La plantilla de Columbia continuará con la movilización si no se revierten los despidos

Trabajadores de Columbia, en Reinosa, ante la sede de la empresa durante la huelga.
Trabajadores de Columbia, en Reinosa, ante la sede de la empresa durante la huelga. / DM .
  • Tras la huelga general del lunes han convocado una concentración el dia 2 de diciembre en la plaza del Ayuntamiento de Reinosa

La protesta contra los ocho despidos aplicados por la dirección de la planta de Columbia Cintas de Impresión ubicada en el polígono industrial de Reinosa se mantendra si la empresa de Ilunion, el grupo industrial de la ONCE, no reconsidera su decisión. Tras el éxito de la jornada de huelga del lunes, secundada por toda la plantilla, el presidente del comité, Juan Carlos Cuevas (UGT), anunció ayer que seguirán más movilizaciones "hasta que la empresa no nos presente un plan de viabilidad que no se base exclusivamente en despidos y en recortes salariales y laborales". En este sentido, los trabajadores han convocado para el próximo viernes, 2 de diciembre, una concentración en la Plaza del Ayuntamiento de Reinosa a las 18.00 horas.

Columbia Cintas de Impresión es un centro especial de empleo que recibe subvenciones por ocupar a personas con discapacidad ("no para despedirlas a su antojo", censuró el presidente del comité).

Los trabajadores de la planta reinosana, dedicada a la fabricación, distribución y comercialización de cintas de impresión, tóner y productos informáticos, se dieron cita a primera hora del lunes en la puerta de acceso de la fábrica y luego se trasladaron a Santander, donde se concentraron en señal de protesta en Santander ante la sede de la ONCE , copropietaria de Columbia Cintas de Impresión.

Goteo de despidos

Según precisó Cuevas "no podemos tolerar este goteo de despidos que se están produciendo desde hace dos años, donde hemos pasado de una plantilla de 90 trabajadores en el año 2014 a sólo 52, después de los ocho nuevos despidos decididos de manera unilateral por la empresa".

El presidente del comité aseguró que "los trabajadores no somos ajenos a las dificultades existentes y no nos hemos cerrado a la negociación pero toda negociación debe girar en torno a un plan de viabilidad serio y riguroso".