El uso de biomasa en Cantabria evita una contaminación de 24.100 coches al año

Javier Díaz, presidente nacional de Avebiom./
Javier Díaz, presidente nacional de Avebiom.

El presidente de Avebiom, Javier Díaz, valora «muy positivamente y en toda la cadena de valor» las cifras del sector en 2016, ya que «se han superado los objetivos que nos habíamos marcado»

ISABEL AROZAMENA SANTAND ER.

La utilización de biomasa como fuente de energía térmica en Cantabria durante 2016 evitó la emisión de un total de 36.161 toneladas de CO2, lo que se traduce en la contaminación producida por 24.100 vehículos a lo largo de doce meses. Con el uso de esta fuente de energía se contribuye a la reducción de gases de efecto invernadero en España, según un informe elaborado por el Observatorio de Biomasa (), que gestiona la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom).

A finales de 2016 había en Cantabria 2.324 equipos de biomasa de alto rendimiento, el 1,2% del total nacional. Esta cifra refleja un incremento de 443 equipos en relación con la del año anterior, lo que significa un incremento del 23,5%, con una potencia instalada total de 94.397 kW, un 9,6% más.

La mayor parte de los equipos instalados durante el año 2016 fueron estufas de pellet, con 399 unidades, cuya tendencia de comercialización ha derivado a través de los grandes almacenes de bricolaje y continúa al alza con equipos cada vez de menor potencia, pero más tecnificados. La potencia media de las estufas comercializadas en 2016 ha sido de 11,3 kW.

El presidente de Avebiom, Javier Díaz, valoró «muy positivamente y en toda la cadena de valor» las cifras del sector de la biomasa en 2016, ya que «se han superado los objetivos que nos habíamos marcado para el ejercicio». Y ello, dijo, «a pesar de que en 2016 se registraron algunas circunstancias que pudieron aminorar de alguna manera el ritmo de crecimiento del número de instalaciones». Entre ellas, citó unas temperaturas más suaves de lo habitual en invierno, unos precios más bajos del gasóleo durante una buena parte del ejercicio «y la propia inestabilidad política, que provocó una ligera contracción del consumo en general». Sin embargo, añadió Díaz, los datos de 2017 «apuntan a un claro cambio de tendencia, impulsada muy probablemente por el fuerte incremento del precio del gasóleo de calefacción, que ha llegado a costar en algunos momentos hasta un 50% más con respecto al año anterior».

En toda España operaban a finales del año pasado 198.887 equipos de biomasa de alto rendimiento, 38.851 más que en 2016, un 24% de incremento, con una potencia instalada total de 8.297,6 MW, según el Observatorio de Biomasa.

Récord en estufas de pellet

Durante 2016 se instalaron 35.815 estufas de pellet, un 22% más que en 2015, lo que supone un nuevo récord de ventas. Sin embargo, el número de calderas instaladas fue menor: las de menos de 50 kW, un 16% por debajo, mientras que las de 50 kW o más, de instalaciones industriales y colectivas, registraron un descenso del 15%.

Avebiom reúne a los principales actores del sector de la bioenergía a lo largo de toda la cadena de valor de la biomasa, con el fin de promover su uso sostenible como fuente de energía renovable, de empleo y de riqueza. Es una entidad reconocida como clúster por el Ministerio de Industria y es la interlocutora del sector ante las administraciones europeas, nacionales, regionales y locales. Cuenta con 180 asociados, mayoritariamente pymes, algunos centros de investigación y entes de la energía, que generan 11.355 empleos y un volumen de facturación de 2.200 millones de euros. Es miembro fundador de la Asociación Mundial de la Bioenergía (WBA) y forma parte de la Junta Directiva de la Asociación Europea de la Biomasa (Aebiom).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos