Vista aérea de la empresa
Vista aérea de la empresa / Javier Rosendo

Forjas de Cantabria estrena dueños tras adquirir Noray la participación mayoritaria

  • Sodercan ha impulsado el proceso para revertir el cierre de Forjas acordado por su propietaria COMFORSA y mantener sus 22 empleos

COMFORSA ha transmitido este lunes en Reinosa su participación mayoritaria en Forjas de Cantabria (94% del capital social), por un precio simbólico de un euro, a Noray que asume la dirección y gestión.

El secretario de Empresa y Competitividad de la Generalitat de Cataluña, Joan Aregio, y una alta representación de la catalana COMFORSA, representantes de la adquiriente Noray, han formalizado este lunes en Reinosa la transmisión y los restantes acuerdos que van a permitir la continuidad de Forjas de Cantabria.

La operación, que permite mantener los 22 empleos y la actividad de la planta de la comarca campurriana, se ha realizado en presencia del consejero delegado de Sodercan, Salvador Blanco, y el alcalde de Reinosa, José Miguel Barrio, según ha informado la Sociedad de Desarrollo Regional.

Blanco ha mostrado su satisfacción porque el acuerdo firmado "garantiza el futuro para Forjas" después de un año de intensas negociaciones "intentando que Forjas de Reinosa no sea historia, sino que sea un presente con mucho futuro".

Joan Aregio ha señalado que "hoy es un magnífico día" que culmina un camino "que no ha sido sencillo". Ha resaltado también que, desde primer momento, el gobierno cántabro y el catalán "tuvieron claro que había abordar la situación de manera que permitiese la continuidad de Forjas" y se ha mostrado seguro de que "Forjas, de la mano de los nuevos accionistas, va ser una empresa que va a tener un gran futuro".

Por su parte, el alcalde de Reinosa ha calificado esta firma como una "buenísima noticia" y como "el principio de una continuación hasta el infinito" para la empresa campurriana y sus 22 trabajadores que "han pasado momentos muy críticos".

Para estos empleados, el regidor ha tenido también palabras de reconocimiento, al indicar que "su excelente profesionalidad ha facilitado mucho" el acuerdo alcanzado.

Antecedentes

Sodercan ha recordado en un comunicado que esta operación deriva del acuerdo adoptado por el grupo industrial catalán COMFORSA, que decidió en su Consejo de Administración de marzo de este año el cierre y liquidación de Forjas.

La sociedad cántabra ha indicado que "este acuerdo fue adoptado con la frontal oposición de Sodercan, que ha venido trabajando desde entonces en la búsqueda de un nuevo inversor".

La total vinculación de Forjas con su matriz, COMFORSA, imponía llegar a acuerdo previos con esta empresa pública catalana que permitiesen al potencial inversor disponer de un periodo de transición al mercado necesario para diversificar su cartera de clientes e implementar un proyecto de futuro para FORJAS.

Así, Sodercan ha relatado que las negociaciones cristalizaron en preacuerdo firmado el pasado mes de junio por Forjas, COMFORSA, Sodercan y Avança denominado 'Declaración de intenciones relativa a la compraventa de acciones de Comercial de la Forja, S.A. y de participaciones de Forjas de Cantabria, S.L. y Acuerdos complementarios'.

En el documento, se plasmaban una serie de acuerdos interrelacionados entre sí que requerían de una "aceptación singular y conjunta" y que se concretaban en un acuerdo comercial, un acuerdo para la transmisión de acciones y participaciones de Sodercan en COMFORSA y de COMFORSA en Forjas y un acuerdo de reconocimiento de deudas y pago a COMFORSA.

Acuerdo de interés público

Posteriormente, en el mes de junio, el Consejo de Administración de Sodercan primero y el Consejo de Gobierno acordaron declarar el interés público y económico para Cantabria del proyecto de desarrollo del acuerdo para la continuidad de Forjas.

El acuerdo suponía la adquisición por parte de COMFORSA de las acciones de Sodercan por un precio total de 750.000 euros," una valoración muy superior a su valor de mercado, siempre que ese precio se destinase a cancelar un préstamo participativo que Forjas adeudaba a COMFORSA, por un importe total de 600.000 euros, y destinándose el remanente a inversiones necesarias para el arranque de la actividad", ha indicado Sodercan.

En este contexto, Noray, empresa consultora cántabra que había asistido a Sodercan en las negociaciones del preacuerdo en base a su dilatada experiencia y amplio conocimiento sectorial del mercado objetivo de Forjas, se configura, con el apoyo de los trabajadores, como la mejor opción para asumir el control de FORJAS e impulsar un proceso de diversificación de su cartera que permita mejorar su posicionamiento y articular una solución definitiva que reporte estabilidad y futuro a sus trabajadores.

En este escenario, que pivotaba ya sobre Noray, las negociaciones entre todos los agentes implicados con COMFORSA prosiguieron con objeto "fortalecer el equilibrio, la solidez y la viabilidad de la operación y dotar a Forjas de la financiación que precisa para llevar a cabo este objetivo".

Esta segunda ronda de negociaciones ha culminado con una dotación financiera de 300.000 euros por parte de COMFORSA y una financiación de análogo importe por parte de Sodercan, una financiación instrumentada vía préstamo que fue aprobada el pasado 13 de octubre por el Gobierno de Cantabria, así como la constitución de un Fondo de Contingencias por igual importe. COMFORSA, a su vez, se ha comprometido a otorgar determinadas garantías en favor de los trabajadores.

Todos estos acuerdos, junto con los de la declaración de intenciones, son los que este lunes se han firmado en Reinosa.