«Los clústers son fundamentales para vencer la resistencia al cambio y crear confianza»

Guillermo Barredo, Antonio Novo y Celia Monsalve, durante su intervención ayer en el ciclo Cantabria + celebrado en el Hotel Bahía. / Roberto Ruiz | Pablo Bermúdez
Cantabria +

Antonio Novo, presidente de Fenaeic, defendió la necesidad de contar con un «ecosistema innovador» para que la economía colaborativa funcione

Mª ÁNGELES SAMPERIO Santander

Las empresas, que en muchos casos todavía están saliendo de la crisis, tienen que enfrentarse a muchos retos y entre ellos a la transformación digital y la necesidad de innovar para mejorar su competitividad. La aportación de la economía colaborativa, con su plasmación en agrupaciones de empresas, asociaciones y clústers centró ayer la tercera y última actividad de la temporada del ciclo Cantabria +, organizada por El Diario Montañés en colaboración con el Gobierno de Cantabria y la Sociedad de Desarrollo Regional (Sodercán). En esta ocasión, Antonio Novo Guerrero, presidente de la Federación Nacional de Agrupaciones Empresariales Innovadoras y Clústers (Fenaeic) expuso los beneficios de agruparse, tanto para las grandes empresas como para las pyme y relató las experiencias en las que participa desde sus actuales responsabilidades.

La visión local del coloquio corrió a cargo de Guillermo Barredo Gallarza, secretario del consejo y coordinador comercial de Santander Global Metal, y Celia Monsalve Saiz, gerente del clúster de automoción de Cantabria GIRA. Los ponentes fueron presentados por la periodista de El Diario, Pilar González.

Novo, que además de presidente de Fenaeic es director gerente del clúster IDIA, una agrupación especializada en la innovación TIC y los procesos de Transformación Digital en la Industria de Aragón, se mostró convencido de que «los clúster son fundamentales para vencer la resistencia al cambio y crear confianza», lo que es básico para que las empresas mejoren su competitividad. Recordó que las primeras formas de colaboración entre empresas eran más horizontales, pero estas agrupaciones fueron caminando hacia lo que hoy son los clúster, de los que están reconocidos unos 100 en España, aunque en la federación están 50 y se llegan a unos 70 u 80. Después llegaron las experiencias de 'calidad total' y empresas como Bosch empezaron a formar sus directivos para trabajar en equipo, pero no sólo en la propia compañía sino en otras del sector con las que se colabora. «Este es el camino para crear lazos de confianza, si bien contando con unas reglas de negocio muy claras. «La información -dijo- es parte de nuestro valor, pero hay que saber cómo protegerla y cómo compartirla».

Más colaboración para tener fortaleza en el mercado

Los ponentes coincidieron en las bondades de los clústers y agrupaciones de empresas. La colaboración, incluso con otros sectores de actividad diferentes a los del clúster, se ve como la mejor fórmula para tener fortaleza en un mercado cada día más global. Por spuesto, se apostó por aumentar los contactos con Europa para crecer en valores y participar en proyectos más ambiciosos. Para ello ya se cuenta con redes paneuropeas.

Además, dejaron claro la importancia de la formación no sólo para que las empresas incorporen al personal más cualificado, contando con unas universidades que atiendan a sus necesidades, sino para que los trabajadores ya veteranos se pongan al día en las TIC.

Los ponentes reconocieron la asignatura pendiente de la comunicación para ‘vender’ lo que se está haciendo y, como reto, saber que incrementar la colaboración implica confianza y mejora de la comunicación.

Para el experto, que es psicólogo como primera formación, las empresas tienen que tener hábito de apoderar a sus directivos, pero éstos tienen que estar motivados. «Lo peor -valoró- es delegar en alguien que no cree en ello. Tienen que tener predisposición». Explicó como en los proyectos en los que ahora está inmerso se reúnen 'virtualmente' y sólo cada 5 meses han un encuentro presencial.

Novo se mostró convencido de que allá dónde se vaya a hacer innovación tiene que existir un 'ecosistema innovador'. Así, además de las empresas interesadas, tiene que contarse con la Universidad e incluso acudir a empresas de otros sectores para lograr una cadena de valor. Cuanto más se pueda extender la red colaborativa mayores serán las ventajas, en su opinión. Además, en cuanto a la transformación digital, hay que asumir que tiene que estar en el día a día de las empresas, lo que supone esfuerzos para las grandes, pero sobre todo para las pequeñas. «Vivimos un proyecto de 'Big Data' con General Motors -expuso- que fue un lujo para nosotros porque nos demostró como las grandes corporaciones utilizan también lo que hacen otros y las redes de colaboración como las de los clúster funcionan. Además, este proyecto involucró a varias pyme, que pudieron implantar en sus talleres las tecnologías más actuales. De hecho, muchas de ellas se beneficiaron de importantes ahorros energéticos».

El ponente se decantó por la creación de grupos de trabajo neutrales, en los que «nadie va a vender» y se abordan temáticas generales . «No esperamos subvenciones para hacer propuestas; en IDIA hemos recibido sólo 2.000 euros del Gobierno de Aragón en 2016». En su opinión, debe existir ayuda pública para los clúster, pero la dinámica de subvenciones actual no es la más indicada por las excesivas gestiones que supone.

«No todos losesfuerzos deben ir a la digitalización, pero hay que apostar por ella»

Por último, en cuanto a la transformación digital, Novo se refirió a la polémica existente sobre si todo lo que tienen que hacer las empresas tienen que estar encaminado a ella. Puso como ejemplo las potentes infraestructuras de ingeniería y servicios que ya existen y en las que se investigan y desarrollan tecnologías de todo tipo. «No todos los esfuerzos deben dirigirse a la digitalización, pero si enfrentarse a ello, sobre todo las pymes porque están muy atrás. Los clúster tenemos el papel muy importante de asesorar a nuestros socios»

Gira: una experiencia local

Celia Monsalve, gerente del clúster de automoción de Cantabria, GIRA (que surgió con el apoyo de Sodercán), recordó que este sector supone el 25% del PIB industrial de la región y que la creación de la agrupación de empresas para fomentar la cooperación en el sector ha dado sus frutos «12 años después de su inicio». Se refirió a los años de la crisis, en los que la colaboración en el clúster se resintió «porque, sobre todo las pyme, han estado centradas en sobrevivir».

Monsalve reconoció que el asociacionismo empresarial en Cantabria no ha sido muy fuerte frente al ejemplo contrario de los vecinos del País Vasco y los ejemplos de Europa y Estados Unidos. Sin embargo, en la actualidad «va mejorando» y las empresas se dan cuenta de los beneficios de pertenecer al clúster. Así, en el último Consejo de Administración de GIRA se aprobó la incorporación de cuatro nuevos socios y se han recibido cinco solicitudes de entrada. «Queda mucho por recorrer -dijo Monsalve- pero las empresas que ya participan lo hacen con un porcentaje muy alto de implicación.

Santander Global Metal

Guillermo Barredo, coordinador comercial de Santander Global Meta, se refirió a la experiencia de esta agrupación de ocho empresas del sector metalúrgico cántabro que ya lleva más de un año de funcionamiento y que cuentan con unos 800 empleados. La idea, apoyada por Sodercán, es incrementar la aplicación de tecnologías, aprendiendo nuevas técnicas como el 'factoring' y, sobre todo, apostar por la colaboración entre todas que se dedican a diferentes actividades como la soldadura, calderería, fundición o mecanizado.

En la actualidad, destacó Barredo, se ha llegado a un importante acuerdo con una ingeniería a nivel mundial que no tiene parte productiva en fábricas en Europa. «Les estamos aportando los componentes energéticos para una planta de biomasa que se va a construir en Francia. Han prescindido de otros proveedores y han contado con nosotros», explicó el ponente.

«Las ocho empresas tienen que empezar a trabajar entre ellas; tienen unas ventajas muy grandes, por ejemplo, en logística, obteniendo mejores precios», apuntó Barredo y avanzó que están trabajando en un proyecto muy ambicioso a nivel de instituciones mundiales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos