"La gente está muy preocupada y lo ve todo muy chungo"

Un cigüeñal gigante fabricado en Reinosa.
Un cigüeñal gigante fabricado en Reinosa. / Celedonio Martínez
  • Los representantes de los trabajadores palpan el ambiente tras recorrer los talleres informando sobre las peculiaridades del ERTE presentado por la dirección y tratando de aclarar en lo posible las dudas

El día después del anuncio de los planes de Sidenor para la planta de Reinosa fue una jornada de intensas explicaciones en la factoría cántabra. Los representantes de los trabajadores recorrieron los talleres informando sobre las peculiaridades del ERTE presentado por la dirección y tratando de aclarar en lo posible las dudas. Y todo ello bajo un panorama nada halagüeño. «El ambiente es malo, hay una gran preocupación por el futuro y la gente lo ve muy chungo». Este es el juicio de un trabajador de 57 años que entró como aprendiz y que prefiere, como el resto de los consultados por El Diario, que su nombre no quede reflejado.

«La preocupación es general, por que estas cosas ponen en cuestión todo: el empleo y, también, el futuro de la fábrica y el de toda la comarca». Como el comité de empresa, este trabajador de oficinas lamenta la falta de un plan de futuro para la factoría campurriana. «Necesitamos un documento que diga donde estamos y, sobre todo, a donde queremos ir, que es lo que va a hacer esta fábrica en los próximos años».

«Nosotros sabemos trabajar: lo que necesitamos es que la dirección se ponga las pilas, traiga encargos o, por lo menos, que reparta de un modo adecuado los existentes», asegura otro operario del tren de laminación, uno de los talleres de Reinosa sobre cuyo mantenimiento o traslado a Azcoitia tiene que pronunciarse en breve Sidenor.

Marta del Barrio, sindicalista de CSI-F, encontró a los trabajadores «preocupados» tras la notificación del ERTE. «Hemos estado todo el día recorriendo los talleres y explicando lo que hasta ahora sabemos sobre el expediente, sobre todo los modos de aplicación y el hecho de que, aunque el 100% de la plantilla va a estar incluido en él durante sus dos años de vigencia, eso no quiere decir que todos acaben regulados en el 75% de su jornada laboral. El ERTE, si se aprueba, se aplicará en función de cada puesto de trabajo; unos pueden estar un 10% de su jornada y otros un 50% y algunos, yo espero que los menos o casi nadie, un 75%», explicó Del Barrio, que junto al resto de los miembros del comité estudian desde ayer el ERTE.

«La plantilla está expectante», asegura Carlos García París. El sindicalista indica que desde USO se había planteado la posibilidad de realizar algún tipo de movilización, «pero el ánimo de los trabajadores está dividido: por un lado hay un poco de temor y por otro ánimo de movilización. Eso te lleva a parar un poco antes de hacer movilizaciones, porque no sabes como te va a responder la gente», ha argumentado García París.