USO alerta de «graves consecuencias» si Solvay no elimina el uso del carbón

Imagen de la planta de Solvay en Barreda./Luis Palomeque
Imagen de la planta de Solvay en Barreda. / Luis Palomeque

El sindicato pide una «transición energética de verdad» para que la factoría de Barreda cumpla con los mandatos de Europa | Cifra la inversión necesaria en cien millones de euros

DM .
DM .Santander

USO ha alertado hoy de las «graves consecuencias» para el empleo y la competitividad de la factoría de Solvay en Barreda, «si la planta no afronta ya una transición energética de verdad y sin parches para eliminar el uso del carbón». El sindicato estima que para llevar la eliminación de este combustible fósil se necesitaría realizar una inversión de 100 millones de euros.

El delegado sindical en la factoría, José Vía Iglesias, ha emplazado al Gobierno de Cantabria a que asuma su «responsabilidad política e impulse las acciones necesarias» para realizar esa transición en menos de diez años, tal y como exige la Unión Europea. Además, ha criticado que desde el Ejecutivo regional se pida al Estado que abra la posibilidad de conceder «prórrogas» para plantas de cogeneración de gas, como la que tiene la compañía en Torrelavega, a la que, según ha precisado, le quedan dos años de vida útil.

«Si el Gobierno cántabro no actúa», Vía Iglesias ha instado a los grupos parlamentarios a «ponerse al frente de esta reivindicación» que, según ha recalcado, «es la garantía del futuro del empleo y la competitividad de la planta, si se quiere mantener la producción actual de carbonato, de un millón de toneladas al año».

«Solvay tiene futuro, pero necesita de fuertes inversiones» José Vía Iglesias | delegado sindical

«Solvay tiene futuro, pero necesita de fuertes inversiones», ha resumido el representante de USO, que ha expuesto en una rueda de prensa la propuesta del sindicato para el abandono progresivo del carbón para potenciar el uso de energías renovables térmicas y la reducción de las emisiones anuales de la planta en más de un millón de toneladas de CO2. No es la primera vez que el sindicato insta al Gobierno a implicarse, ya en diciembre reclamó un pacto por un plan industrial para la fábrica con la implicación de la Administración autonómica y fuertes inversiones.

Ahora, el sindicato propone la construcción de una nueva central de ciclo combinado que produzca entre 150 y 180 megavatios, que ya se contempla en la autorización ambiental integrada que el Gobierno de Cantabria concedió a la empresa. También plantea la construcción de una nueva central de cogeneración de gas con una producción de 50 a 70 megavatios, con una tecnológica más moderna y eficiente para sustituir a la actual, así como la implantación progresiva de energías renovables (como la biomasa o la solar) para generar vapor, que es lo que Solvay necesita para esta factoría.

Vía Iglesias ha advertido que esas inversiones ya se han realizado en las otras dos grandes plantas que la factoría tiene en Europa. También ha defendido que, de llevarse a cabo estos planes, se abriría para la empresa en Torrelavega «un futuro sin sobresaltos para la plantilla -más de 300 trabajadores- en los próximos 25 a 30 años».

«Si no actuamos a tiempo se podría repetir lo que ha ocurrido con la planta de cloro», ha advertido el delegado de USO, quien ha lamentado la «absoluta opacidad» de Solvay en torno a este asunto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos