"Uno de los consejeros reconoció que Sodercán iba a cerrar Nestor Martin por cuestiones políticas"

"Un consejero reconoció que Sodercán iba a cerrar Nestor Martin por cuestiones políticas"
/ D. Pedriza
  • Andrés de León y Jesús Lavín comparecen ante la comisión parlamentaria negándose a responder preguntas pero leyendo sendos comunicados en los que eluden su responsabilidad en la caída de Ecomasa- Nestor Martin

Los dueños de Ecomasa- Nestor Martin, Andrés de León y Jesús Lavín, ilocalizables durante las dos últimas semanas, han comparecido esta tarde ante la comisión parlamentaria que estudia el desarrollo del caso que ha supuesto para las arcas públicas cántabras una pérdida de 21 millones de euros. Una cifra que no se corresponde con la realidad de acuerdo a sus intervenciones. Ambos, aconsejados por sus abogados, han ejercido su derecho a no responder pregunta alguna pero han leído dos declaraciones en las que exponen su versión de los hechos.

En ellas, ambos empresarios han destacado la ilusión puesta en un proyecto en el que creían por sus “posibilidades de futuro” y en el que han invertido su propio patrimonio, según han señalado.

Todas las disposiciones económicas “fueron aprobadas previamente, fiscalizadas en su ejecución y justificadas posteriomente además de utilizadas para los fines indicados”, ha dicho León. “Es radicalmente falso que hayamos causado un desfalco de 18 millones de euros”.

También ha hecho referencia al dinero invertido por los trabajadores que “no era tal” y cuya demanda “ha quedado sobreseida”. “La media de remuneración a los empleados era un 40% superior a la establecida en el Convenio del Metal” y “se abonaron regularmente todas las pagas”, todo ello “en una situación económica delicada y estando en periodo de formación para un trabajo para el que no estaban cualificados”.

En este sentido, León ha invitado a “entender las buenas relaciones entre Nestor Martin y el PSOE”, preguntándose “por qué el proyecto sigue generando puestos de trabajo pero en Soto de la Marina en lugar de Maliaño”. “¿Por qué se dejó caer la compañía y en lugar de hacer la última inyección de dinero para salvarla? ¿Por qué se convenció a los empleados para empezar una querella en mitad del periodo electoral que supuso el inicio de la quiebra de confianza de los clientes? ¿Por qué los políticos salieron a decir que era inviable?”

Ante estas preguntas lanzadas a los miembros de la comisicón, León ha sugerido que “pregunten a Salvador Blanco o lean de nuevo la declaración de los trabajadores y pregúntense quién ha salido beneficiado con la caída de Nestor Martin”. Más aún, en este sentido ha reconocido que “uno de los consejeros me confesó que Sodercán iba a cerrar la compañía por razones políticas”.

Andrés de León ha finalizado haciendo una defensa de Ignacio Diego, al que ha calificado como “valiente, tenaz y comprometido con su tierra”, indicando que los ataques contra el ex presidente por parte de los trabajadores “solo se entiende desde el sectarismo contrario al Partido Popular”.

Más breve pero en la misma línea se ha expresado Jesús Lavín, también leyendo un comunicado y negando que “estuviera desaparecido como se ha dicho en los medios”.

En sus declaraciones ha reafirmado a su socio, indicando que los 3 millones aportados por los trabajadores “nunca salieron de sus bolsillos ni de sus indemnizaciones” y achacando al cambio de gobierno “el final del apoyo recibido” y el inicio “de los ataques públicos que suponen una perdida de confianza” por parte de los clientes.

“Además -añadió- los trabajadores deciden querellarse contra nosotros, con declaraciones llenas de falsedades y utilizando a la prensa como altavoz". Tanto León como Lavín han celebrado que dichos trabajadores “empiecen a darse cuenta de quién está detrás de la caída de Ecomasa” y de que han sido “utilizados como un arma electoral”.

Frente a los comparecientes, los portavoces de los distintos grupos políticos han ido planteando sus preguntas, sabedores de que no habría respuesta,