Cantabria tendrá el primer circuito experimental de España para vehículos sin conductor

Cantabria tendrá el primer circuito experimental de España para vehículos sin conductor

Las instalaciones se ubicarán en Corvera de Toranzo y formarán parte de un proyecto más ambicioso para posicionar a la región en el mercado del transporte autónomo

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

Cantabria contará con el primer circuito experimental de vehículos sin conductor de España. Estará en Santiurde de Toranzo y forma parte de un proyecto que desarrolla Auvsi España con la Universidad de León y que, finalmente, ha recalado aquí pese a que la propuesta inicial había sido para la ciudad castellanoleonesa. Este será un circuito rural, pero hay previsiones de otros circuitos experimentales urbanos, aéreos y marítimos.

Esta primera instalación es la primera pata de un plan del Gobierno más amplio que será presentado a principios del próximo año: El Plan Nertra Cantabria, centrado en nuevos patrones de movilidad que se basan en vehículos autónomos en los que un software sustituye y toma las decisiones de un conductor.

En el circuito experimental que se construirá en Toranzo se probará la monitorización de los vehículos a través de lo que se conoce como ‘Centro de Gobierno Nertra’, desde el que se organiza y regula el tráfico, y desde donde se podría asumir remotamente el control del vehículo, evitando de esta forma cualquier accidente. Es un software el que va actualizando el comportamiento del vehículo para adaptarlo a la situación real de la vía. Una red de sensores aporta toda la información necesaria. Es el germen de lo que se conoce como el ‘tráfico transparente’.

El vehículo autónomo parece aún ciencia ficción, pero gigantes tecnológicos y fabricantes de vehículos, como Google, Uber, Tesla, Ford o BMW ya hayan mostrado su interés por hacerse con este negocio, y los expertos hablan de un plazo de entre cinco y diez años para que los concesionarios vendan los primeros coches.

Antonio Yuste, responsable de Auvsi España (Asociación Internacional para vehículos no tripuladas), ha explicado a el Diario de León que el objetivo principal del proyecto que se va a desarrollar en Cantabria es sentar las bases para que la región empiece a posicionarse como un referente del sector industrial en la fabricación de vehículos autónomos. Se empezará por la instalación de Santiurde, pero tienen en cartera otro circuito marítimo -que previsiblemente se localizaría entre Laredo y Castro Urdiales— y otro aéreo, que aún no lo han concretado.

Los periódicos de León han resaltado el hecho de que haya sido Cantabria la que se ha quedado con este proyecto, que tiene su germen en la universidad leonesa y en el que se lleva trabajando varios años. Sin embargo «Cantabria se lo ha tomado más en serio que Castilla y León», decía Yuste.

El Plan Nertra Cantabria, explica el consejero de Industria de Cantabria, Francisco Martín, consiste en generar en la región un desarrollo industrial que afronte los nuevos paradigmas de movilidad. «Veremos cada vez más ingenios de movilidad terrestre, marítima y aérea electropropulsados, conectados, colaborativos y no tripulados», dice Martín, quien explica que el Plan Nertra Cantabria tiene dos objetivos: en primer lugar, preparar a la región para posicionarse en esta tecnología y en segundo, «formar inversión dentro de la región y atraer inversión de España e internacional».

El Gobierno busca una inversión privada para que Cantabria coja el tren de la movilidad en España y en Europa y que esta iniciativa, además, «se transforme en trabajo, riqueza y oportunidades para la región». El Plan pretende que Cantabria sea capaz de construir sistemas de movilidad, aeronaves ligeras, barcos, centros logísticos, centros de gobierno de sistemas y comunicaciones. Desarrollar nuevos sistemas y exportar y explotar conocimientos.

Fotos

Vídeos