Apenas un 35% de las empresas españolas tiene medidas reales de conciliación

  • Ocho de cada diez mujeres manifiestan haber tenido alguna barrera a lo largo de su trayectoria profesional atribuible únicamente al hecho de ser mujer, según un estudio elaborado por Esade

Conciliar es una de esas bonitas palabras que suena más a utopía que otra cosa. Así queda de manifiesto en el estudio 'Equilibrio de género en las empresas españolas' elaborado por Esade. Y es que en pleno siglo XXI todavía uno de cada dos negocios considera la conciliación familiar un “problema” que tienen las mujeres. Esto es lo que creen un 53,8% de un total de 152 directivas consultadas, frente a un 35,1% que piensa que sus organizaciones la ven como una medida para generar una mayor productividad.

Y es que son una aplastante mayoría, ocho de cada diez, las que manifiestan haber tenido alguna barrera a lo largo de su trayectoria profesional atribuible únicamente al hecho de ser mujer. La principal que hay todavía en el mercado laboral es la desigualdad salarial, para un 40% de los casos. Y, en segundo lugar, están los problemas para conciliar vida personal con la profesional, algo que les ha afectado a un 24% de las directivas interrogadas. Apenas un 20% de ellas ha tenido la suerte de no haber tenido ninguna barrera de género.

Como solución, casi dos tercios señala que el remedio pasa por la implantación de políticas internas de igualdad de género y una de cada tres estima que la clave está en que ellas mismas ganen autoconfianza y decisión. Algo que todavía está lejos de ser una realidad, si se tiene en cuenta de que no llega ni al 30% el porcentaje de empresas españolas que ya están afrontando el equilibrio de género como un tema estratégico para el negocio y cuenta con medidas para lograrlo promovidas por el primer directivo de la organización.

Esto hace ver que aún queda mucho camino por recorrer, pero la buena noticia viene de la mano de la familia, que parece estar evolucionando más rápido en este terreno. Así, casi un 83% de las mujeres consultadas se siente muy o totalmente respaldada por su pareja en el momento de tomar decisiones referentes a su trayectoria profesional y un 66% dice compartir con ella las responsabilidades del hogar, pero solo un 4,4% las deja a cargo de su cónyuge mientras que un 28,9% reconoce que las tareas domésticas y el cuidado de la familia, tengan o no ayuda externa, recaen principalmente en ellas mismas.