Las empresas españolas hallan más trabas al exportar a Francia y Alemania

Coches destinados a la exportación en Alemania. / Reuters

El 17% de las compañías se encuentra con obstáculos para vender sus mercancías en la UE

EUROPA PRESSMadrid

Francia y Alemania son los países que presentan más trabas a las empresas españolas en su actividad exportadora, si bien solo un 17% de las compañías españolas encuentra obstáculos para vender mercancías en la UE, según se desprende del proyecto Línea Abierta Fase XIV, elaborado por CEOE, en colaboración con ICEX España Exportaciones e Inversiones.

El estudio analiza los obstáculos que las empresas españolas encuentran para vender sus mercancías y servicios en la UE, y pone de manifiesto que los mercados con más obstáculos coinciden con los países hacia los que se dirigen la mayor parte de los productos de las empresas españolas. Estos son Francia (45,1%), Alemania (18,3%), Reino Unido (7%) e Italia (5,6%).

Por comunidades autónomas, las empresas que más obstáculos han señalado son las de la Comunidad Valenciana (21,1%), Castilla y León (14,1%), Cataluña (11,3%) y Aragón (también 11,3%).

Sobre los obstáculos que se encuentran las empresas para vender sus mercancías, de las 900 empresas entrevistadas, 153 han detectado 430 trabas que afectan al comercio intracomunitario de sus productos, por lo que solo el 17% de las empresas entrevistadas ha encontrado alguna traba en su actividad exportadora.

Los principales obstáculos

En concreto, una de cada ocho empresas encuentran problemas y una de cada 23 empresas detecta obstáculos comerciales dentro del Mercado Único. Los principales obstáculos comerciales puestos de manifiesto por las empresas españolas a la hora de vender mercancías son los relativos a las normas técnicas.

Si se tienen en cuenta las trabas que encuentran las empresas que venden servicios en el mercado interior, de las 500 empresas entrevistadas, 34 han manifestado alguna en la prestación de sus servicios dentro del Mercado Interior, lo que se puede interpretar como un "buen funcionamiento" del mismo, teniendo en cuenta que éstas representan solo el 7% de todas las empresas entrevistadas.

Los obstáculos principales que detectan las compañías en este caso están relacionados con la libre prestación de servicios.

Con motivo de la presentación del informe, el director del departamento de Asuntos Económicos y Europeos de CEOE, Bernardo Aguilera, ha insistido en que se debe trabajar para evitar los riesgos de proteccionismo y ha destacado que el mercado interior, desde su constitución, ha creado una plataforma inmejorable para las empresas españolas.

Asimismo, ha asegurado que el 73% de las compañías han visto en los últimos cinco años una mejora de sus oportunidades empresariales en el exterior.

El proyecto línea abierta

El proyecto Línea Abierta, que cuenta con el apoyo del ICEX, se puso en marcha en 1993 para detectar los problemas con los que se encuentra la empresa española en sus expediciones a la UE y para tratar de resolverlos.

Con esta iniciativa se pretende que las empresas de España aprovechen el acceso a 500 millones de consumidores y a más de 20 millones de empresas en la UE.

El proyecto persigue como objetivos recoger información sobre los principales problemas que, pese a la realización del Mercado Único, obstaculizan la actividad de las empresas españolas, y buscar la solución a estos problemas en colaboración con las autoridades competentes de las administraciones nacionales o comunitaria.

Fotos

Vídeos