el destino le ha hecho la alineación tampoco es muy distinta de la que tenía en mente, aunque en la preferida Gándara hubiera sido lateral. «No tengo ni idea. En Villaviciosa sí jugué ahí, quizás para defender más y guardar la posición, pero no sé qué habría pasado», señalaba el cántabro. En cualquier caso ya no son más que suposiciones porque las exigencias del guión han impedido elegir mucho.

No es la primera vez que Gándara y Regalón comparten el centro de la defensa. Lo han hecho en tres ocasiones y en varios momentos puntuales de otros partidos. «Jugamos a gusto. Todos tenemos una virtudes y lo importante es competir y ayudarnos», indica el andaluz.

Ver más

Llegó a Santander con la vitola de titular junto a Gonzalo, pero las lesiones no le han dejado tener regularidad. «He tenido varias. No me he perdido mucho, pero para mí es lo peor para un futbolista. No puedes ayudar, pierdes y es difícil de llevar». En cambio Gándara ha sido fiable como un reloj suizo. Siempre ha estado disponible y sin hacer ruido ha ido asentándose en el equipo. Su versatilidad le ha permitido ser el reserva habitual hasta convertirse en titular: «Estoy contento con la confianza que me da el míster. Nosotros entrenamos para ponérselo difícil. Estoy a gusto como central, que es donde he jugador siempre, pero también llevo ya partidos como lateral». La temporada pasada le sirvió de aprendizaje y en esta ya es uno más. Por su parte, Regalón se mostró tranquilo y motivado para aprovechar, pese a su veteranía, «cualquier oportunidad que llegue».

Puerta a cero

Ambos tendrán la difícil misión de proteger la portería en uno de los campos más difíciles. «El año pasado ya vimos lo que es el Tudelano. Es muy intenso, es difícil ganarle porque no concede nada en su casa. Ahora es decisivo cualquier partido, pero este es el que más porque es el siguiente», destacó Regalón. Ni el cordobés ni su compañero de retaguardia se salen del discurso oficial de la plantilla.«Sería un error pensar en lo que venga después. Ahora hay que ganar y seguir sumando». Ambos reconocieron que «el sistema defensivo ahora es más intenso -añadió Regalón- y tenemos más ritmo». Se encuentran a gusto el uno con el otro y también con el planteamiento de partida que utiliza Pouso. «Jugamos juntos y los números están ahí. Nos hacen cada vez menos ocasiones y eso es lo más importante. Nuestros delanteros parecen que están acertados y si atrás somos fuertes...».

«A mí me gusta el método de Pouso de no decir la alineación hasta el final; te mantiene enchufado» Miguel Gándara | Defensa del Racing

A Gándara le parece perfecto el método que utiliza el técnico vasco de no desvelar qué jugadores juegan hasta minutos antes de saltar al campo. «A mi me gusta, creo que consigue que cada uno mantenga las ganas de jugar hasta el final». El canterano, que salvo sorpresa seguirá siendo uno de los habituales en los partidos que restan de Liga, se mostró muy directo cuando se le preguntó por quién de los cinco equipos que optan al play off se quedará fuera: «Me da igual. No me importa. Lo único que tengo claro es que el Racing no».

Regalón, Peón y Gómez, a la ducha antes de tiempo

La sesión de este miércoles fue un tanto accidental, ya que tres jugadores tuvieron que retirarse al vestuario antes de tiempo.El primero en hacerlo fue Javi Gómez, ascendido el verano pasado del Racing B y para quien la temporada está resultando un calvario, sintió un pinchazo en el isquiotibial y se marchó cojeando. Sufre una rotura fibrilar y su pronóstico no es nada optimista. Un esguince de tobillo le dejó fuera varias semanas y ahora con esta lesión casi dice adiós a la campaña. Más tarde fue Adrián Peón el que se fue agarrándose la mano con fuerza. El portero del filial recibió un balonazo en su dedo meñique de la mano derecha y se someterá a pruebas médicas si la evolución de la zona dañada no es positiva. Al tratarse de un guardameta, la preocupación es mucho mayor. Y a todo ello, cuando ya el entrenamiento estaba a punto de acabar llegó el susto de Paco Regalón.El andaluz cayó fulminante al suelo y los gestos de dolor hicieron temer lo peor. Afortunadamente salió por sus propio pie y eso rebajó la tensión de los presentes y del cuerpo técnico que por momentos vio como uno de los pocos zagueros disponibles podía quedar fuera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos