Bridgestone aprueba su nuevo convenio colectivo

Jornada de huelga del pasado mes de febrero. /Luis Palomeque
Jornada de huelga del pasado mes de febrero. / Luis Palomeque

La firma con los sindicatos UGT, USO y BUB pone fin a unas largas negociaciones durante dos años

Jesús Lastra
JESÚS LASTRA

Bridgestone ya tiene convenio colectivo. Después de dos años de complicada negociación -y unas conversaciones en los últimos meses que incluso devinieron en una jornada de huelga- empresa y sindicatos han firmado el ansiado documento que regulará el marco laboral en las fábricas que el Grupo posee en España, incluido el complejo de Puente San Miguel que da trabajo a 360 personas.

Esta tarde los sindicatos SITB-USO, UGT y BUB han rubricado un nuevo texto en la localidad vizcaína de Basauri con una vigencia hasta el año 2020. Con ello han dado por concluidas unas negociaciones extraordinariamente complejas.

Los sindicatos CC OO y ELA han declinado su apoyo. CC OO había firmado un acuerdo de eficacia limitada durante la presente negociación que dio lugar al inicio de las movilizaciones sindicales por la fórmula de adhesión tácita incluida en el documento, que propiciaba que ese texto afectara a todo el personal salvo negativa expresa e individual de cada empleado.

La corporación ya había advertido en las últimas semanas acerca de la necesidad de alcanzar una paz laboral para que no peligrase el plan de inversiones previsto en España para el próximo lustro.

El presidente del comité de empresa de Puente San Miguel, Luis Ruiz Eguren (UGT), ha explicado a Efe que el acercamiento de posturas ha sido posible tras modificar la empresa la inicial redacción del capítulo dedicado a la flexibilidad laboral, aspecto que SITB-USO consideraba imprescindible para firmar el acuerdo.

Según ha detallado, el nuevo texto introduce «modificaciones léxica» en algunos párrafos al objeto de concretar las causas en que se podrá aplicar la flexibilidad laboral, con el fin de evitar «malas interpretaciones» de este concepto durante la aplicación del pacto.

Por lo que respecta al resto de aspectos, se mantiene lo ya pactado a comienzos de febrero, en especial la garantía por parte de la empresa de que hasta 2019 garantizará las revalorizaciones salariales conforme al Índice de Preciso al Consumo (IPC).

También se incluye en el pacto laboral la transformación de, al menos, 100 contratos eventuales en fijos en los próximos dos años, otra de las demandas principales de los sindicatos para aceptar anteriores textos propuestos por la dirección de Bridgestone.

Ruiz Eguren se ha mostrado satisfecho por la finalización de un proceso negociador que se inició en 2015, durante el cual se han producido diversos acercamientos con la empresa que al final no han cuajado, así como amenazas de medidas de presión, movilizaciones en las fábricas y convocatorias de huelga por parte de los sindicatos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos