El Gobierno estudia fusionar Bankia y BMN, que suman más de 2.500 oficinas

Vista de la sede central de Bankia en Madrid.
Vista de la sede central de Bankia en Madrid. / Reuters
  • La medida del FROB crearía un gigante de más de 17.000 empleados, con el objetivo de recuperar las ayudas públicas

El Gobierno, a través del fondo de rescate español, el FROB, estudia ya la fusión de las nacionalizadas Bankia y BMN, un gigante que tendría más de 2.500 oficinas y 17.350 empleados en España, con el objetivo de recuperar la mayor parte de las ayudas públicas.

La Comisión Rectora del FROB, "en su composición reducida", se ha reunido hoy para analizar esta operación y otras posibles alternativas, al tiempo que ha decidido que procederá a contratar asesores externos para encontrar la mejor solución.

Por ahora se trata exclusivamente de una actuación de estudio que, en su caso, exigiría la posterior adopción de la decisión final en una Comisión Rectora con representantes de un Gobierno en plenas funciones y previa obtención de las autorizaciones correspondientes, ha remarcado el FROB en un comunicado.

En un hecho relevante, BFA, la matriz de Bankia, fue la primera en confirmar que el FROB estaba estudiando su fusión con BMN.

Se trataría en todo caso, previsiblemente, de una absorción, dado el tamaño de Bankia, cuyos activos superaban 203.500 millones a cierre de junio, frente a poco más de 40.600 millones de BMN.

Además, teniendo en cuenta que Bankia es el resultado de la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas más, su volumen de créditos ronda 116.500 millones, muy superior a los cerca de 23.500 millones de BMN, fruto de la unión de Caja Murcia, Caja Granada y la balear Sa Nostra.

La finalidad es el máximo valor

Tanto BFA como Bankia han insistido en que, a fecha de hoy, la fusión es exclusivamente una actuación de estudio sin que, hasta el momento, se haya tomado decisión alguna para que la mencionada transacción se lleve a cabo.

El Grupo BFA-Bankia justifica que cualquier posible operación de integración será con la finalidad de que sus accionistas, entre ellos el Estado, obtengan el máximo el valor y, por tanto, se optimice la capacidad de recuperación de las ayudas públicas.

De llegar a buen puerto la fusión, el nuevo banco atesoraría más de 130.000 millones de euros en depósitos y su morosidad rondaría el 10%, teniendo en cuenta que la de Bankia era del 9,8% a cierre de junio y la de BMN del 10,8%.

Las dos entidades han recibido en total 24.269 millones de euros en ayudas públicas, 22.424 millones para el grupo BFA-Bankia y 1.845 millones de euros para BMN.