Cantabria crecerá en 2018 y 2019 por debajo de la media, según BBVA

Cantabria crecerá en 2018 y 2019 por debajo de la media, según BBVA

La tasa de paro en la comunidad autónoma bajará al 11,2% el próximo año, aunque el ritmo de creación de empleo será menor que en el conjunto del país

Isabel Arozamena
ISABEL AROZAMENASantander

Cantabria será la tercera comunidad autónoma que menos crecerá en 2019, según el informe dado a conocer ayer por BBVA Research, el servicio de estudios del banco. Lo hará un 2,1%, dos décimas menos que la media nacional del 2,3%. El Observatorio Regional correspondiente al primer trimestre de 2018 hace también una perspectiva sobre el crecimiento del empleo que en Cantabria será 1,6% en 2019, cuatro décimas por debajo del conjunto del país del 2%.

En cuanto a las previsiones para el presente año, la economía regional avanzará un 2,4%, una décima menos que el promedio nacional del 2,5%. Pero los peores resultados los obtendrá Cataluña, lastrada por la incertidumbre política, que avanzará un 2,1% en 2018, y un 2,0% en 2019, muy por debajo de la media nacional (2,5% y 2,3%, respectivamente).

RADIOGRAFÍA

- Las que más
Madrid será la autonomía que más crezca en 2019, un 2,7%, seguida de Baleares, 2,6%, y Canarias, País Vasco y La Rioja, las tres con un 2,5%.
- Las que menos
Las comunidades que crecerán a menor ritmo serán Asturias (2%), Cataluña (2%) y Cantabria (2,1%).
- Cataluña
La inseguridad del panorama político catalán ha afectado ya al turismo, que ha reducido en tres puntos la ocupación de los hoteles respecto al año anterior.

En los puestos destacados en 2018 se sitúan nueve comunidades autónomas que crecerán por encima del promedio nacional, dos lo igualarán (Andalucía y La Rioja) y seis se quedarán por debajo. Se trata de Baleares (3%), Canarias (2,9%), Navarra y País Vasco (2,8%), Madrid y Castilla-La Mancha (2,7%) además de Castilla y León, Galicia y Murcia (2,6%). Por debajo de la media, además de Cataluña y Cantabria, se encuentran Aragón, Extremadura y Comunidad Valenciana (2,4%) y Asturias (2,3%).

El estudio refleja que el paro se situará en mínimos históricos en algunas comunidades autónomas a finales de 2019, lo que podría traducirse en «presiones» al alza sobre los salarios ante las dificultades de las empresas para cubrir vacantes. En Navarra se prevé que el paro baje en 2019 hasta el 6,7%, seguida de Aragón (7,6%) y Baleares y País Vasco con un 7,8%. Las autonomías con mayor tasa de paro serán Extremadura con un 23,4%, Andalucía (21,5%) y Canarias (20,6%).

En 2018 y 2019, las comunidades de la zona mediterránea crearán algo más de la mitad del empleo que se generará en España, concretamente el 55%, seis puntos menos que en el bienio 2016-2017. En cambio, las regiones del centro (las dos Castillas, Extremadura y Madrid) elevarán su peso en el empleo once puntos, hasta el 29%.

Ver más

En el caso de Cantabria, la comunidad autónoma no sale tampoco favorecida en la creación de empleo ya que lo hará a un ritmo del 1,6% tanto a lo largo de este año que el siguiente. En ambos casos es por debajo de la media sobre todo en 2018 ya que en el conjunto de España el empleo avanzará un 2,5%, casi un punto más, y lo hará un 2% el próximo ejercicio.

Tasa de paro mejor

Donde la comunidad autónoma tiene mejor comportamiento es en la tasa de paro que en 2018 se situará en el 12% y bajará al 11,2% al año siguiente. En los dos casos el dato es mejor que el conjunto nacional, ya que la media de España es de una tasa de paro del 15,3% en 2018 y del 14% en 2019.

Según las previsiones del BBVA, se impulsará la demanda exterior mientras que la demanda interna desacelerará, lo que podría provocar que el empleo se desplace a aquellas comunidades orientadas a la exportación de bienes. De esta manera, las comunidades del norte serían las más beneficiadas por el aumento de la demanda externa por bienes.

Entre una y tres décimas de impacto por la crisis catalana

El BBVA Research advierte de que las comunidades que tienen mayores lazos comerciales con Cataluña «sufrirán un efecto contagio» en sus economías. En este caso se encuentra La Rioja, Aragón, la Comunidad Valenciana y Baleares. No obstante, los redactores del estudio confían en que la afección en estas regiones «sea inferior y más limitada en el tiempo, pudiéndose observar un repunte en la actividad hacia el 2019».

El coste del desafío independentista en términos de crecimiento para España alcanzará entre una y tres décimas del PIB tanto este año como en 2019, mientras que en Cataluña será mayor y podría situarse entre tres décimas y 1,1 puntos porcentuales. En el caso de las comunidades con mayores flujos comerciales con Cataluña, la desaceleración del PIB catalán oscilará entre cuatro y seis décimas.

El informe es claro: «En Cataluña, los datos que se conocen del último trimestre del año reflejan que comienzan a notarse los efectos de los atentados sufridos en agosto y, sobre todo, el aumento de la incertidumbre sobre la política económica por la tensión ligada al entorno político catalán.

El estudio apunta a un entorno internacional favorable, una política monetaria expansiva y una inacción a nivel doméstico como la causa de que las previsiones de crecimiento del PIB se mantengan prácticamente sin cambios para 2018 y 2019.

Las diferencias entre Cantabria y la media nacional se mantienen en los últimos años. En 2015, la región cerró su economía con un alza del PIB del 2,5%, casi un punto por debajo de la media. Al año siguiente creció un 2,4%, también casi un punto por debajo. Y para el pasado año el crecimiento de la economía cántabra se situó en el 2,5%, cuando España cerró en el 3,1%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos