Las eléctricas dan por liquidado el bono social tras la sentencia del Supremo

Parque eólico en Navarra.
Parque eólico en Navarra. / R. C.
  • El presidente de Enerclub, Borja Prado, sostiene que es un sitema "mal hecho y repartido" y apuesta por su "transformación" cuyo coste deberá ser asumido por el Estado

Las grandes compañías eléctricas están seguras de que la sentencia del Tribunal Supremo, en la que se obliga al Estado a devolver hasta 500 millones de euros por la financiación del bono social de la luz desde 2013, provocará un cambio en el sistema de ayudas eléctricas para las familias vulnerables. Esa será una de las 'patatas calientes' con las que tendrá que lidiar el futuro ministro de Industria, una vez que se forme Gobierno este fin de semana. Porque para Borja Prado, presidente de Enerclub -la organización que agrupa a firmas como Endesa, Iberdrola o Gas Natural Fenosa, entre otras-, el actual sistema "está mal hecho y repartido".

El actual responsable de esta asociación ha apostado por "transformarlo para que tenga sentido" y que beneficie "realmente a quien lo necesite". Es decir, que el Gobierno cambie los criterios para que determinados colectivos se puedan aplicar un descuento del 25% en la parte del consumo de la factura, y salgan de este grupo algunos como las familias numerosas -todas se benefician, independientemente de sus ingresos- o las segundas residencias. El también presidente de Endesa ya ha inssitido en varias ocasiones en modificar el uso del bono social adaptándolo a la renta de quienes lo perciban, para hacerlo más justo.

En cualquier caso, el Ejecutivo que se conforme este fin de semana deberá decidir cómo ejecuta el fallo del Alto Tribunal que obliga a reintegrar a las grandes compañías unos 220 millones de euros por año, desde mediados de 2013. "Habrá que hacer un esfuerzo y buscar nuevas soluciones", ha afirmado Borja Prado, quien no ha descartado que este coste lo pueda asumir la Hacienda Pública, vía presupuestos, o en última instancia los consumidores a través de un pago en su factura. De hecho, el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien ha asumido las funciones del exministro José Manuel Soria en Industria, ha indicado que cumplirá "evidentemente" la sentencia del Supremo , insinuando incluso que será complicado recurrir este fallo al tratarse de la más alta instancia judicial española la que lo ha determinado.

Desde Enerclub ya le han puesto varias tareas pendientes al nuevo Gobierno en materia energética. Además de solucionar el problema del bono social, deberá decidir cuál será el nuevo margen de comercialización que se llevan las eléctricas con el precio regulado (Precio de Venta al Pequeño Consumidor -PVPC), así como la posibilidad de recibir ayudas por la producción de carbón, los pagos por capacidad de las centrales que actúan como respaldo o el desarrollo de una legislación "que ayude a acometer inversiones", como por ejemplo en el ámbito de las fuentes de energía renovables.