La subasta de la Pereda ha quedado de nuevo desierta
La subasta de la Pereda ha quedado de nuevo desierta / Celedonio Martínez

Sota admite que el fracaso de las subastas es un "perjuicio" para los presupuestos

  • El consejero confía en que «en los próximos meses» se pueda alcanzar el objetivo de vender alguna de las propiedades que no han encontrado comprador

La Consejería de Economía va a tener que hacer número para ver cómo compensa el dinero que esperaba obtener en las subastas de los inmuebles públicos que finalmente han quedado desiertas. «Evidentemente, si esos ingresos no llegan», habrá que «compensarlos con otro tipo de ajustes de gasto» para poder cuadrar las cuentas y cumplir el objetivo de déficit, apuntó ayer el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota.

A preguntas de la prensa, antes de intervenir en la inauguración del Congreso Extraordinario Constituyente de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT en Cantabria, Sota reconoció que no vender las propiedades ociosas del Gobierno de Cantabria antes de final de año ocasionaría «un perjuicio» a las cuentas regionales de este año 2016, en las que hay previstos unos ingresos de más de 20 millones de euros por esas ventas.

No obstante, el consejero confía en que «en los próximos meses» se puede alcanzar el objetivo de vender esas propiedades, entre las que destacan La Quinta Labat, la antigua residencia de mayores La Pereda, los antiguos juzgados de la calle del Sol y el antiguo conservatorio ubicado en el Paseo de Menéndez Pelayo.

«Todavía no hemos acabado el año, cuando lleguemos veremos si hay que adoptar alguna medida», indicó Sota, que ha destacado que, en cualquier caso, el Gobierno PRC-PSOE ha hecho «un esfuerzo que no se hizo en años anteriores» de poner a la venta el patrimonio ocioso, es decir, inutilizado, de la comunidad autónoma.

Pero las subastas no han funcionado. Ni siquiera a la tercera, con una rebaja sustancial de los precios de salida respecto a la primera. Las previsiones millonarias de ingresos de los últimos ejecutivos regionales no han tenido hasta ahora una respuesta real.

Rebaja irresponsable

El consejero de Economía también se refirió ayer a la rebaja del tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que plantea el PP.

A su juicio es «absolutamente irresponsable», porque cada punto de rebaja «supone 30 millones de euros menos de ingresos anuales» para la comunidad autónoma y eso no se puede hacer en «un momento en el que estamos ajustando para poder cumplir el objetivo de déficit».

«En una situación muy comprometida como la actual, el PP sabe que eso es imposible», dijo Sota que por eso precisamente ha calificado la propuesta de los ‘populares’ de «demagógica».