Vuelve el Rey en el Norte

Los futbolistas del Racing regresan a la competición tras un verano sin sobresaltos./Daniel Pedriza
Los futbolistas del Racing regresan a la competición tras un verano sin sobresaltos. / Daniel Pedriza

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Hoy es domingo de estreno para el Rey en el Norte. No solo por saber qué tal le va a Jon Snow por el muro (que también), sino porque al mismo tiempo que el bastardo de Ned Stark ve cómo se le vienen encima los caminantes blancos el otro Rey en el Norte, ese seudónimo que la Gradona le regaló a su equipo en forma de serie de tifos, abre el segundo proyecto de Ángel Viadero en un partido con tintes tan épicos como la 'Canción de hielo y fuego'. Un Racing-Arenas (el de hoy a partir de las 18.00 horas en los Campos de Sport ) que sabe a los tiempos heroicos del fútbol, a barro y tribunas de madera; a juego directo cuando los verdiblancos le disputaban la Liga al Athletic. A aquellos felices veinte en que inauguraron la Primera División y esos felices treinta en el que el Racing se sentía grande.

Los protagonistas son ahora los mismos, pero el escenario muy distinto. El fútbol, de arquitrabe de la Segunda División B por la que por tercer año consecutivo deambula un Racing que aún no acaba de cicatrizar las heridas que le dejó la 'Era Okupa' es ahora el contexto en el que se miden dos históricos con objetivos diferentes. Los verdiblancos, con el ascenso ya como urgencia histórica y vital. El Arenas, confiado en disfrutar de una categoría de bronce que prácticamente desde que pasaron los nacionales es ya su techo; un espejo que devuelve un incómodo reflejo a un club que no se resigna al mismo destino.

Leer más

El caso es que el Racing estrena hoy su nueva temporada. Y lo hace ilusionado, pero meditabundo por esa enfermedad recidivante que brota al acabar la primavera; justo en plena fase de ascenso para matar las esperanzas verdiblancas. Pero no es lo que toca en un estreno. Recuperado de las heridas que le infligió la cuadrilla de La Masía, que aún no se sabe si dejarán cicatriz, y reinventado por obra y gracia de los patrones del Grupo Pitma después de que el Gobierno de Cantabria reculara tras asegurar que iba a patrocinar al equipo, el Racing se estrena esta tarde (18.00 horas) en un duelo con reminiscencias épicas. Un clásico del norte abandonado durante décadas que el tercer año de purgatorio que atraviesan los verdiblancos ha recuperado para los más nostálgicos.

El tercer proyecto de Ángel Viadero arranca a las 18.00 horas en un duelo con mucha historia

Igual que el Barça repetía como un mantra aquel 'Aquest any si' cuando vivía a la sombra del Real Madrid de los ochenta, en La Albericia y los Campos de Sport planea la confianza de que esta vez sí; que ya toca el ascenso. Con todas sus dificultades; lastrado por las penurias económicas y acorralado por los clubes beneficiados por la ayuda al descenso, Higuera, Pachín y Viadero han echado mano de contactos, ilusión y, sobre todo, apelado a los sentimientos para reforzar el equipo.

Así han llegado el hermano de Dani Aquino, un Matías que se quedará en el primer equipo y hoy puede ser incluso titular; un central veterano pero de garantías como Regalón y tres futbolistas que vuelven a casa: los curtidos Juanjo y Antonio Tomás y el aún joven Quique Rivero, sustituto de Álvaro Peña en esa difícil tarea de dar imprevisiblidad al equipo.

Hoy no podrán estar todos. En especial esa nueva vieja guardia que integran Antonio y Juanjo. Los dos han llegado tarde al equipo. Viadero sabe de sobra si el de Ontaneda jugará o no como titular junto a Dani Aquino. Lo sabe de sobra, pero se ha ciudado mucho de decirlo. Pero el de Quijas aún atraviesa su propia pretemporada y ni siquiera está convocado, así que hoy dejará vacante su función de 'cinco', que es la que le tiene encomendada Viadero. La alternativa natural sería la del gran capitán de la plantilla, Borja Granero, pero sancionado como está tras el partido de la temporada pasada en el Miniestadi será Sergio Ruiz quien asuma la responsabilidad.

Para defender el muro los verdiblancos echarán hoy mano de Iván Crespo, escoltado por Gándara, Regalón, Gonzalo y Julen. Arrojo no le falta a Córcoles, lateral titular el año pasado, para enfrentarse a caminantes blancos e incluso a dragones, pero todavía anda convaleciente y dejará su lugar a un canterano; a un Miguel Gándara que ya consolidado en el equipo ha demostrado que le puede disputar el puesto al alicantino.

Acompañando a Sergio Ruiz en la medular estará el pensador del equipo: Quique Rivero, llegado para dar clarividencia a las huestes norteñas -aunque los de Getxo también lo sean-, con César Díaz en la banda derecha y Héber por la izquierda.

Como estilete estará Dani Aquino. Jugador franquicia. Guardián del Norte. Mano del Rey. Su acompañante natural es Juanjo, curtido entre el valle de Toranzo y La Albericia, pero hoy puede no ser su día. Las alternativas son Matías Aquino o incluso César Díaz, lo que dejaría un hueco en la banda para Óscar.

Lo magnífico del fútbol, es que un solo buen resultado devuelve la esperanza y que el Racing confía en sí mismo pese a sus dos fiascos. El ascenso no es ya un objetivo, sino una obligación, y tras el invierno más largo que se recuerda en Santander ya se ha empezado a escribir 'Un sueño de primavera'.

Fotos

Vídeos