Racing / Fútbol

Vuelta al trabajo con la incógnita de Dani Aquino

Gonzalo, lesionado, corre en la sesión del viernes junto a José Ángel Gutiérrez. /Roberto Ruiz
Gonzalo, lesionado, corre en la sesión del viernes junto a José Ángel Gutiérrez. / Roberto Ruiz

El murciano se perdió el choque de Lezama por precaución, a causa del edema muscular en el semimembranoso de la pierna derecha

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

La plantilla verdiblanca vuelve esta tarde -16.30 horas- al trabajo en las Instalaciones Nando Yosu de La Albericia. La primera sesión preparatoria de cara al choque del domingo frente al Vitoria en los Campos de Sport de El Sardinero -17.00 horas-. Todo ello después de la dolorosísima derrota del pasado sábado en Lezama, que ha dejado al racinguismo muy tocado. Por el resultado y por la imagen mostrada por su equipo, especialmente en la última parte del partido. Esto no para y Carlos Pouso afronta una nueva cita con una incógnita principal: el estado físico de Dani Aquino.

A priori, el murciano paró la semana pasada por precaución. El edema muscular en el semimembranoso de su pierna derecha aconsejó descanso para el goleador racinguista, cuya ausencia se notó ante el Athletic B. En principio, todo apunta a que esta tarde volverá a ejercitarse con el resto de sus compañeros, aunque serán las sensaciones del futbolista las que dicten sentencia.

Si Dani Aquino se recupera definitivamente, Pouso podrá contar el domingo por fin con los dos delanteros sobre el papel titulares. En el estreno del técnico, en Tafalla, no pudo alinear a Borja Lázaro por molestias musculares. Además, en ese partido el propio Aquino cayó lesionado en el minuto 19. Ante el Izarra, el madrileño entró en el once y el murciano tuvo que conformarse con saltar al campo en el segundo tiempo. Y en Lezama, de nuevo, Lázaro tuvo que buscarse las habichuelas sin la compañía del 'Torito'. Del funcionamiento y compenetración de la pareja dependen muchas de las esperanzas del Racing de arreglar el estropicio en el que vive ahora mismo el equipo.

El central Gonzalo supera ya las cuatro semanas de baja a causa de un esguince

Además, habrá que ver si vuelve al fin el central Gonzalo. El burgalés ya lleva prácticamente el mismo tiempo lesionado que disponible. Ha disputado catorce encuentros y se ha perdido trece por diferentes motivos. Ahora, se encuentra en el dique seco desde hace más de un mes. En concreto, desde el 22 de enero, cuando sufrió un esguince de tobillo en el partido contra el Mirandés. Lo que iba para dos semanas, ya supera las cuatro. El lunes ya empezó a correr junto a Dani Aquino. Habrá que ver si por fin se encuentra disponible por si Carlos Pouso estima necesario alinearle en el choque contra el Vitoria del domingo.

Quien está descartado para recibir al filial del Eibar es Óscar Fernández. El de Piélagos sufrió una rotura de fibras en el aductor de la pierna izquierda durante la primera parte del partido contra el Izarra. Aunque sus sensaciones son buenas y el pasado viernes ya pudo correr algo durante la sesión, aún tendrá que esperar al menos dos semanas más para reincorporarse al trabajo junto a sus compañeros.

Pouso tendrá que seguir durante estos días impregnando a sus futbolistas de las propuestas que el entrenador vasco quiere para su equipo. Pero, además, deberá intentar levantar el ánimo y aglutinar a todos los miembros del vestuario en torno a la causa racinguista, porque el rendimiento del conjunto verdiblanco hasta ahora está dejando mucho que desear y las ambiciones deportivas del club necesitan un nivel máximo para la exigencia del objetivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos