Sniace amplía su capital en 11,6 millones para hacer frente a su falta de liquidez

Instalaciones de Sniace en Torrelavega que volvieron a la actividad en octubre del año pasado. :: l. Palomeque
Instalaciones de Sniace en Torrelavega que volvieron a la actividad en octubre del año pasado. :: l. Palomeque
  • La sociedad advirtió ayer a la CNMV de la grave situación de la sociedad por "el desequilibrio patrimonial" y "la incertidumbre sobre la continuidad del negocio"

Sniace ha comunicado ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores una ampliación de capital por 11,6 millones de euros para hacer frente a su plan industrial ante la falta de liquidez. La compañía aspira a que con esta operación pueda hacer vencer los riestos que se avecinan sobre su futuro, ya que considera que está en peligro la continuidad del negocio por el desequilibrio patrimonial, así como la ejecución del plan de viabilidad y las inversiones previstas. Esta situación se produce tras el anuncio de que había revisado su plan de viabilidad en la que reconoció un desajuste de 13,6 millones de euros en el presupuesto consolidado del grupo correspondiente al ejercicio 2017, lo que supuso convertir 10,8 millones de beneficios en unas pérdidas de 2,8 millones.

Tras recibir la aprobación de la CNMV, Sniace prevé que el periodo de suscripción preferente comience el próximo 24 de marzo y finalice el 7 de abril de 2017. A continuación, si quedasen acciones sobrantes, ha anunciado que se abrirá el periodo de asignación de acciones adicionales hasta el día 18 de abril.

El presidente de la compañía, Blas Mezquita, explicó que este nuevo refuerzo de capital "está encaminado a consolidar el proyecto industrial de Sniace, tal y como estaba concebido en el plan de viabilidad, y a hacer frente al incremento de producción de celulosa".

La completa suscripción y desembolso del aumento de capital objeto de la nota sobre las acciones sería suficiente para solventar las necesidades de circulante del grupo durante el ejercicio 2017.

Los riesgos

Sniace explicó a la CNMV que el grupo tiene un fondo de maniobra negativo a 31 de diciembre de 2016 por importe de 19,1 millones de euros por lo que el capital circulante del que dispone no es suficiente para cubrir las necesidades de negocio durante los próximos 12 meses. La sociedad se encuentra a la fecha del presente documento en negociaciones con titulares de deuda de carácter privilegiado con los que aún no se ha alcanzado acuerdo alguno para el fraccionamiento y aplazamiento de la deuda de la que son titulares y que en conjunto asciende a 26,5 millones de euros.

Desviaciones del plan

Sniace también comunicó las desviaciones en le ejecución del plan de viabilidad y recordó los retrasos que se habían producido en la puesta en marcha de la planta de celulosa, que arrancó en octubre del año pasado, así como la avería que provocó la paralización durante unos 15 días. "Ambos efectos combinados han supuesto un retraso acumulado de aproximadamente 5 meses frente a lo inicialmente previsto con el consiguiente impacto en la cuenta de resultados del grupo", reconoce la compañía que añade que se han producido desviaciones relevantes en el importe destinado a las actividades preparatorias a llevar a cabo en las instalaciones para posibilitar su puesta en marcha.

Frente a un presupuesto inicial de 1 millón de euros, el grupo ha precisado llevar a cabo inversiones adicionales por importe de 2,4 millones de euros para adaptar las instalaciones de producción de celulosa y energía a los rendimientos y nivel de calidad previstos en el citado plan.

Tres millones para el GIC

Otra cuestión de la que también se advierte a la CNMV es la del riesgo de no poder hacer frente a los 3 millones de euros que se precisarán, según estimaciones de la compañía, para hacer frente a las adaptaciones de la Gran Instalación de Combustión (GIC) ya que se encuentra incluida en el Plan Nacional Transitorio (“PNT”) para el periodo 2016-2020 aprobado por el Consejo de Ministros en noviembre. La inclusión en este PNT permite contar con un periodo transitorio para poder adaptar las instalaciones de combustión a los límites máximos sobre emisiones.

Sniace también advierte a la CNMV sobre el riesgo de no comparabilidad y representatividad de la información financiera histórica y sobre el riesgo de suscripción incompleta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate