Rugby

Un partido que vale una temporada

Mario Ottoño lleva el oval en el partido de la primera vuelta ante el Ordizia en San Román./Roberto Ruiz
Mario Ottoño lleva el oval en el partido de la primera vuelta ante el Ordizia en San Román. / Roberto Ruiz

Senor y Ordizia juegan hoy en San Román, a partido único, en los cuartos de final de la División de Honor

MARCO G. VIDART SANTANDER.

La quinta vez. La cosa tiene mérito, porque es en cinco temporadas. El Senor Independiente no falla con su cita en las eliminatorias por el título de la División de Honor. Desde que está en la máxima categoría del rugby español, los verdes no faltan a esta cita de mayo. Hoy en San Román, a partir de las 12.00 horas, la Liga volverá a vestirse de torneo copero. A partido único. Senor Independiente ante Ordizia. Quien gane, a semifinales donde espera rival el todopoderoso VRAC Quesos Entrepinares. Quien pierda, comenzará a partir de eso de las dos de la tarde las vacaciones. La otra eliminatoria de cuartos enfrenta a Alcobendas y Santboiana, con El Salvador esperando adversario.

Por buscar alguna gracia a la estadística, al Senor le toca hoy pasar a semifinales. En las cuatro anteriores campañas, siempre ha pasado a la penúltima ronda en las impares. En su estreno en la máxima categoría, apeó en cuartos al Atlético de Madrid y cayó en una semifinal que aún se recuerda ante el Quesos (29-24). En su tercera campaña entre la élite, eliminó en cuartos al Alcobendas. En 'semis', el otro ogro pucelano, El Salvador, apeó a los verdes por 36-16. El 'Chami' es el equipo que más ha avinagrado la vida a los santanderinos en el play off por el título, ya que le echó en cuartos en la temporada 2014-2015. En la campaña pasada, el Senor Independiente cayó también en cuartos, en casa del Alcobendas, por 47-24.

El rival de hoy, sin ser ninguno de los grandes nombres del rugby patrio, inquieta a muchos en la grada. Porque cuesta recordar un partido cómodo ante el Ordizia. De los guipuzcoanos, sobre todo en su feudo de Altamira, hay pésimos recuerdos, como una eliminación en Copa en 2017. En Liga hay de todo, pero los precedentes de esta campaña por un lado no invitan al optimismo y, por otro, dan idea de lo igualadísimo que se presume el partido de hoy. En la primera vuelta, los vascos ganaron en San Román por 36-37. Y en la segunda, también se impusieron los del Goierri. Esta vez por 27-26. Dos puntos han decidido dos partidos.

Equipos muy parejos

Esa igualdad entre ambos se ha reflejado al final también en la tabla. Los guarismos de ambos equipos son bastante similares, si bien dicen que el Senor es más alegre en ataque y los vascos más fuertes en defensa. En el plano individual, entre los guipuzcoanos destacan Fernando López y Unai Lasa, primeras líneas internacionales con España, Gerónimo Albertario, un segunda línea de dos metros de altura y el 'ocho' samoano Siosiua Moala. Habrá que tener mucho cuidado con su apertura, Valentín Cruz, que con 252 puntos ha sido el máximo anotador con el pie en los 22 partidos de la liga regular, por delante del capitán del Senor Mariano García (231).

Los verdes tendrán que oponer todo lo que tienen. Orden en defensa y fortaleza en ataque, que les ha llevado a ser el segundo equipo (empatado con el Quesos) en cuanto a partidos con bonus ofensivo. Los cántabros han sumado ese punto extra en 17 de los 22 encuentros, por los 19 en los que lo ha hecho el líder en este apartado, El Salvador. Aunque hoy, ese aspecto del juego es del todo irrelevante. Con ganar por un golpe de castigo o un drop y hacer un 3-0, vale.

Equipos igualados a más no poder, un partido a vida o muerte y una de las mejores árbitros del mundo, Alhambra Nievas. Y tras el choque, otro entre el Independiente 1971 y los londinenses del Barnes RFC, de la tercera división inglesa. La mañana promete ser de las grandes en San Román con la esperanza de que esos ochenta minutos no sean los últimos de esta temporada para el Senor Independiente.

Temas

Rugby

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos