La pareja de centrales La banda izquierda Los chavales

Viadero se la juega con los veteranos

Granero, Gonzalo y
Regalón.Después
de más de dos meses
Viadero podrá contar
con los dos últimos en 
la defensa. :: alberto aja/
Granero, Gonzalo y Regalón.Después de más de dos meses Viadero podrá contar con los dos últimos en la defensa. :: alberto aja

En los ensayos de ayer no hubo sitio para los chavales ni tampoco para Héber Pena y Juanjo, que serían algunos de los damnificados de la derrota en Guecho El regreso de la pareja Regalón-Gonzalo, Granero de pivote, Córcoles y César serán las novedades

santander. Toca reenganche. Viadero se la juega el domingo con los veteranos. En los ensayos de ayer en El Sardinero no hubo sitio para los chavales y a la coincidencia de tener a toda la plantilla disponible se unió el convencimiento del entrenador de que en la 'batalla' deportiva y moral que le espera el domingo -a él y al Racing- los protagonistas iniciales van a ser los 'mayores'. Ante el Gernika el míster echará mano de la vieja guardia y Regalón, Córcoles, Álex García, César Díaz y Córcoles pueden ser las novedades en un equipo que llega más que herido a uno de los días más importantes de la temporada.

Los cinco nuevos y el más que esperado movimiento de Borja Granero al puesto de pivote pueden ser la hoja de ruta de un técnico que sabe que del resultado del partido depende su continuidad. Ni más ni menos. Viadero montó ayer tres equipos 'titulares' en el ensayo general antes de que el Gernika no admita más pruebas. El primero de ellos fue con fuego real, en los otros dos tanteó con fogueo para sopesar la alternativas. Córcoles, Regalón, Gonzalo y Julen Castañeda formaron la retaguardia. Una apuesta por la experiencia en la que Sergio Ruiz salió damnificado; el chaval pasa de ser el comodín a no tener sitio. La otra noticia es que Viadero podrá contar con la pareja de centrales que él mismo fichó, su tánden preferido y al que la plaga de lesiones tan solo ha permitido al entrenador contar con él en ocho ocasiones; ni tan siquiera la mitad de las jornadas. Tres lesiones del cordobés y dos del burgalés rompieron el curso normal de los acontecimientos y originó el descubrimiento obligado de Granero como central.

Tampoco en el centro del campo existirá un hueco para los canteranos esta vez. Los dos puestos de pivote serán para Antonio Tomás -uno de los pocos que no acabó señalado en Guecho- y para el capitán. Viadero lleva semanas loco por colocar a Granero en el centro del campo y precisamente el día más importante podrá hacerlo. Ni Sergio Ruiz, que apareció en una prueba ayer, ni Javi Cobo, que ha pasado a la recámara, ni tan siquiera Quique Rivero que fue la sorpresa en Guecho figuraron en la nómina. A Sergio Ruiz se le vio en el centro del campo en algún lance de la sesión, pero es evidente que el cántabro asumió que el domingo perderá su privilegiada condición de titular. Para las bandas, al entrenador le va a tocar esperar. Su primera intención es que Óscar juegue en la derecha y Álex García lo haga en la izquierda por lo que Héber Pena sería el damnificado. Sin embargo tendrá que comprobar el estado de Castañeda, que ya se tuvo que retirar el pasado miércoles con molestias musculares y ayer no forzó del todo por miedo a resentirse. Si el vasco no estuviera listo, Álex ocuparía el puesto de lateral y Pena tendría opciones de mantener su puesto. En cualquier caso, Álex García estará sí o sí ante el Gernika, o bien de lateral o bien como extremo.

Vuelve la pareja formada por Regalón y Gonzalo. Los dos centrales tan solo han jugado juntos ocho partido Álex García le gana la partida a Héber Pena. Castañeda, con molestias, es duda hasta el final Sergio Ruiz, Javi Cobo, Pau Miguélez... Los canteranos tendrán su protagonismo, pero no de inicio

Finalmente, en el teórico once inicial que más posibilidades tiene de jugar el domingo aparecían Aquino y César Díaz. De entrada tampoco hay oportunidad para los chavales, ni tan siquiera para aquellos que cambiaron el destino en el anterior ultimátum del 1 de noviembre; aquel día, ante el Burgos, Pau Miguélez se llevó los elogios de una tarde distinta y le sirvió para ganarse una titularidad que sólo la falta de puntería le arrebató. Lo de Aquino no ofrece debate y lo de César Díaz responde a una política de mínimos; el manchego es de los tres delanteros que restan el único que al menos ve portería. No hay más razón. Esa, y que después de los últimos antecedentes Viadero prefiere dejar a Juanjo para otros menesteres.

Los partidos 'llave o candado' como el del domingo, es decir los que pueden abrir una ventana a la esperanza o condenar al entrenador -y al equipo- suelen ser similares, por eso entre el que se jugó y ganó ante el Burgos y el de pasado mañana ante el Gernika no hay diferencias. Tan solo el grado de hartazgo que tiene la afición que con ocho jornadas más de bagaje está al borde. Viadero lo sabe mejor que nadie y por eso apostará por los veteranos, por los que más horas de vuelo tienen. Para este viaje prefiere lidiar con los que mejor toleren la presión. Bien es cierto que tampoco es que se vea obligado a hacer ninguna revolución, puesto que prácticamente la inercia le ha hecho la alineación. Ayer, jueves, tres días antes del partido, el entrenador lo tenía todo decidido y como de los errores se aprende no importa la lluvia que caiga hasta entonces. El estado del campo no variara sus intenciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos