Sodercán y Sidenor firman hoy el pacto para la nueva empresa en Reinosa

Sodercán y Sidenor firman hoy el pacto para la nueva empresa en Reinosa
/ B. C.
  • La sociedad pública invertirá 15 millones de euros para hacerse con el 24,9% del capital de la nueva compañía, que se llamará Sidenor Forging and Casting

Ocho meses de largas negociaciones, los cuatro últimos de mayor intensidad, han sido necesarios para cerrar el pacto de creación de la nueva empresa que aglutinará los activos de acería, fundición y forjado de grandes piezas de la factoría de Sidenor en Reinosa. El compromiso –«la firma de la promesa de compra», según reza textualmente en la convocatoria– será suscrito hoy por la sociedad pública cántabra Sodercán y por Sidenor en un acto al que asistirá el presidente regional, Miguel Ángel Revilla; la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos y el director general de Sodercán, Salvador Blanco. Los documentos serán firmados por Blanco y por el consejero delegado de Sidenor, José Antonio Jainaga.

La nueva empresa se denominará Sidenor Forging and Casting (Sidenor Forja y Fundición). También se manejó la posibilidad, al final desestimada, de recuperar el histórico nombre de ‘La Naval’, denominación popular de la fábrica que deriva de su razón social inicial, Sociedad Española de Construcción Naval, que se mantuvo hasta 1969.

La nueva sociedad tendrá una valoración de 60 millones de euros. La cantidad ha sido determinada por expertos independientes. Los 15 millones que aportará Sodercán supondrán poseer el 24,9% del capital social y darán derecho a dos asientos en el consejo de administración de la nueva compañía, que tendrá su sede social en Cantabria, lo que tendrá positivos efectos fiscales para la autonomía.

La compra, antes de fin de año

El compromiso se firma hoy, pero la constitución formal de la sociedad ante notario tendrá lugar en los próximos meses, de tal manera que la compra efectiva de las acciones se producirá antes de finalizar este año, según precisó ayer Díaz Tezanos, que también es la presidenta de Sodercán.

Dos equipos de abogados, uno por cada parte, asesores externos especializados, además de los técnicos de Sodercán y Sidenor, han participado en la negociación. Las discusiones han sido muy complejas y no exentas de tensión por ambas partes según ha podido confirmar El Diario. Incluso hasta el punto de correr el riesgo de ruptura en varios momentos.

El compromiso cerrado incluye un plan de viabilidad, de negocio y de inversiones y un plan de empleo. Las estipulaciones comprometen a Sidenor a mantener la plantilla durante tres años, a realizar inversiones y a asegurar cargas de trabajo y producciones. Estos extremos del pacto han sido aprobados ya por la plantilla.

En concreto, Sidenor realizará inversiones por un total de 4,5 millones de euros, con el compromiso adicional de destinar 1,9 millones anuales a los gastos de mantenimiento de la planta de Reinosa y otros 2 millones a la partida de contratas con proveedores regionales. Una queja constante del comité de empresa de Sidenor es la reiterada falta de inversiones durante los últimos años en Reinosa, incluso en los momentos en los que la actividad de la fábrica era claramente rentable por la elevada carga de trabajo y la buena situación del mercado.

La plantilla actual de Sidenor Reinosa es de 520 trabajadores en la actividad que se segregará y 120 en laminación, que seguirá perteneciendo a Sidenor en exclusiva. Aunque Sidenor anunció en abril la contratación de 20 trabajadores para el tren de laminación, al final esa contratación no se llevará a cabo. Fuentes de la compañía aseguraron que era para cubrir un ciclo de aumento de trabajo que ya se cerró.

La tensión en la negociación ha surgido de la dificultad de conciliar objetivos que no siempre eran coincidentes entre ambas partes. La máxima prioridad de Sodercán era asegurar el mantenimiento de la plantilla y la actividad en Reinosa, pero también el dotar a la nueva compañía de un plan de negocio y actividad que garantizara en lo posible su futuro más allá del horizonte de los tres años pactados. Y, por otra parte, blindar en lo posible su aportación de capital de 15 millones de euros. Por un lado para que se aplique en Reinosa y, por otro, para garantizar un peso adecuado en el caso de una posible venta de la sociedad a un tercero, algo que Sidenor no ha ocultado nunca que es uno de sus objetivos. Por ello hay cautelas establecidas para evitar la dilución del 24,9% y mayorías reforzadas a la hora de votar determinadas cuestiones en el seno del consejo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate