Rugby

«Tenemos que dar con la tecla»

'Juanpi' Guido lucha por el balón con un jugador del Getxo en el partido que jugó el Senor en Fadura./Pedro Uresti
'Juanpi' Guido lucha por el balón con un jugador del Getxo en el partido que jugó el Senor en Fadura. / Pedro Uresti

Tristán Mozimán, el entrenador del Senor Independiente, aún no se explica tres de las cuatro derrotas de su equipo en este primer tercio de la temporada

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Tres victorias y cuatro derrotas. Muchas. Demasiadas para un Senor Independiente que se había marcado como objetivo ser el cuarto en discordia en esta Liga. Pero si ese '4' duele en la familia verde, lo que desconcierta es el cómo en tres de ellas. Una, ante el Quesos -en un partido en el que el Senor plantó cara hasta el final- es de lo más lógica. Pero las derrotas ante Ordizia (36-37), sobre todo frente al Barcelona (32-38 y adiós a la Copa- y la última ante el Hernani (31-29) han tenido un denominador común. El Senor ha ido ganando en esos partidos. En ocasiones, por muchos puntos. En la retina de la parroquia verde aún está la dura decepción ante el Barça. Del 32-12 y jugando un rugby de ataque, a desconectarse en un minuto. 'Pájaras' mentales que preocupan a los técnicos del Senor.

«Los chicos entrenan bien durante la semana. Su capacidad de trabajo en el gimnasio y en el campo es enorme. No hay queja de nadie. Pero eso en los partidos no se refleja, o se refleja sólo por momentos. No tenemos una regularidad», comenta el 'Chucho' Mozimán. Las dudas de su equipo reconcomen de tal manera al preparador argentino que ni siquiera da importancia a la clasificación, esa que dice que el Senor es quinto, con 21 puntos. «No me preocupa. Lo que tenemos que hacer es dar con la tecla a nivel grupal y corregir lo que tengamos que corregir». Los verdes han analizado todo lo analizable. «Los rivales, las estadísticas de nuestros jugadores, cómo entrenan...». Por el momento, no hay una respuesta concreta que arroje algo de luz sobre el problema.

LAS CIFRAS

4
partidos ha perdido el Senor en lo que va de temporada, tres de ellos por seis puntos o menos.
227
puntos han encajado los verdes en siete partidos, la cuarta peor defensa del campeonato.

Disciplina y cabeza

Mozimán se atreve a apuntar a algunos factores que puedan explicar esos momentos del equipo que cuestan remontadas del rival y derrotas. «Uno de ellos es que hemos jugado siempre con tarjetas. En los siete partidos, nos las han enseñado». La que más lastró, la roja del pasado domingo ante el Hernani que vio Francisco Guerrero y que dejó al equipo con uno menos durante toda la segunda mitad. «En Santboi ganamos jugando con 12. Pero también pudimos perder. Eso hay que corregirlo ya». Aparejado a esas faltas de disciplina, Mozimán habla de una falta de «maduración mental. Una cuestión de cabeza en la cancha para mantener la distancia que tenemos en los partidos».

El rayo de esperanza al que se aferran en el equipo santanderino es que esas tres derrotas con 'apagón' han sido por seis puntos o menos. «Son diferencias mínimas», apostilla el 'Chucho'. «Si hubiésemos ganado, seríamos segundos. No estamos en la situación que queremos en cuanto a juego y clasificación, pero no estamos lejos de conseguirlo». Todo eso será en Liga, porque la Copa se esfumó. «Eso fue un mazazo muy duro, porque es un torneo que nos genera mucha ilusión».

Esa mejora de los verdes pasará, sí o sí, por apretar las clavijas en defensa. Sus 227 puntos en contra suponen la cuarta peor zaga de la Liga. «A pesar de que anotamos muchos -otros 227 lleva el equipo marcados-, esa cantidad recibida sí es preocupante», sentencia el 'Chucho'. Y por la confianza de que cuando salen las cosas, el Senor Independiente juega un rugby de altos vuelos. «Cuando el equipo juega, puede hacer daño a cualquiera».

Temas

Rugby

Fotos

Vídeos