Barcelona competirá con 18 ciudades por la Agencia Europea del Medicamento

Sede de la Agencia Europea del Medicamento./
Sede de la Agencia Europea del Medicamento.

La UE publica la lista de candidatas que optarán a ser la sede de la EMA cuando salga de Londres por el 'Brexit'

EFEBruselas

Barcelona competirá con otras 18 ciudades europeas, entre ellas Ámsterdam, Dublín o Estocolmo, por tener la sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) cuando salga de Londres como consecuencia del "brexit", según la lista de candidatas publicada hoy por el Consejo de la Unión Europea (UE). La Ciudad Condal es la única apuesta española para hacerse con una de las dos agencias comunitarias que abandonarán el Reino Unido a raíz de su salida de la UE, ya que el Gobierno español no ha presentado ninguna oferta para acoger la Autoridad Bancaria Europea (EBA), a la que optan ocho ciudades.

El Consejo ha recibido en total 27 candidaturas, 19 para acoger la EMA y 8 para la EBA, relativas a 23 ciudades, ya que algunas como Dublín o Varsovia son candidatas para ambas, a pesar de que solo podrían quedarse con una. Los países tenían hasta este lunes a medianoche para presentar sus ofertas, máximo una por agencia.

Junto con Barcelona, a la carrera por la EMA concurren Ámsterdam, Atenas, Bonn (Alemania), Bratislava, Bruselas, Bucarest, Copenhague, Dublín, Helsinki, Lille (Francia), Milán (Italia), Oporto (Portugal), Sofía, Estocolmo, Malta, Viena, Varsovia y Zagreb.

Por su parte, Bruselas, Fráncfort (Alemania), París, Luxemburgo, Dublín, Praga, Viena y Varsovia se postulan para acoger la EBA que, con 159 empleados, se ocupa de diseñar reglas homogéneas para supervisar a la banca europea y de hacer las pruebas de estrés a las entidades.

Industria farmacéutica

El mayor interés mostrado por la EMA, que se encarga de vigilar la seguridad de los fármacos y dar las autorizaciones para comercializarlos en la UE, se explica porque, además de sus 890 empleados, recibe cada año la visita de 35.000 expertos de la industria farmacéutica.

España se centra en esta contienda, en la que Ámsterdam, Dublín, Estocolmo, Copenhague y Bratislava serían las opciones más fuertes frente a Barcelona, según fuentes diplomáticas, que señalan que la Ciudad Condal tiene una candidatura sólida.

El Ministerio de Sanidad ha trabajado con la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona en la candidatura, que fue presentada oficialmente ayer y hace hincapié en las conexiones de transporte de la ciudad, su oferta educativa y de servicios o la disponibilidad de la Torre Glòries, pero también en la fortaleza de la industria farmacéutica y el potencial innovador en España.

Con las candidaturas sobre la mesa, "la Comisión Europea evaluará ahora todas las ofertas de forma objetiva sobre la base de los criterios" acordados, según la CE. Este análisis será publicado el 30 de septiembre, pero el Ejecutivo no hará un ránking de las más adecuadas.

Tendrán en cuenta la accesibilidad de la ciudad, las posibilidades de acceso al mercado de trabajo, servicios de salud, y escuelas para la familia de los empleados, así como que se garantice que la agencia puede estar operativa cuando Reino Unido salga, que se dé continuidad a su negocio y la dispersión geográfica de las mismas.

Referéndum catalán

La Comisión Europea ya señaló que en esta evaluación no se tendrá en cuenta el referéndum de independencia anunciado por el Gobierno catalán para el 1 de octubre, pero fuentes europeas apuntan a que este será "el elefante en la habitación" en el debate político que tendrán los ministros de los Veintisiete en octubre sobre la base del análisis de Bruselas.

Aunque con los criterios en la mano, Barcelona "lo tiene todo", también pesará que el hecho de que España ya cuenta con otras tres agencias -la Oficina de Propiedad Intelectual (EUIPO) en Alicante, la Agencia comunitaria de Control de Pesca (ACCP) en Vigo y la de Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA) en Bilbao-, añaden. En esta tesitura, este "debate político" será de especial relevancia antes de que en noviembre los ministros del consejo de Asuntos Generales elijan por votación las futuras sedes.

La votación será secreta, se desarrollará en un máximo tres rondas, y cada uno de los Veintisiete -pues el Reino Unido no participará en el proceso- tendrá el mismo número de puntos. La primera en conocerse será la sede de la EMA y el país que se haga con ella deberá renunciar a acoger la EBA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos