La Reserva comienza la temporada

La Cuadrilla 35, dirigida por Jaime Parra, con el cupo de 12 jabalíes conseguido en Dobra Regaos. /Pedro Álvarez
La Cuadrilla 35, dirigida por Jaime Parra, con el cupo de 12 jabalíes conseguido en Dobra Regaos. / Pedro Álvarez

Las cuadrillas bajan de los montes con 31 jabalíes en el primer fin de semana de campaña, con el lote lebaniego de Dobra Regaos como el más destacado

MARCO G. VIDART

A más de uno le dolerán aún las piernas. Las primeras caminatas por los montes habrán dejado más de unas agujetas en los cazadores en las cuadrillas que este fin de semana estrenaban la temporada cinegética 2017-2018 en la Reserva del Saja. Y aunque la suerte fue desigual para las cuadrillas, la sensación general es buena. La Reserva arranca el curso con 31 jabalíes, bastantes más que los 17 suidos con los que comenzó la pasada campaña. Una treintena de gorrinos abatida, pero vistos fueron muchos más. Eso, y el aumento de los cupos establecido para este curso en todas las comarcas, augura una buena cifra de animales a finales de febrero.

Trece cuadrillas, repartidas en los dos días del fin de semana, saltaron al 'prao' para realizar las primeras batidas de la temporada. Y sólo una de ellas se bajó con el cupo permitido de cochinos. Lo que ocurrió fue que ese cupo era el de Dobra Regaos, en Liébana, uno de los montes estrella de la comarca. La cuadrilla 35, que lidera Jaime Parra, atinó el sábado con los 12 marranos que contempla el cupo.

La siguiente cifra más alta del fin de semana también se dio en Liébana. El domingo, Aníbal Pérez y sus compañeros de la cuadrilla 98 estuvieron en el lote de Calejo Linares. Y la suerte les sonrió a medias. De otro cupo de 12, se fueron para casa con cinco jabalíes abatidos. También en Liébana, esta vez en Panda Carrielda, la cuadrilla 136 que lidera José Manuel Gutiérrez acertó a derribar a tres cerdos salvajes en un monte en el que se permite cazar una docena por jornada. Ese mismo 'tres de doce' lo cosecharon los integrantes de la 31, que dirige Juan Carlos Gutiérrez, en el también monte lebaniego de Canales.

Mozagruco, en Cabuérniga, vio cómo los cazadores se quedaban cerca de completar el cupo. Los componentes de la cuadrilla 3, encabezados por Marcelo Gutiérrez, abatieron a tres de los cinco suidos que establece el cupo. Mientras, en el monte campurriano de Híjar Tornero, Jesús Ángel Arenas y sus compañeros de la cuadrilla 89 dieron muerte a dos jabalíes -un macho y una hembra-. Un lote en el que se podían cazar cuatro.

El resto de cuadrillas tuvieron bastante menos suerte. Hasta cuatro de ellas se marcaron el primer cero del curso. Peña Fresneda, Negreo Troncos, Mazandrero y Coo-San Cipriano hicieron que los cazadores se volviesen con las manos vacías. Y en tres de los lotes -Montequemao, Hayedo Tejeo y Monte Aa-, las cuadrillas bajaron con apenas un marrano. En total, diecisiete machos y 14 hembras resultaron abatidos en el primer fin de semana de un curso en el que se han ampliados los cupos. Así, en los montes de Campoo se permitirá cazar cuatro jabalíes; tres, en los de Valdeiguña. En Cabuérniga, cinco; seis en Rionansa y doce en todos los lotes de la comarca lebaniega.

Fotos

Vídeos