"La carga de trabajo de la planta de Sidenor en Reinosa está por debajo del 50%"

Interior de la planta de Sidenor en Reinosa.
Interior de la planta de Sidenor en Reinosa. / Blanca Carbonell
  • El sindicato USO lanza un mensaje de auxilio ante el "preocupante" futuro del grupo siderúrgico y la "grave" situación en que se encuentra la planta cántabra

El sindicato USO ha lanzado este jueves un S.O.S. ante el "preocupante" futuro del Grupo Sidenor en general y la "grave" situación en que se encuentra la planta cántabra de Reinosa, donde la carga de trabajo se encuentra en la actualidad al 50% de la capacidad productiva, y con la actividad en la fundición "parada" y "sin visos de arrancar".

Miembros de la federación de industria de la Unión Sindical Obrera han alertado de esta coyuntura en una rueda de prensa en la que han reclamado unidad de todos los sindicatos, y han exigido compromisos concretos a la dirección y, también, a las administraciones, como al Parlamento y al Gobierno de Cantabria.

Entre las medidas solicitadas por USO destaca la presentación urgente de un plan industrial, para el todo el grupo -que suma 2.500 empleos directos- y para la factoría campurriana -que cuenta con un total de 755 trabajadores-, de forma que "toda" la plantilla mantenga su actividad.

Y a continuación, exigen otro plan, con producciones estratégicas de futuro, para no "parchear" la situación actual, sino para dar "una salida" y que ésta no sea "coyuntural".

En este sentido, desde USO estarían dispuestos a estudiar, analizar y llegar a un acuerdo ante un posible Expediente de Regulación de Empleo (ERE), a aplicar en todo el grupo, siempre y cuando sea temporal y no tenga consecuencias "traumáticas" para los trabajadores, evitando así que "terminen en la calle", y con el que se garantice, además, la viabilidad futura de Sidenor.

Lo han expresado así, ante los medios, José Vía Iglesias, representante de la Federación Estatal de Industria de USO, y Jesús Mari Vicente, también miembro de esa agrupación y asesor y coordinador de las negociaciones en el Grupo Sidenor.

Acompañados por la secretaria general del sindicato en Cantabria, Mercedes Martínez, han indicado que la situación "difícil" y de "gran preocupación" por la que atraviesa la planta reinosana obedece a los niveles de carga de trabajo, que son "los más bajos" del conjunto de fábricas del grupo.

Y han avisado que de seguir así, no se va a poder "mantener" la factoría, salvo que se apliquen políticas de reactivación de la actividad y se incrementen los pedidos.

Al respecto, han detallado que la línea de laminación está al 50% de su actividad; la de grandes piezas y cilindros, al 30%; la de cigüeñal, al 60%; y la de montaje de componentes y bienes de equipos, al 35%, con lo que la media de la carga productiva se sitúa a la mitad o incluso "por debajo". Así, mientras esta fábrica está "semiparada", la de Azcoitia, en Guipúzcoa, casi tiene "actividad plena", y se prevé que para finales de año aumente la jornada de trabajo, pese a que su fabricación se podría hacer en Cantabria.

A ello se suma un "encadenamiento de averías" en las instalaciones de Reinosa, por "falta de inversiones" y "nulo mantenimiento" de la actividad y la maquinaria, que ha propiciado situaciones como que entre septiembre y octubre haya estado parada durante "23 días" la producción en un horno por una fallo en un transformador, tiempo que para el sindicato resulta "excesivo" cuando se trata de una avería de estas características.

Por todo eso, desde USO quieren "hechos", "compromisos" y "acciones", y no "proclamas para la galería", como las que a su juicio ha hecho el nuevo director general de Sidenor, José Antonio Jainaga, al que han afeado que no haya formulado "ningún planteamiento serio" y, también, que "mantenga al margen" a los sindicatos.

Igualmente, le han acusado de que "nunca ha querido la planta de Reinosa". "Si tuviera comprador, la largaría", han manifestado los representantes de USO, que quieren que esta planta "se mantenga dentro de Sidenor". En relación con esto último, han advertido de que no aceptarán el cierre de la planta o "parte" de ella, "ni en diferido ni con voladuras controladas", han apostillado.

"Menos comidas y más hechos"

Y al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, le han reprochado asimismo sus "proclamas" y le han pedido que venda "humo". "Menos comidas, menos mesa y mantel, y más concreciones", le han exigido, al tiempo que han reivindicado "acuerdos con medidas concretas", para dar viabilidad a la planta, desde el punto de vista de la actividad y el empleo, evitando la "desertización" de la comarca de Campoo-Los Valles. "Cantabria necesita una apuesta clara por su industria" con "más recursos económicos", han sentenciado los portavoces de USO.

A nivel del Ejecutivo regional PRC-PSOE, han solicitado acuerdos concretos del Consejo de Gobierno, y han pedido que la empresa pública Sodercan, dependiente de Vicepresidencia y la Consejería de Investigación y Universidades, Medio Ambiente y Política Social que dirige el PSOE, pase a estar adscrita en la Innovación, Industria, Turismo y Comercio, en manos de los regionalistas.

A sus ojos, esta unificación es "un clamor" y quien "gestione políticamente" la entidad pública "es su problema, no nuestro", han remachado.

Por otro lado, a los distintos sindicatos con representación en todas las factorías del Grupo Sidenor (que también cuenta con plantas en País Vasco y Cataluña) USO les ha pedido que den "un paso al frente", y han apelado a la unidad sindical para defender todos los centros, incluido el de Reinosa, que "aportó muchísimo al grupo en su momento". En caso contrario, de no apoyar la factoría campurriana (o pretender que se quede solo con la línea de laminación), promoverán movilizaciones, han avisado.

Para finalizar, han indicado que no han mantenido hasta ahora ningún encuentro con Jainaga, aunque le han solicitado una reunión.

Según datos aportados por los representantes de la federación de industria de USO, la planta cántabra cuenta con 586 trabajadores fijos, 40 eventuales, y 9 con contrato relevo, que suman 635 puestos directos a los que hay que añadir 120 de las diferentes contratas. Esto eleva el total a 755 operarios. Con los indirectos e inducidos, el empleo que propicia Sidenor se eleva a los 2.265, cifra cercana a los 2.500 empleos directos en todo el grupo.