Vela | Volvo Ocean Race

«La séptima etapa ha sido de las más duras de la historia»

Los cántabros 'Ñeti' Cuervas Mons y Pablo Arrarte, en el Mapfre./EFE
Los cántabros 'Ñeti' Cuervas Mons y Pablo Arrarte, en el Mapfre. / EFE

El regatista cántabro, que disputa su cuarta Volvo Ocean Race, ha acacabo la séptima etapa con su equipo, el Mapfre, en quinta posición

EFE

El regatista cántabro Antonio 'Ñeti' Cuervas-Mons, proa y capitán (responsable de material y logística) del 'Mapfre', ha reconocido que «la séptima etapa de la vuelta al mundo a vela (disputada entre Auckland e Itajaí) ha sido una de las más duras que he hecho nunca».

A sus 36 años está disputando su cuarta Volvo Ocean Race y recuerda que «el viento ha sido muy duro» y que han tenido que afrontar «olas muy grandes». «Además, hemos bajado más al Sur que nunca y eso significa muchísimo frío, más del que esperábamos. Hemos llegado a tener el agua a 3ºC y esto, sumado a los 40 nudos de viento y demás, ha provocado días de gran riesgo», ha comentado el santanderino.

El quinto puesto de la etapa puede considerarse positivo para el equipo español. «Al tercer día de etapa, se rompió el carril de la mayor, al principio del Océano Sur. Y, desde ahí, todo fue como una bola de nieve que se fue haciendo cada vez más grande y el problema se agravó. De repente, nos vimos con la mayor partida por la mitad, el palo reventado, la botavara rota en un sitio muy complicado», ha explicado el capitán del barco español.

A pesar de las condiciones meteorológicas adversas, 'Ñeti' no dudó en subir al mástil para intentar reparar la avería: «Cada vez que me subía acababa muerto. Hubo un día que me tuve que subir siete veces y acabé reventado».

Al romper la vela mayor antes de cruzar el Cabo de Hornos, el 'Mapfre' se vio obligado a parar. Tras las reparaciones, un área anticiclónica les alcanzó de lleno en el Atlántico Sur.

Como la etapa duró más de lo previsto, en el 'Mapfre' tuvieron que racionar la comida y el gasóleo. «Eso es más una lucha psicológica que otra cosa. El día antes de llegar desayunamos un platito de cereales y, luego, tomamos algo de comida liofilizada, cuando normalmente comemos diez veces más. Yo he perdido cinco kilos», relata 'Ñeti'.

Ahora con el barco en el muelle del puerto de Itajaí, su trabajo no cesa porque todo debe estar a punto para la octava etapa. «Solo piensas en descansar, pero tienes que estar pendiente de chequear el barco en cada área: el mástil, el casco, la quilla, las velas, etc.», finaliza el regatista santanderino.

Temas

Mapfre

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos