Cellbiocán mostrará en Massachussets sus avances en la lucha contra el cáncer

En Cellbiocán están presentes Grupo Tirso, Sodercán, Igualatorio Médico y un investigador del Idival. /DM
En Cellbiocán están presentes Grupo Tirso, Sodercán, Igualatorio Médico y un investigador del Idival. / DM

La firma biomédica cántabra ha sido elegida para participar junto a otros cinco proyectos nacionales en un programa del MIT

Jesús Lastra
JESÚS LASTRASantander

La compañía biomédica Cellbiocán ha sido distinguida por el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) y, avalada por la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud de España (Fipse), participará en la tercera edición del Programa de Mentorización Internacional de Fipse que comenzará el próximo mes de julio en Boston (Estados Unidos).

En concreto, la firma cántabra, en la que participan Sodercán, Grupo Tirso, el Igualatorio Médico y un investigador del Instituto de Investigación Marqués de Valdecilla (Idival), ha sido elegida junto a otros cinco proyectos de I+D+i por su sensor nanoplasmónico para la detección de células tumorales en sangre de pacientes con cáncer que se está aplicando en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

DNI de la empresa

Socios
Cellbiocán está participada por el Gobierno de Cantabria a través de Sodercán; Grupo Tirso; Igualatorio Médico; y un investigador del Instituto de Investigación Marqués de Valdecilla.
Actividad
La firma centra su actividad en el ámbito de la biomedicina para, a partir de muestras de sangre, analizar las células tumorales del ADN y conocer la disponibilidad genética a desarrollar diversos tipos de cáncer.

La selección de las propuestas fue realizada días atrás por un equipo de evaluadores del MIT en el marco de la jornada 'Impulso del ecosistema de innovación biomédica en España»' organizada por Fipse y el propio MIT en el Instituto de Salud Carlos III de Madrid.

Según explicó la Fundación, la jornada contó con la participación de Carmen Vela, secretaria de Estado de I+D+i, quien, tras destacar la importancia de la colaboración con el MIT, dijo que la investigación y la innovación en salud son un sector estratégico para España. «Contamos -sostuvo- con extraordinarios investigadores y potentes instituciones, y la salud es el reto número uno tanto de la estrategia española en investigación e innovación como del programa europeo Horizonte 2020».

Por su lado, la portavoz del MIT Martha Gray subrayó en su intervención que la conexión y colaboración entre los ecosistemas de innovación de España y Massachusetts está dando sus frutos, «y pueden potenciarse mutuamente intercambiando conocimiento, experiencia y talento para resolver los grandes retos globales de las ciencias de la salud y la práctica clínica». Asimismo, Gray recordó que «tenemos la responsabilidad y oportunidad de desarrollar el talento biomédico emergente, no sólo enseñándoles las herramientas adecuadas, sino también fomentando un ecosistema avanzado donde puedan alcanzar su máximo potencial para generar un impacto relevante en el mundo. El principal reto que tenemos es impulsar este ecosistema, uno que involucre y empodere al amplio espectro de agentes clave: estudiantes, usuarios y profesionales de la industria, académicos, médicos y sector público».

Participación del Gobierno

Cellbiocán fue noticia semanas atrás después de que el Gobierno cántabro, a través de la firma pública Sodercán, anunciara su entrada en el capital con una aportación de 240.000 euros.

La compañía centra su actividad en el ámbito de la biomedicina para, a partir de muestras de sangre, analiza las células tumorales del ADN para conocer la disponibilidad genética para desarrollar determinados tipos de cánceres y, al mismo tiempo, estudia la eficacia de los tratamientos contra las células tumorales y determina el más adecuado para hacer frente a la enfermedad.

Según ensalzó Sodercán tras concretar su desembarco, esta información a partir de biopsias líquidas puede ayudar a encontrar un cáncer en un estado temprano y coadyuvar a ser una información útil para ayudar a planificar el tratamiento, determinar su eficacia y averiguar si el cáncer reapareció. Además, «la posibilidad de tomar varias muestras de sangre a lo largo del tiempo también ayuda a los profesionales médicos a entender la clase de cambios moleculares que están ocurriendo en un tumor», detalló.

Entre otras ventajas, agregó Sodercán, la biopsia líquida, realizada a través de muestras de sangre, es una técnica revolucionaria en oncología, dado que tiene costes inferiores a las técnicas de imagen tradicionales (escáner o similares) y a las biopsias tradicionales (extracción de tejido tumoral), sin que sea necesaria la estancia hospitalaria. Ahora el MIT tendrá la oportunidad de conocer los avances de la empresa autonómica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos