Sorteo

Nadal y la ilusión de disfrutar Wimbledon como la primera vez

Rafa Nadal (d), con Tommy Haas y las hijas del jugador alemán. / Reuters

El título de Roland Garros permite al balear llegar al tercer ‘Grand Slam’ del año sin presión y con la posibilidad de aspirar a todo

MANUEL SÁNCHEZ

En 2008, Roger Federer mandó una derecha a la red y Rafa Nadal se lanzó al suelo de Wimbledon. Era campeón por primera vez. Su sueño desde que era pequeño. Por encima de Roland Garros, del oro olímpico o de lo que fuera. Nadal venció en una tierra que no veía a un español reinar desde Manolo Santana, 42 años atrás. Esa victoria fue más especial aún porque llegó tras dos derrotas seguidas en la final del ‘Grand Slam’ londinense, las dos ante el rey de la hierba. Nadal se reivindicó y mostró al mundo que podía competir y ganar en cualquier superficie, y que por muchas veces que cayese, se levantaría. Una situación muy parecida a la que vivió en Roland Garros este año.

Feliciano López, en su jardín favorito

A Feliciano López el título conquistado dos semanas atrás en Queen’s le ha cambiado el ánimo. La copa plateada le ha permitido olvidarse de los malos resultados de la temporada y centrarse en lo que mejor sabe hacer, golpear la pelota amarilla, y si es sobre césped, mejor. El trofeo, que el español no duda en abrazar a cada oportunidad que tiene, supone la culminación perfecta a la gira previa a Wimbledon. Final en Stuttgart, donde cayó por los pelos ante el francés Lucas Pouille, y victoria en Queen’s, el mejor título de su carrera (si se excluyen las Copas Davis).

Feliciano ha sido el mejor tenista sobre hierba del año, y llega a Wimbledon con el sueño de, a sus 35 años, conseguir su mejor resultado sobre el pasto inglés. Nunca ha escondido que el torneo disputado en el All England Club es su favorito de cuantos se acumulan en el calendario. Tampoco ha evitado proclamar que se siente más cómodo sobre superficies rápidas.

El toledano ha sido, desde que comenzó su carrera deportiva en 1997, el soplo de aire fresco en el tenis español. El que rompió el estigma de que los españoles sólo juegan de fondo. Y es que, con permiso de las cinco finales y dos títulos de Rafa Nadal en Wimbledon, Feliciano López es el mejor tenista español de la historia sobre hierba. Así lo demuestra su palmarés con tres títulos y más de setenta partidos ganados en esta superficie y, sobre todo, su estilo de juego, que es perfecto cuando el calendario se torna verde. Saque de zurdo, revés a una mano y volea, algo prácticamente extinto.

Todo esto le permite soñar, por qué no, con darse un último, o penúltimo, homenaje en ‘The Championships’, donde ya alcanzó los cuartos de final en 2005, 2008 y 2011. Este año, sobre hierba, Feliciano López ha vencido a tenistas como Tomas Berdych (finalista en 2010 en Wimbledon), Marin Cilic (campeón del Abierto de Estados Unidos en 2014) o Grigor Dimitrov (semifinalista en Wimbledon en 2014). En Londres debutará con el francés Adrian Mannarino, y se podría enfrentar a Novak Djokovic en cuarta ronda.

En un año en el que los veteranos dominan los grandes torneos, Feliciano López sueña con acercarse a esa copa dorada, que por respeto al juego clásico podría haber sido suya hace mucho tiempo.

Las victorias en Montecarlo, Madrid, Barcelona y París le han devuelto a Nadal el respeto de todo el mundo. Ya nadie le apea del tren de favoritos ni le descarta antes del comienzo de un torneo, ni se olvidan de él por muy rápida que sea la superficie. La ilusión que empujó al español a reconquistar Roland Garros es la misma que le anima para pelear en el tercer grande de la temporada, el que peor se adapta a sus características, pero en el que ha sumado dos títulos (2008 y 2010) y tres finales (2006, 2007 y 2011).

El balear decidió no jugar ningún torneo previo al tercer ‘Grand Slam’ del año, y se entrenó con los suyos en Mallorca. Sólo una exhibición en Hurlingham (Inglaterra), con derrota ante Tomas Berdych y victoria frente a Tommy Haas, le han permitido saborear la competición en hierba, dos años después de su último partido sobre la superficie verde. Nadal comenzará el lunes contra el australiano John Millman y sus primeros obstáculos de renombre empezarían en la tercera ronda, donde podría enfrentarse a Karen Kachanov, en cuarta ronda a Gilles Muller y en cuartos a Marin Cilic. Su rival en semifinales podría ser Andy Murray, mientras que evitaría a Roger Federer y Novak Djokovic hasta la final. Nadal sería número uno del mundo al término del torneo si lo gana, o si llega a la final.

Como rival más duro aparece Federer. El suizo es el primer favorito a la victoria, según las casas de apuestas, y es que lleva preparando este torneo desde que venció en el Masters de Miami. Pese al tropezón en Stuttgart, el siete veces campeón en Wimbledon se alzó con mucha superioridad con el título en Halle (Alemania) y llega a Londres con la posibilidad real de sumar su decimonoveno ‘Grand Slam. Comenzará ante Alexander Dolgopolov.

Un escalón por debajo, siempre peligrosos, pero venidos a menos, están Murray y Djokovic. El británico es el actual campeón, pero la responsabilidad de ser el número uno le pesa demasiado y no ha sido capaz aún de mostrar el nivel de la temporada pasada. Además, unos problemas en la cadera le han obligado a bajarse de la exhibición de esta semana en Hurlingham y no se sabe si estará al cien por cien en su debut del lunes ante el kazajo Alexander Bublik. Djokovic, situado en el puesto tres del ranking y con tres entorchados en Wimbledon, iniciará el torneo contra Martin Klizan.

En cuanto al resto de españoles, Roberto Bautista debutará con Andreas Haider-Maurer, David Ferrer con Richard Gasquet y Fernando Verdasco con Kevin Anderson.

Muguruza, poco a poco

En el cuadro femenino, la euforia con Garbiñe Muguruza ha descendido desde su victoria en Roland Garros 2016. Desde aquellas dos semanas en París la hispano-venezolana, que estará entrenada durante Wimbledon por Conchita Martínez, no ha alcanzado la final de ningún torneo, algo no habitual entre las campeonas de ‘Grand Slam.

El año pasado Muguruza llegó con muchas expectativas a Wimbledon, torneo en el que fue finalista en 2015, y cayó eliminada a las primeras de cambio. Por ello, lo más prudente, para beneficio de la propia jugadora es ir poco a poco y no pensar en que, por ejemplo, las casas de apuestas la sitúan como la cuarta favorita al título, por detrás de Karolina Pliskova, Petra Kvitova y Johanna Konta. Su camino en los campeonatos ingleses comenzará con la rusa Ekaterina Alexandrova y podría cruzarse en la cuarta ronda con la número uno mundial, Angelique Kerber. Por su parte, Carla Suárez iniciará el torneo contra la canadiense Eugenie Bouchard.

Fotos

Vídeos