Liberbank pone en venta su filial inmobiliaria, con 3.219 inmuebles, de ellos 355 en Cantabria

Un barrendero pasa frente a una sede de Liberbank/Eloy Alonso
Un barrendero pasa frente a una sede de Liberbank / Eloy Alonso

El precio de Mihabitans podría rondar los 80 millones de euros y ya hay varios candidatos interesados en la operación

M. A. PÉREZ JORRÍN SANTANDER.

Liberbank continúa con su estrategia para acelerar lareducción de activos inmobiliarios y como parte de ella ha puesto en el mercado su filial Mihabitans, el vehículo de venta de pisos, locales, terrenos y oficinas en toda España. La sociedad, creada en junio de 2016, tiene en estos momentos en cartera un total de 3.219 activos inmobiliarios, entre los que se incluyen 2.106 viviendas y garajes de distinto tipo, 579 locales comerciales y oficinas y 42 terrenos urbanizables. En Cantabria comercializa los activos 'heredados' de Caja Cantabria, en total 355 inmuebles de los que 256 son viviendas.

La operación ha sido encargada a Alantra, una compañía especializada en el asesoramiento y gestión de activos y según algunas fuentes ya hay varios fondos interesados, entre ellos Lindorff, una firma de servicios de gestión de créditos con sede en Estocolmo, y Cerberus, a través de su filial Haya Real State, que abrían ofrecido unos 80 millones de euros. Liberbank, que informará al mercado cuando firme un acuerdo con alguno de los candidatos, no ha ofrecido detalles de los posibles compradores ni sobre el precio de la operación. La operación se anuncia una semana antes de la presentación de los resultados del segundo trimestre del año, que tendrá lugar el próximo día 27 de julio.

El plan de desinversión inmobiliaria de Liberbank se inició hace unos tres meses. Tras la presentación de resultados del primer trimestre, la entidad ya comunicó a los analistas su intención de estudiar la posible venta de Mihabitans con el fin de recortar su exposición inmobiliaria.

Con esta estrategia, Liberbank busca reducir su morosidad por debajo del 7% en 2018, desde el 13% registrado a cierre de marzo de 2017, así como acelerar las salidas de deuda bruta de activos adjudicados por alquileres y ventas, estimadas en 410 millones de euros en 2017, 625 millones en 2018 y 850 millones de euros en 2019.

A cierre del primer trimestre, Liberbank contaba con 2.951 millones de euros en activos dudosos tras reducir esta cifra en 254 millones en los tres primeros meses del año. Respecto a marzo de 2016, la entidad ha disminuido esta cartera en 1.831 millones, un 38,3%. Según informó la entidad, Liberbank tiene una cobertura del 121% en la cartera de créditos dudosos, y el valor actualizado de los activos adjudicados representa el 129% del importe neto de la deuda asociada a los mismos.

Lindorff, que ahora puja por la red inmobiliaria, se hizo reciententemente con el 90% de una cartera de más de 14.000 préstamos fallidos de 169 millones de euros de Liberbank. La cartera incluye préstamos «unsecured», sin garantías ni colaterales, en su mayoría de pequeña cuantía; colas hipotecarias y préstamos con garantías de diverso rango.

En enero de 2014 Liberbank vendió otra cartera de 663 millones de euros de activos fallidos, principalmente créditos. La cartera fue vendida a los fondos Perry Capital y a Savia Asset Management, sociedad perteneciente a JB Capital Markets, propiedad a su vez de Javier Botín,

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos