Fútbol-Racing

«Vamos a tener que pelear mucho. No va a ser fácil»

Ángel Viadero posa en el vestuario de las Instalaciones Nando Yosu. / Javier Cotera

El entrenador del Racing, Ángel Viadero, se muestra confiado de cara al arranque liguero tras una pretemporada «positiva» y las lecciones aprendidas del pasado

SERGIO HERRERO | ASER FALAGÁN SANTANDER.

Ángel Viadero (Santander, 1969) afronta su segundo desafío. El primero fue el del año pasado, cuando protagonizó una abrupta salida de Burgos para regresar al club en el que se formó, aquel que tuvo que abandonar tras ver cómo no se le daba una oportunidad en el primer equipo. El objetivo era un ascenso que no llegó. Ahora lo busca de nuevo tras superar un difícil momento en el que se planteó incluso su continuidad.

-¿Qué balance hace de la pretemporada a una semana para la Liga?

-Positivo. No hubo lesiones importantes que ralenticen el ritmo de los jugadores y hemos tenido una buena adaptación de los recién llegados. Contar con la base del año pasado nos ha facilitado bastante el trabajo a nivel de puesta a punto táctica y en los conceptos de juego. Además, las pruebas que hicimos de competición para ir metiendo minutos y ver el ritmo del equipo han sido positivas en líneas generales. No debemos olvidar que la pretemporada no deja de ser lo que es: un periodo de pruebas y de oportunidades para que todo el mundo pueda demostrar de lo que es capaz. Creo que ya estamos preparados para competir con cierta garantía.

«Fue una decepción muy grande no ascender y entonces uno seplantea muchas cosas» Continuidad

«Cada equipo juega diferente y cada año nos vamos reinventando, se va modificando por etapas» Nuevo proyecto

«El balance es positivo; con una buena integración en la plantilla de los jugadores recién llegados» Pretemporada

«Uno fracasa cuando no ha puesto todo su empeño y nosotros trabajamos muchísimo» ascenso

-¿Qué enseñanza interiorizó tras no ascender la pasada temporada?

-Todo es aprendizaje continuo. Una gran parte del trabajo de los entrenadores es reinventarnos y pelear por una mejora continua. Al final siempre sacas conclusiones. Creo que fue un equipo bastante equilibrado y regular. Con unos números muy difíciles de superar que no creo que estén al alcance de muchos equipos. El aprendizaje del play off, donde en tan solo cinco minutos se puede ir el trabajo de todo un año entero, es complicado de analizar. Quiero decir que no porque te haya pasado esa vez y tengas esa experiencia, no hay demasiadas herramientas para que no vuelva a suceder. Esto no deja de ser un juego donde, a pesar de lo que la gente piensa, hay una parte muy importante de azar, de situaciones a veces preparadas pero en las que también influye, en un papel importante, los rivales y creo que probablemente el Racing no esté en Segunda por esos tres minutos de la primera parte.

-Tras no ascender ¿llegó a plantearse su continuidad?

-Sí, porque la decepción fue grande. Fue durísimo, aunque tratamos de preparar esa semana con optimismo, enseñar a los jugadores formas de poder dañar al rival, ejemplos de situaciones de poder dar la vuelta a un marcador tan adverso... Al final, cuando uno tiene esas decepciones, se cuestiona muchas cosas. Pero somos deportistas. Una vez que te tumbas, la grandeza y la gallardía del deportista está en levantarte y el club volvió a confiar en mí. Ahora estamos aquí con un nuevo proyecto, un nuevo reto y ojalá tengamos una temporada buena y consigamos el objetivo.

-¿La clave estuvo en el Barcelona B o en el Guijuelo?

-En el fútbol, las claves son todas. Depende de lo que uno quiera tomar como referencia. El Guijuelo fue un partido que jugamos muy mal la primera parte y que tuvimos la segunda para haberlo enmendado con unas cuantas opciones de gol, para haber conseguido al menos ese empate que nos habría permitido tener un punto más que la Cultural. Fuimos un equipo que apenas falló. Tanto la Cultural como nosotros fuimos dos equipos brillantes en el campeonato regular. Con estilos de juego un poco diferentes, pero con una capacidad de rendimiento increíble. Igual si hubiésemos ganado en Guijuelo habríamos perdido en Estella. El fútbol, al final, es acumular resultados y yo creo que el Racing llegó a la jornada 38 con unos números brillantes, históricos, de récord. Desgraciadamente, la Cultural tenía mejor golaverage y le sirvió para ganar. La clave al final es el último partido. Desgraciadamente, la eliminatoria con el Barça se quedó sentenciada en casa. Intentamos con todo el coraje trabajar y pelear en Barcelona, pero era prácticamente una eliminatoria ya imposible. Quedó sentenciada en Santander, en tan solo tres minutos de la primera parte y tres de la segunda.

-¿Por qué hay tanta reticencia a calificar el no haber conseguido el objetivo como un fracaso?

-Uno fracasa cuando no ha puesto todo su empeño en el campo. Fuimos una plantilla y un cuerpo técnico súper profesional. Trabajamos muchísimo. Es muy difícil ascender. De 80 equipos ascienden cuatro. De esos 80, había bastantes con más presupuesto que el Racing, entre otras cosas. Ascender, como en muchos deportes, está también en los presupuestos y en las posibilidades. Nosotros fuimos uno de los equipos que hizo todo lo que tenía que hacer para llegar a ese último partido con posibilidades de ascender y por desgracia chocamos con un gran equipo en un día en que nosotros acumulamos más errores que en muchísimos partidos del campeonato y donde situaciones que quizá en otros partidos habíamos manejado muy bien, en esta ocasión, tuvimos la mala suerte, entre comillas, o el poco acierto, de acumular en una misma eliminatoria, en minutos muy concretos, demasiados errores.

Un clásico de la categoría de bronce con estilo propio

Si algo caracteriza a ÁngelViadero es su profundo conocimiento de la Segunda División B. Seis temporadas en el Racing B, la mayor parte de ellas precisamente enSegunda División B, sirvieron para que se estrenara con un equipo profesional tras su paso por las categorías inferiores verdiblancas, en las que coincidió con la práctica totalidad de futbolistas surgidos en La Albericia en la época moderna. Después llegó un largo peregrinan por la Ponferradina, el Eibar, Pontevedra, Noja,Sestao River (el único en el que permaneció dos años) y Burgos, todos ellos enSegunda B, antes de regresar el verano pasado a Santander.Entonces buscaba el ascenso a Segunda.Ahora, con otra plantilla, también.

-Se quedó a las puertas del ascenso con el Sestao. Ahora también con el Racing. A la tercera, ¿irá la vencida?

-En eso estamos trabajando. Insisto en que ascender a Segunda es muy difícil y hay muchos ejemplos, donde los presupuestos juegan un papel importantísimo. Eso influye, porque tú puedes ir a cualquier parte a comprar cosas y el dinero es muy importante. Tenemos un buen equipo. Vamos a volver a pelear por estar ahí y ojalá sea a la tercera y que sea el año del Racing para poder ascender. En mi caso, los tres primeros ascensos que tuve -a Segunda B- fueron prácticamente tres de tres. El ascenso a Segunda, de dos que he disputado se me ha resistido en ambos casos. También, no es menos cierto que lo de Sestao fue un milagro. Fue una carrera de Fórmula 1 en la que uno iba con un utilitario y los otros iban en Ferrari. Al final, llegamos hasta donde llegamos. En esta ocasión, fue una eliminatoria equilibrada. El Racing llegó muy bien preparado, pero desgraciadamente en unos minutos de un partido acumulamos muchos errores.

-Si pudiese volver atrás, ¿cambiaría alguna decisión?

-El pasado cada uno lo puede traer al presente como quiera. A veces lo puedes traer de una manera amable, y a veces de una manera destructiva. Las experiencias que uno tiene en su vida tiene que analizarlas, pero es muy difícil volver al pasado. Es más importante que las experiencias que has vivido te sirvan para algo o que sepas qué hacer con ellas más que volver al pasado. La vida de nadie es perfecta. En ningún orden de la vida. Ni yo el año pasado fui el entrenador perfecto. Seguramente cometimos muchos errores de los que debemos intentar aprender, pero seguramente no lo vaya a ser tampoco este año.

«Se solucionó con naturalidad. Entendemos que fue una equivocación» Sobre Javi Cobo

«El espacio que tengan en el primer equipo va a depender de su rendimiento» Cantera

«La responsabilidad aumenta y ahora el único escenario es ascender» Regreso a segunda

-El Racing de esta temporada, ¿será más ambicioso en ataque? ¿Va a jugar de otra manera?

-A los entrenadores, de una u otra manera nos encasillan. Lo que tenemos que hacer es sacar buen rendimiento a los futbolistas, intentar que el equipo que tienes tenga unas señas de identidad que sean favorables para que ellos rindan de la mejor manera posible. Eso puede ser en cualquier orden de la vida o en cualquier empresa. Depende de lo que tienes, debes sacarle el máximo rendimiento y que sea competitivo, reconocible, que se sostenga en el tiempo, que sea cada día más fuerte a todos los niveles y que esté cada domingo más cerca de ganar que de perder y para eso tenemos que meter la estructura de juego que creemos que es mejor.

-Entonces, el estilo de juego no será el mismo

-Idéntico, no juega nadie. Cada equipo, cada año nos vamos reinventando. Probablemente el juego del Barcelona no tiene nada que ver al que jugaba Guardiola o al que jugaba Rijkaard. Hasta los entrenadores dentro de sus etapas van modificando comportamientos del juego. Si alguien analiza el punto de partida de ese equipo y analiza el actual, ha ido evolucionando, como todo en la vida. Nosotros también tratamos de ir evolucionando.

-El pasado mes de mayo, Javi Cobo hizo el amago de salir del equipo y quedó apartado del grupo. Esta temporada vuelve a ser un futbolista más de la plantilla. ¿Cómo se ha solucionado el desencuentro?

-Con naturalidad. Es un chico que sabe que se equivocó. No él, las personas que le orientaban. Entendemos que fue una equivocación, pero no deja de ser un chico de 18 años, un jugador que salió de la cantera. Errores cometemos todos. Lo ha subsanado, está loco por competir con el Racing. Esperemos que todos aprendamos de estas cosas y nada más. Estamos encantados con él. Además, creemos que no es el Javi Cobo de hace un año. Todos estos chicos de la cantera, el año de aprendizaje del año pasado les ha venido francamente bien y a día de hoy son jugadores hechos y derechos.

-La renovación de Dani Aquino, ¿es una buena piedra sobre la que cimentar el proyecto?

-Dani es un futbolista extraordinario. Aunque tenía contrato, éramos conscientes de que iba a ser un año donde iba a tener cantidad de alternativas para su futuro. Está aquí bien. Ha aterrizado de pie en Santander. Es consciente de la importancia de su figura en el Racing y el racinguismo. Creemos que todavía tiene margen de mejora. Aquí ha encontrado su sitio, ha evolucionado a nivel futbolístico, físico, de estado de ánimo y de madurez personal y para nosotros es una pieza muy importante.

-¿Qué posibilidades hay de reforzar algo más el equipo?

-Ahí está la dirección deportiva. La realidad es que tenemos un buen equipo, porque tenemos una buena base, porque la cantera aportó para que esa base sea real. La cantera es necesaria para cimentar esa base. A partir de ahí puedes acudir al mercado para tartar de traer a buenos futbolistas. La realidad es que nosotros en el mercado, este año y el pasado también, estamos en mucha desventaja con otros equipos. Además, las diferencias son reales y son grandes. Pero eso no quiere decir que la realidad no nos haya permitido volver a tener un buen equipo, porque tenemos una base buena del año pasado, porque hay una parte de la cantera que ha dado un nivel bueno y está ya integrada en el primer equipo y porque creo que los fichajes que se han hecho nos han ayudado a ser un equipo fuerte.

-Sólo tiene seis defensas para toda la temporada.

-Al final, hablamos, cantera sí, cantera no. Tenemos una plantilla corta. Gándara el año pasado empezó a ver qué pasaba con él y se hizo un hueco. Y ahora Gándara va a competir el puesto a Córcoles. Si alguien lo dice hace un año, diría: imposible. Ahí tenemos detrás a chicos de la cantera. Estamos viéndoles en la pretemporada. Nos falta de ver a Javi Gómez, porque ha estado con problemas físicos, pero entendemos que es un hombre que ya el año pasado estuvo con nosotros el tramo final del campeonato. Creemos que evolucionó muy bien. Vamos a ir por ahí. Si empezamos a fichar y hacer lo que hacen otros, no permitiríamos ese espacio. Pero insisto, el espacio de la cantera va a depender luego de su rendimiento.

-¿Cómo han llegado Juanjo y Antonio Tomás?

-Bien. Tenemos intentar darles tiempo, porque queremos que cojan la energía y preparen su musculatura como lo han hecho sus compañeros. Va a requerir un poco de preparación aparte, de ir más despacio, para que cuando se junten con el grupo tengan unas garantías óptimas de rendimiento y también de prevenir para que no se nos lastimen.

-¿Estarán para el estreno liguero?

-No lo veo fácil.

-Camus y Matías Aquino, ¿se quedarán en el primer equipo?

-A día de hoy están ahí. Cualquier convocatoria que hagamos vamos a estar con los justos. Tenemos una plantilla corta y están ahí. En el caso además de Matías, haciendo goles. Se ha hecho un hueco en el equipo. Vamos a ver cómo sigue evolucionando, que es evidente que tiene que seguir haciéndolo, pero estamos muy contentos con ellos.

-Juanjo, Antonio Tomás, Regalón y Gonzalo superan la treintena. ¿Es algo premeditado?

-No. Hemos tratado de traer buenos futbolistas, jugadores que nos ayuden a ser mejores, que nos den un rendimiento grande en la temporada. Sabíamos que íbamos a tener una plantilla corta. Bastante hemos hecho para competir con equipos de más potencial. Traer a jugadores pretendidos por muchos equipos, tampoco podemos pedir mucho más. Aparte de eso, están en una edad extraordinaria.

-Este es el tercer año en Segunda B. ¿Hay tensión por el ascenso?

-Tenemos mucha responsabilidad. Ya lo tuvimos el año pasado. La responsabilidad aumenta y ahora mismo el único escenario es ascender, pero esto es un juego y aquí tenemos ejemplos para que nos pongan a todos alerta. No es fácil ascender de Segunda B a Segunda. Si hay cierta angustia de ir perdiendo ese racinguismo que se fue generando. Tenemos una masa social que apoya al equipo y lo acompaña en los desplazamientos. Vamos a tener que pelear mucho y no va a ser fácil, pero contamos con una afición que nos da ese empujón.

-Antonio Tomás, Quique Rivero y Borja Granero son tres nombres de peso en el centro del campo. A ellos se suman Sergio Ruiz y Javi Cobo. ¿Es un escenario difícil para un entrenador?

-Cuando uno tiene buenos futbolistas no es un problema, es una bendición. Tenemos un mediocampo más completo que el del año pasado. De todas formas, ahora mismo parece que se habla de tres gallos y dos chavales. Para mi ellos no son dos chavales. Sergio Ruiz y Javi Cobo son jugadores del Racing y tendrán que hacerse un hueco como Antonio Tomás, Quique o Granero. Lo que tenemos es un centro del campo muy rico en posibilidades y que nos da muchas alternativas. Se puede hacer jugar mucho más al equipo. El año pasado éramos un equipo mas de acciones individuales. Estos jugadores son capaces de dar menos toques y mover más a los rivales. Nos permiten estructuras de juego diferentes y una riqueza que no teníamos.

-Con la llegada de Pachín como director deportivo ¿Ángel Viadero ha perdido poder de decisión?

-Este año solo soy entrenador. El año pasado tuve que hacerlo todo y era un trabajo muy exigente porque prácticamente no vivías. Llevar las dos facetas en un club como el Racing es casi imposible. El desgaste fue tremendo porque es muy exigente, pero tenemos que pensar que en este club cada uno tenemos un departamento, todos miramos por el bien de Racing y todos trabajos para él. Es necesario este tipo de estructuras en un club como el nuestro ya que debemos recuperar lo que ya tuvo el Racing.

Ángel Viadero se explica durante la entrevista en su despacho de La Albericia. : / Javier Cotera

-¿El cambio de grupo perjudica o favorece al Racing?

-Los que llevamos muchos años en esto sabemos que al final todos los grupos son muy parecidos. Igual cambia el comportamiento de juego, el clima, los estadios..., pero son equipos con una capacidad de competir muy similar. Este es un grupo complejo donde igual no te enfrentas a la Cultural Leonesa, pero hay equipos de Eukadi muy poderosos. No se si ayuda o no pero vamos a tener la ventaja de los desplazamientos con menos distancia y la posibilidad de que la afición pueda ir a muchos viajes.

–¿Hay algún equipo candidato a estar arriba?

–Hay equipos poderosos como el Mirandés y el Burgos, que este año hizo una apuesta diferente y se ha impuesto en el mercado de una manera contundeten. Está también los dos filiales, tanto del Athletic y la Real Sociedad, que son generaciones de experiencia en Seguinda B.Veremos que pasa con el Real Unión o el Sporting, es un filial competitivo.

–Este verano se barajó la posibilidad de una reforma en la Segunda B. ¿Cómo ve un posible cambio?¿Cree que es necesario?

–Creo que el modelo actual no es bueno para equipos como el Racing. No debe ser fácil reestructurarlo todo, pero es difícil para nosotros ya que la Segunda B es una categoría compleja donde al final de 80 equipos solo suben cuatro.

–¿Está prevista alguna salida más?

–La plantilla ya no está para muchas salidas. Es una plantilla corta y esperemos que salidas no haya ninguna. En todo caso, que pueda venir alguien más.

–Volviendo al tema deportivo. De los jugadores que se han ido, ¿se hubiera quedado con alguno?

–El pasado es pasado y en ese pasado están los que jugaron la última temporada. Hay que agradecerselo porque fueron futbolistas que fueron míos, pero tambien del Racing y dieron lo mejor, pero a dia de hoy estoy muy contento con la actual plantilla.

–A Borja Granero ¿hay que colocarlo entre los defensas o los centrocampistas?

–Borja tiene una ventaja para nosotros. Hemos intentado hacer una estructura sólida y ponernos en situaciones malas. Hemos intentado preveer todo lo que nos puede pasar e intentar tener jugadores que nos permitan eso. Borja te permite jugar atrás y ya jugó atras y darnos la posilidad de tener un fondo de plantilla que no tienes por número pero si por dualidad de futbolistas.

–En la cabeza del entrenador estará más en una posición que en otra más

–Mas medio. Él tiene mas recursos, incluso él se encuentra mas cómodo como medio pero tiene posibllidades para jugar atrás como ya hizo con el Sporting. Borja hoy en día es mediocentro

–¿No se piensa en Miguel Gándara como central?

–Creo que Miguel donde realmente compite bien, para mí y por muchas razones, es en el puesto de lateral derecho. Para jugar partidos puntales de central podría hacerlo, pero por sus caracteríticas de juego el lateral lo tiene mas dominado.

–Debido a la ventaja económica que el Racing tiene en el mercado con respecto a otros equipos, ¿el club se ha visto obligado a tirar del aspecto sentimental para convencer a futbolistas como Juanjo, Quique Rivero o Antonio Tomás?

–Lo que hacemos es ir al mercado a por futbolistas buenos. Y hemos tenido la suerte y el acierto de traer a jugadores cántabros que han estado en categorías de élite. Y sí que ha habido un punto sentimental importante. Yo estoy convencido de que sino habría sido imposible. Estoy convencido de que podrían haber optado a mejores condiciones económicas.

«Pitma nos ha dado la tranquilidad necesaria»

–Durante todo el año se ha estado hablando que si el convenio de patrocinio se cerraba o no. El incumplimiento del Gobierno, ¿cómo lo ha vivido el cuerpo técnico? La sensación de división relacionada con el Racing ¿ha generado confusión?

–El Gobierno tenía un acuerdo que ha incumplido. Los que estábamos dentro del Racing sabemos de la dificultad, lógicamente no a los niveles que está el Consejo, pero en la parte deportiva estamos muy atentos a lo que ha pasado. Este año comenzó con muchos movimientos y en el tramo final de la temporada estábamos deseando que se cerrase el acuerdo que nos ha tenido preocupados. Afortunadamente el paso al frente de Pitma nos ha dado la tranquilidad necesaria.

–Más allá de la decisión del Gobierno, la sociedad tenía su criterio. Hay muchas empresas cántabras que todos los años reciben subvenciones. Una parte de la sociedad estaba a favor de la ayuda económica y otra en contra. El rechazo de esa parte de los ciudadanos ¿No le ha chocado al racing esa postura? ¿Cómo se interpreta esa posición de algunos ciudadanos?

–Creo que la gente, en general, veía con buenos ojos la ayuda pública al Racing. Además, la información que se trasmitió era que se debía a una cuestión de sentido común. Lo ingresado en el Racing posteriormente iba a revertir en las arcas públicas cántabras. En el cuerpo técnico sí hemos percibido las ganas de que esto se llevase a efecto, que se materializase. No sé si habría mucha gente crítica. Mi sensación, al menos, no fue esa.

–Se exigen canteranos y a la vez resultados. ¿Hasta qué punto va a pasar el proyecto del Racing por La Albericia?

–Es un debate que no entiendo. Lo primero hay que ascender. Estamos hablando aquí de que si no asciendes es un fracaso. Luego que si la cantera. El otro día en el campo contra el Sporting jugaron cuatro cántabros de titulares y después acabaron jugando nueve. ¿A qué época nos tenemos que remontar para ver tantos cántabros en el equipo titular del Racing? Es un tema muy ambiguo. Está ahí, pero hay que ir al grano. ¿Cuántos jugadores debutaron el año pasado en el Racing? ¿Cuántos minutos jugaron los canteranos?, ¿Cuántos pasaron de ser juveniles a jugar en el primer equipo? y ¿cuál fue su rendimiento? Si el año pasado la gente se atreve a decir que no había cantera, apaga y vámonos. Yo no sé lo que la gente entiende por cantera. También puede ser que pasemos el juvenil y el Racing B directo al primer equipo, pero claro, el potencial a la hora del rendimiento, seguramente también disminuya. Hay que ser realistas. Nosotros lo que hacemos en algunos momentos del año y en la pretemporada es dar oportunidades a todo el mundo. Es un espacio muy común, donde prácticamente todos parten casi de las mismas condiciones.

-No voy a decir que igual al cien por cien, porque es evidente que Dani Aquino no parte con la misma ventaja de ser titular que un jugador del Racing B o del juvenil, pero tienen un espacio muy común donde van a tener un minutaje muy importante para competir y tienen posibilidades de demostrar... La realidad es que al final, los entrenadores siempre tiran de lo mejor, porque el objetivo del equipo es ganar. Si alguien me dice una época más cercana en la que ha habido más canteranos en el primer equipo entrenando y compitiendo, que me diga las fechas. En el año y pocos meses que llevo en el cargo, cantidad de jugadores han debutado, han acumulado minutos. Unos con mejor rendimiento y otros con un rendimiento aún por ver. No todo el mundo madura a la misma velocidad. No todo el mundo con 18 años está preparado para asumir el reto del primer equipo.

Fotos

Vídeos