Rugby

«Nunca se tuvo que designar a un árbitro rumano para ese partido»

Los jugadores de España van a por el árbitro tras el partido del domingo en Bruselas ante Bélgica./EFE
Los jugadores de España van a por el árbitro tras el partido del domingo en Bruselas ante Bélgica. / EFE

Directivos y jugadores de Senor Independiente y Bathco lamentan lo ocurrido en el Bélgica-España, sobre el que mañana decidirá la Federación Europea

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Un revuelo incluso a nivel internacional, con la Federación Mundial pidiendo explicaciones y la Europea -con la petición oficial de España de que se repita el partido- que revisará mañana viernes el vídeo y tomará una decisión al respecto; y toda la semana hablando del rugby, en bastantes ocasiones para mal. La polémica por el Bélgica-España del domingo, en el que el árbitro rumano Vlad Iordachescu tuvo mucho que ver con la derrota de los Leones, está durando más que un tercer tiempo al lado de una fábrica de cerveza. El mundo del deporte alucina con que un rumano pite un partido decisivo en el que si perdía España, la clasificada para el Mundial de Japón 2019 era Rumanía. Y para más inri, el presidente de la Federación Europea es otro rumano, Octavian Morariu. La sensación de que aquí se ha cocinado un 'biscotto' más alto que el Everest es inevitable.

«Yo estuve el fin de semana anterior en el España-Alemania. Y en el tercer tiempo ya sólo se hablaba del árbitro rumano para el partido de Bélgica», señala Macario Fernández-Alonso, el presidente del Senor Independiente. A juicio del mandatario verde, «nunca» debió haberse designado para el partido a un árbitro de un país «involucrado» en el resultado, ya que las instancias que gobiernan el rugby son las que «en primer término deben velar por el 'fair play' de este deporte». A Fernández-Alonso no le gustó «ni el partido ni el arbitraje», pero tampoco «la tangana» que se montó al final, con los jugadores españoles persiguiendo al árbitro.

Recogida de firmas

«El cuerpo se queda mal», apunta Juan Gómez, presidente del Bathco Rugby Club, que por un lado señala el «mal partido» de los Leones en un encuentro en el que estaba en juego «la historia del rugby» en España. «El rival era Bélgica, no nos la jugábamos ante Inglaterra». Pero por otro, el dirigente del equipo santanderino se suma a la ola de incredulidad con el tema del árbitro. «Es que no recuerdo una designación así», afirma Gómez. En su opinión, «quizá no se ha trabajado lo suficiente desde la Española antes para evitarla». Porque Vlad Iordachescu «desquició a los jugadores». Si desde el principio los Leones «hubiesen arrasado» a los belgas como una semana antes hicieron con los alemanes, el colegiado poco hubiese podido hacer en contra de España. Pero con un marcador tan ajustado, su actuación fue «mucho más determinante. Y un árbitro de rugby lo tiene muy fácil. Es su criterio el que decide cuándo un balón está retenido en un placaje, si se entra por un lateral... El árbitro tiene mucho poder y si quiere cargarse un partido, se lo carga».

«En el tercer tiempo del España-Alemania ya sólo se hablaba del árbitro rumano». Macario Fdez-Alonso | Presidente Senor

Quizá la consecuencia más sangrante es que desde el domingo, los valores de respeto, solidaridad o compañerismo de los que hace gala el rugby están en tela de juicio. Gómez es tajante. «Creo que esos valores se van a quedar para el rugby amateur. En el momento en el que entra en juego el dinero, no hay valores que valgan. Y hasta en escenarios como el Seis Naciones o partidos de Nueva Zelanda, se silba la 'haka' o a los que patean un tiro a palos. Los valores del rugby se están perdiendo demasiado a menudo».

«Trabajo fino»

«El presidente de la Federación Europea es rumano. Y ha designado para el partido al que le conviene. Yo creo que un trabajo fino sí que ha habido». Juan Carlos Solórzano, con muchos años de rugby a sus espaldas, es el capitán del Bathco Rugby Club. Y también tiene la sensación de que el tema de la designación arbitral «la Española no lo ha peleado lo suficiente». Aunque los dirigentes sí lo sabían, los aficionados «nos enteramos de que el árbitro era rumano el mismo día del partido». España jugó «mal» en un primer tiempo que fue «horrible», añade el capitán del Bathco. Aunque lo peor a su juicio es que el rugby, gracias a «decisiones arbitrales y tanganas», retrocedió el domingo «diez años» en España. «¿Cómo le dices hoy a un padre que traiga a su hijo a jugar? ¿Cómo vendes esto? Si el rugby es especial, lo es para todo», en referencia a esa persecución de los jugadores al árbitro que a su juicio no debió producirse.

« En el momento en que entra en juego el dinero, no hay valores del rugby que valgan» Juan Gómez | Presidente Bathco

«Entre el arbitraje y la tangana, el rugby retrocedió el domingo en España diez años» Juan carlos solórzano | Capitán bathco

Quien es algo más benévolo con la actuación de Iordachescu es alguien que ha vestido la camiseta del XV del León. Mariano García, el capitán del Senor, cree que el 'señor' «tuvo algunas cosas, pero no creo que fueran decisivas». Aunque su designación es algo que «choca totalmente. Se tendría que haber solucionado antes». En su opinión, España pudo hacer «mucho más de lo que hizo» en un partido que fue un cúmulo de casualidades: «Bélgica jugó su mejor partido, el árbitro no estuvo bien y España no disputó su mejor encuentro». El capitán verde, internacional con España en varios partidos en 2013 y 2014, tampoco carga en exceso contra las airadas protestas de los jugadores españoles al final del partido. «Creo que es entendible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos