Robert Bosch Treto firma el acuerdo sobre una posible venta y el convenio

Imagen de la planta de la compañía en Cantabria.
Imagen de la planta de la compañía en Cantabria. / DM
  • Los trabajadores están «expectantes» frente a los planes de la multinacional alemana que busca un inversor

Sólo faltaba la firma y ya se ha realizado. Desde el pasado viernes los más de 700 trabajadores de la factoría de Robert Bosch en Treto (Bárcena de Cicero) tienen bajo el brazo un acuerdo laboral que garantiza su futuro en caso de venta de la división mundial de 'Starters and Generators', que se encarga de desarrollar y producir alternadores y motores de arranque, donde se engloba la planta cántabra. Además de este acuerdo marco, la dirección de la fábrica y el comité de empresa rubricaron el nuevo convenio colectivo que tiene una vigencia hasta 2020 y que precisamente estaba pendiente del pacto de futuro.

El presidente del comité, Moisés Huerta, explicó a este periódico que después de obtenerse el beneplácito de la gerencia alemana y de la asamblea de los trabajadores, finalmente se ha podido firmar el acuerdo. Huerta mostró su satisfacción y señaló que «ahora estamos expectante por si aparece un posible comprador», algo que todavía se desconoce y sobre el que «el comité está vigilante».

Para mantener las condiciones actuales de planta líder de Treto, se asegura la actividad productiva hasta el 31 de diciembre de 2025, como mínimo. El acuerdo recoge que ya están previstas las inversiones necesarias para cubrir la capacidad de producción con unos 26 millones de euros entre 2016 a 2018.

La compañía se compromete a que durante tres años, tras la venta, no se producirá «ningún despido» por causas técnicas, económicas, productivas u organizativas.

Extinción voluntaria

El acuerdo laboral recoge distintas indemnizaciones por extinción voluntaria para el periodo 2021 a 2025 según la edad: 59 años, menos de 51 y entre 51 y 58. Los primeros percibirán un complemento de la prestación por desempleo del 72% del salario bruto.

El nuevo convenio colectivo contempla una subida salarial del 0,8% este año, 1,2% el próximo, el mismo porcentaje en 2018, un 1% en 2019 y un 1% en 2020. Además en el primer año se aplicará el IPC real, y en los siguientes el IPC más un 0,2%. Se mantiene la misma jornada laboral y se contemplan 51 contratos indefinidos, ampliables a otros cinco, en los cinco años.