Reinosa se salva del recorte de los 408 empleos de Siemens Gamesa en España

Entrada a la fábrica de Gamesa en Reinosa./Andrés Fernández
Entrada a la fábrica de Gamesa en Reinosa. / Andrés Fernández
Reinosa

El director de Recursos Humanos de la multinacional avanza a los sindicatos que plantas de fabricación como la de Reinosa quedan excluidas del plan

M. Álvarez / I. Arozamena
M. ÁLVAREZ / I. AROZAMENASantander

Siemens Gamesa abordó este lunes una nueva entrega del serial que inició el lunes de la pasada semana con el anuncio de que hará un recorte de 6.000 empleos de los casi 27.000 que componen la plantilla de la multinacional eólica. El episodio de este lunes se limitó a señalar que la empresa reducirá su empleo en España en un total de 408 trabajadores, sin desvelar aún el reparto geográfico de este ajuste e incrementando así el desconcierto que se vive en el seno de la compañía. El director de Recursos Humanos de la multinacional, Xabier Bengoetxea, avanzó a los sindicatos que no habrá reducción de plantilla en las fábricas, que es el caso de Reinosa. En la factoría cántabra, que da empleo a 266 personas, se fabrican motores para los aerogeneradores. Este mismo año se abordó una reestructuración de personal con contrato eventual que implicó la salida de 50 operarios.

La Federación de Industria de Comisiones Obreras en Cantabria se apresuró a emitir un comunicado en el que valora «positivamente que la planta de Gamesa de Reinosa no esté incluida en los planes de reestructuración del grupo». El sindicato sostiene, según la información obtenida por la empresa, que la medida se centrará en personal de estructura (oficinas o centros de I+D) y no en las plantas de producción. No obstante, CC OO «rechaza cualquier recorte en las plantillas de Gamesa y, como no puede ser de otra manera, estaremos al lado de los trabajadores y trabajadoras de la compañía para poner freno a este duro ajuste».

Fuentes consultadas por este periódico señalan que en realidad el ajuste de plantilla tan sólo va a afectar a 103 empleados fijos en España. Los 305 restantes son trabajadores con contratos eventuales, becarios y personal que estaba en la compañía a través de empresas de trabajo temporal. Buena parte de ellos, aseguran las mismas fuentes, ya han abandonado Siemens Gamesa en los dos últimos meses.

Información a plazos

El director de Recursos Humanos de la multinacional, Xabier Bengoetxea mantuvo este lunes una conferencia con los representante sindicales de los diferentes centros de trabajo existentes en España. Bengoetxea se incorporó el pasado mes de junio a la multinacional para conducir, precisamente, este proceso drástico de reducción de plantilla, con el que la firma quiere recuperar la rentabilidad que ha perdido en los últimos meses. La información que facilitó ayer fue, de nuevo limitada, tras haber protagonizado la pasada semana dos convocatorias no menos atípicas.

La primera conferencia con los sindicatos fue cancelada, después de que protestase el comité europeo de la multinacional Siemens –reclamaba su derecho a ser los primeros en disponer de la información– y en la segunda no se facilitó detalle alguno. Las empresa optó ayer por ocultar el reparto geográfico de ese ajuste laboral, aunque sí anticipó que no habrá reducción de plantilla en las fábricas. Todo apunta a que los ajustes se realizarán en las áreas de servicios, mantenimiento y también en el área de ingeniería.

Salvar Miranda

El anuncio de que no habrá impacto en las factorías españolas supone, además, mantener en actividad la fábrica de palas de Miranda de Ebro, que atraviesa muchas dificultades desde 2010 que el pasado mes de septiembre se daba como segura candidata al cierre. Fuentes consultadas señalan que al menos en el arranque del próximo año se mantendrá la producción –tiene en torno a 140 empleados–, aunque su futuro sigue en el aire.

Su reducida dimensión y la imposibilidad física de ampliar las instalaciones condena a esta factoría a producir palas de reducidas dimensiones, destinadas a los generadores menos potentes. Un producto que, precisamente, está en declive.

Mientras tanto, desde los sindicatos UGT y ELA se exigió este lunes el mantenimiento del empleo, al tiempo que reclamaron la aplicación de «medidas no traumáticas» –prejubilaciones y bajas voluntarias incentivadas– en el caso de que la compañía decida hacer efectivo el ajuste. En esta línea, fuentes sindicales mostraron su malestar tras conocer que Siemens otorgó a sus empleados en alemanes en el momento de la fusión una salvaguarda de garantía de empleo. Así, ese acuerdo impide despedir trabajadores alemanes de la compañía durante los próximos tres años y las salidas debe ser, en todo caso, de carácter voluntario. Gamesa, por el contrario, se negó a conceder una garantía de este tipo a sus empleados en España, lo que les coloca ahora en una posición de desventaja frente a sus compañeros germanos.

Las negociaciones entre la empresa y los sindicatos para intentar pactar las condiciones de salida de los empleados en España comenzarán el próximo 23 de este mes.

La Bolsa volvió a castigar la cotización de Siemens Gamesa, con un descenso en la cotización de sus acciones del 3,18%, para terminar la jornada en 10,22 euros por título.

Fotos

Vídeos