Un trabajador en una fábrica de Los Corrales
Un trabajador en una fábrica de Los Corrales / Javier Cotera

El BBVA augura la creación de 12.000 empleos en Cantabria para 2017

  • El informe elaborado por el banco estima que el PIB regional crecerá este año un 2,9%, pero para el próximo año lo restringe al déficit

Cantabria va a ser capaz de crear 12.000 puestos de trabajo entre el año que está a punto de finalizar y el próximo. La economía sigue creciendo y acabará 2016 con un crecimiento del 2,9%, si bien para 2017 se aprecia una cierta desacelaración y el alza del PIB será del 2,2%. Estas son algunas de las previsiones del Informe del BBVA Research que presentaron en Santander el director territorial del BBVA, Peio Belausteguigoitia, y el economista jefe para España, Miguel Cardoso, que insistieron en que la economía cántabra sigue creciendo, aunque todavía no es capaz de lograr los niveles anteriores al inicio de la crisis. También apuntaron que la región no va a cumplir con el objetivo de déficit.

El Informe ha elevado del 2,6 al 2,9% el crecimiento para este año mientras que para España lo han fijado en el 3,3% y en el 2,5% para el año próximo frente al 2,5% para el conjunto del Estado.

La parte más optimista es la que se refiere a la creación de empleo ya que se esperan 12.000 nuevos empleos, si bien el propio informe destaca que no se trata de puestos de trabajo de calidad. En esta línea, la tasa de paro promedio se estima en 14,5%, y en algunos momentos podría estar en el 13%, si bien muy por encima del 10% que fue el nivel alcanzado en 2008. Se incide, además, en la tasa del paro de larga duración afecta al 43% de los desempleados.

De otro lado, el estudio refleja que el consumo privado sigue creciendo, aunque menos que el año anterior y que el mantenimiento de unos tipos de interés históricamente bajos y la mejora de la renta disponible de las familias favorecida por la creación de empleo ha impulsado el avance del gasto doméstico. Esta situación resulta beneficiosa especialmente para el sector turístico cántabro, que ha evolucionado favorablemente con respecto al año anterior, destacando además el aumento de visitantes extranjeros.

Asimismo, la política monetaria y los precios bajos del petróleo seguirán impulsando el consumo y la inversión, pero con un menor impacto en los próximos meses.

En el ámbito fiscal, las medidas necesarias para alcanzar la meta del déficit en 2017 tendrán que reducir el desequilibrio estructural de las cuentas públicas en alrededor de 0,5% del PIB, lo que tendrá un impacto negativo en la demanda interna.

De otro lado, el Informe estima que el impacto del 'Brexit' va supone 0,4% décimas menos de crecimiento en Cantabria para 2017. Este efecto es similar al de la media nacional