La suerte no acompaña al Bathco, que cae frente al Vigo por la mínima

El Bathco luchó con garra, pero no le acompañó la suerte./DM
El Bathco luchó con garra, pero no le acompañó la suerte. / DM

Los últimos minutos fueron decisivos en el marcador, que terminó con 34 a 31

DMSantander

Ya desde la activación de la mañana se veía que el equipo cántabro andaba espeso, fiel reflejo de como habían transcurrido los entrenamientos de la semana. Entre ausencias por trabajo y por lesión el trabajo semanal no se desarrollaba como esperaba el cuerpo técnico y el marcador final fue el predecible resultado.

En el minuto tres de juego se adelantaba Bathco en el marcador mediante un ensayo anotado por Alfarano. Taibo lo transformaba y parecía que el partido se encarrilaba, pero dos jugadas después los gallegos respondían con un ensayo por su parte, anotado por Gómez. No acertaban con la transformación pero ocho minutos más tarde, fruto del dominio local, el Vigo de nuevo anotaba ensayo, por medio de De Cabo, transformado esta vez si por Dávila. Tomaban la delantera los locales y el marcador reflejaba las imprecisiones y los errores de unos y el máximo aprovechamiento de su juego por parte de los otros.

En el veintidós anotaba Dávila un golpe de castigo y cuatro minutos después la estrella local, el pilar Falemaka Tatafu, marcaba un nuevo ensayo que abría brecha en el marcador. La transformación de Dávila dejaba el marcador en 22-7 y la sensación en la grada de que los locales irían a más. Pero el Bathco se caracteriza por no tirar la toalla y las postrimerías del primer período anotó dos ensayos, Goljanek y Peña, transformados ambos por Taibo que apretaban el marcador en 22-2 cerrando la primera mitad.

Segunda mitad

Comenzaba la segunda mitad y la tres cuartos santanderina continuaba mostrándose fallona. La variante táctica que proponía Copetti pasaba por una necesaria mejoría de los jugadores de atrás, pero continuaron fallones y ni siquiera los cambios pudieron cambiar la tónica de juego en esta faceta del juego. Pasado el minuto sesenta abandonaban el terreno de juego Alvaro González e Ivan Peña, ambos tocados y para preservarlos. Los sustituían Marcó y Ferreras, pasando el primero a jugar de medio melé y Fuentes de centro, pero así tampoco se alcanzó la esperada mejoría. Persistían los errores y con ellos la imposibilidad de abrir el partido.

Pese a ello, antes de los cambios, materializaba Bathco la remontada con un ensayo de Taibo que el mismo transformaba. Vigo no le perdía la cara al partido y le jugaba como si fuese el más importante de la temporada. Sus esfuerzos cobraban justo premio en el sesenta y dos con un ensayo de Gutiérrez. A falta de veinte minutos para la conclusión y con 27-28 en el luminoso, Taibo pasaba un golpe de castigo que ampliaba la diferencia y sacaba a los cántabros de la distancia de golpe de castigo, pero a ocho minutos del final un garrafal fallo defensivo propiciaba que el ataque vagues penetrase por el medio de la defensa verdinegra, anotando un ensayo bajo palos de nuevo de Davila que, tras la posterior transformación dejaba el marcador en el definitivo 34-31 final.

Cinco puntos para el Kaleido Universidade de Vigo que le deja en la zona templada de la tabla junto a los otros dos equipos gallegos que tambien saldaron sus encuentros con victoria esta jornada. Por la otra parte los dos puntos de bonus ofensivo y defensivo, obtenidos por el Bathco le alejan del tercer clasificado, el Bayauto Zarautz, que cayó derrotado el sábado en casa ante el líder y le aleja de un UBU Colina Clinic que ya es el único equipo que mide sus encuentros por victorias y que se aleja un poco en la tabla.

Próxima cita

La próxima jornada medirá al Bathco frente al CRAT A Coruña. Los gallegos no están desarrollando mal juego a domicilio y será un rival muy complicado, con una joven y rápida línea de tres cuartos en la que tiene su mejor arma. El Bathco debería recuperar un par de jugadores tocados, pero aún así será complicado suplir las importantes ausencias de Parada, lesionado de gravedad en su rodilla izquierda y que deberá ser operado y de Dudman, ausente por compromisos internacionales con su selección.

En Vigo, aunque no llegó a debutar ya estuvo a disposición del cuerpo técnico el joven Alexander Diéguez, pilar procedente de Bera Bera, y para el próximo partido quizás puedan contar con el primera linea irlandés John Kinsella, si llega el transfer de su federación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos